NEW: Introducing Tap. Addictive chat stories for your 📲 Now in 10 languages
DOWNLOAD NOW!

Prólogo

17 0 0

Wendy

Mi nombre es Wendy Longbourn. Podrían mis padres haberme llamado Lizzie, como la protagonista de Orgullo y Prejuicio; pero decidieron llamarme Wendy, como la protagonista de Peter Pan. Mis amigas me llaman Windy y falta como una semana para que cumpla los veinte. Soy huérfana de padres desde que tenía dieciocho, murieron en un accidente de trafico. Lo único que me dejaron fue nuestra casa en Nueva Orleans, donde actualmente vivo, y un fondo fiduciario para mantener la casa y a mi misma.

Podría ir a la universidad, pero he decidido trabajar de camarera en un restaurante. Con todo el dinero no me llega para comprar algún capricho, no pensaron en eso los pobres.

Mis tres mejores amigas, esas que me apodaron desde bien pequeña Windy, dicen que ahora me parezco a esa actriz llamada Lindsy Fonseca desde que me crecieron los pechos. Yo la verdad no sabría decir, ella es hermosa, yo simplemente... Soy yo misma.

Estaría hablando de mi un poco más, pero la verdad es que no se definirme a mi misma.

Vivo en Nueva Orleans como ya dije.

¿Quien no conoce esta ciudad y su historia? Me gusta coger un libro de esos sobre vampiros y que estos sean de mi ciudad. Como las crónicas de vampiros de Anne Rice.

 Trabajo en un bar musical llamado Fangs, es un bar donde abunda la música gótica y la gente con ese estilo. Y os preguntaréis que pinto yo en todo esto. El hermano mayor de una de mis amigas es el dueño por lo que me escogió como su empleada, y la verdad se lo agradezco. Por una parte porque me compró ropa que sólo uso en su bar, ropa gótica claro, y la verdad es que no pensé que me quedara tan bien. La segunda porque puedo tener dinero y comprar los caprichos que he dicho, por suerte no tengo que comprar ropa para el trabajo, Ryan, mi jefe, me la compra él sin problemas, estando yo con él claro. Y la tercera es que si tengo algún problema con los clientes él viene a mi defensa. Me llevo bien con mis compañeros por lo que mi relación con ellos es bueno.

Kyle

Un sueño premonitorio me llevó hasta Nueva Orleans, la cuna del voodoo, la magia negra y las historias de vampiros. En el sueño había una chica, una hermosa chica de ojos azules y sedoso cabello largo de color caramelo, con una sonrisa cautivadora. La había visto con los poderes del agua y de la tierra, los usaba en mi contra, por lo que no quería que una hermosa mujer se enfadara conmigo.

Hacía tiempo que no encontraba alguien con dones. Me costó tres años de dura investigación encontrarlos. Ellos fueron tres chicos, con dones psíquicos, algo diferentes a los míos, pero a fin de cuentas con dones. Al principio nos llevamos un poco mal, pero ahora somos los grandes mejores amigos.

Logan, un loco bajista italiano rubio que bien podría ser un surfista de california. Johann, un chico callado, alemán, algo frío pero cálido cuando le empujas casi a su límite y con pintas de gótico porque siempre iba de negro. Y Marcos, un chico alegre de España. Los tres diferentes entre ellos pero mis actuales pilares para seguir cuerdo con mis sueños y mis dones.

Los tres se habían puesto cabezotas en acompañarme en mi viaje, en busca de la chica de mis sueños, porque se lo conté y ahora se burlan de ello. Gracias a Logan teníamos una casa al lado de la de la chica hermosa, eso era realmente un gran logro.

Marcos consiguió un coche donde cabíamos los cuatro y las maletas de todos nosotros. La casa tenía muebles por lo que no teníamos que mudarnos con todos nuestros trastos, aunque Logan se había empeñado en llevar su bajo con él.

Al llegar al aeropuerto no tuvimos que esperar mucho por el coche, el primo de Marcos ya estaba allí, nos ayudó en colocar nuestras maletas y nos dio las llaves para luego desaparecer dentro del coche de una rubia despampanante.

Cuando nos instalamos en el todoterreno y arrancamos fuimos hacia la ciudad hacia nuestra nueva casa a instalarnos.

Ninguno de los cuatro sabíamos lo que nos deparaba esta aventura, pero teníamos ganas de seguirla, pasara lo que nos pasara.

Soy Kyle Lightman, tengo veintiocho años, y llevo ocho manejando el don del fuego y del viento, y estoy en la ciudad de los vampiros en búsqueda de la chica de mis sueños.

El destino de la DiosaRead this story for FREE!