Capitulo nueve.

1.3K 123 43

Al levantarme el día Sábado lo primero que hice fue ir a donde Chris, necesitaba despejarme y hacer cualquier cosa que pensar en por que Harry se había estado demorando más de dos semanas. Pregunte a Pat y George pero ningúno había tenido una respuesta segura solo habían sido escuetos <debe ser el trabajo> Aquello no servía y tampoco me conformaría.

—Así que, tengo el placer de ver otra vez a Nessa —Saludo Chris.

La casa de sus padres era espaciosa por lo que me pude fijar pero mi visión se debió hacia su torso, desnudo y brillante de sudor. Una toalla reposaba en su cuello.

—Creo que vine en mal momento —me disculpé, mis mejillas estaban rosadas.

—No lo creas, pasa —se hizo a un alado— iré a asearme y estaré aquí cuanto antes.

Solo asentí mientras me sentaba en el sillón marrón de la sala, solo podía escuchar el sonido del agua caer en las baldosas y nada más. Mire mis uñas tratando de encontrar algo entretenido pero no había nada. Mire mi celular viendo dos mensajes, el primero era de Hellen.

<Habrá fiesta en uno de mis amigos ¿Te apuntas?>

El segundo era de Pat.

<Nuevas noticias, Harry reaparecerá en algunas semanas. Según el esta preparando algo para su llegada, el y su mierda ¿Nos podemos ver?>

No conteste ya que algo húmedo caía justo en mi hombro, levanté la vista encontrándome con Chris y su torso desnudo mientras una toalla colgaba de los huesos de su cadera.

—Nessa —susurro.

Dios, si me tiraba a el parecería una perra en celo pero nada podía detenerme. Estaba soltera y no debía cuentas a nadie.

Me puse de pie para sacar mi camisa y dejarla en el suelo al igual que mis pantalones y calcetines, me miro no creyendo que estuviera haciendo esto ¿Era esto lo que quería? Entonces ¿Por qué esa mirada? Retire el cabello de mi hombro para desabrochar el brasier dejándolo caer junto a la otra ropa, al retirar mi braga subí las escaleras deteniéndome en su habitación. Al llegar al filo de la cama sentí sus manos en mi vientre, su pecho pegado en mi espalda sintiendo su hombría ya dispuesta.

Gemí.

Dejo caer mi torso en lo blando de la cama, sus manos paseaban en el interior de mis muslos separándolos. Un leve toque en mi centro me hizo gemir otra vez.

—No sabes cuanto esperé por esto—murmuro.

Sus manos separaron un poco más mis muslos, su mano enredándose en lo largo de mi cabello tirando de el para que lo mirase. Mis ojos se encontraron con los suyos se encontraban achinados mirándome. De pronto lo sentí en mi interior,jadee.

...

Las semanas seguían pasando y yo seguía sin saber nada de Harry o cualquier cosa sobre el, nadie decía nada a menos que lo preguntará pero todo en esta casa era raro.

A cada terminó de hora me iba a la sala de Arte donde estaba Fabbo perfeccionando sus cuadros.

El pasillo de la escuela se encontraba bullicioso al salir de la cafetería, demasiado gente yendo de un lado a otro comentando algo que había sucedido. Me acerque a un grupo de personas que veía el mural del Colegio, al parecer habían publicado algo interesante, haciéndome espacio entre la gente me puse de puntillas para mirar lo que decía aquel papel garabateado.

Baile de Iniciación;

Se invita a todo el alumnado a participar de un agradable momento el día Sábado al medio día en el gimnasio de la escuela. Invita a esa persona especial como tu pareja y disfruta de la mejor música.

Burn.¡Lee esta historia GRATIS!