En su mirada un misterio

13 1 0

el restaurante era igual de lujoso por fuera y por dentro, por dentro estaba mucho mas decorado es muy elegante y sofisticado, habían varios garzones en el centro habá una mesa grande con un mantel color cema, copas y cubiertos. Al parecer estaban todas las familias sentadas solo faltaba la nuestra.

mi padre se sento en la punta de la mesa mi madre a su derecha y yo al lado de mi madre al frente mio estaba un hombre alto, pelo canoso, ojos azules, tono de piel morena, robusto. alado de él había un señora alta delgada, ojos azules, tono de piel blanca, pelo color rubio.

iba a seguir viendolos a todos pero mis ojos se quedaron, pegados en un "Dios Griego" un hombre de ojos azules, que te penetraban con la mirada, unos musculos muy bien marcados, pelo color cobrizo, mandibula ancha y perfilada, tono de piel blanca, labios carnosos. Dios esos labios eran tan apetesibles. El se dió cuenta que lo estaba mirando, por qué me sostuvo la mirada, yo la bajé por que estaba bastante nerviosa.

la cena transcurrió para todos bastante normal, conversaban entre ellos, mientras que yo a ratos miraba a ese hombre, dios es que es tan lindo pero en sus ojos hay algo que aún no logro desifrar. Me empecé a sentir mal mareada y con nauceas-me acerque al oido de mi mamá y susurré-. mamá, no me siento bien, pero tranquila pediré un taxi te llamo cuando llegue-. no espere su respuesta y me levante.-lo lamento mucho pero me tengo que retirar, que lo sigan pasando muy bien, buenas noches-.dije y salí sin más.

al salir senti la fuerte brisa chocar contra mi cuerpo, avance un poco más hasta la orrila a ver si venía algo, el dolor de cabeza y las nauceas aún se intensificaban, me corrí más para atrás.

sentía mis pies como si de gelatina se tratace, me estaba preparando mentalmente para el dolor que se acercaba, iba cayendo hasta que sentí unos musculos que me tomaron con fuerza, yo estaba con los ojos cerrados.

oye, te encuentras bien?-.pregunto una voz ronca.- no muy bien la verdad, estaba esperando un taxi pero no pasa nisiquiera uno.- dije desanimadamente-.venga que te llevo-.dijo él.- no puedo subir a autos de extraños-. dije aun con los ojos cerrados-.el empezo a reír-. que tienes 12?-.preguntó incredulo-.claro que no..-.no me dejó terminar y continuó-. oye, que yo no soy un psicópata-. bueno está bien-.dije resignada por que no me sentía bien. No espero mas y me levanto en brazos como un marido lleva a su esposa luego de haberse casado.- como que ya puedes abrir los ojos-.dijo él.- los abrí y me econtre con esos ojos azules intensos, mire cada detalle de su rostro perfecto. Aproveche y pude oler su perfume.-Mmm- pensé mentalmente esquisito....

Entre el silencio y la verdad¡Lee esta historia GRATIS!