CAPÍTULO IX: Feeling

606 37 2

                 La tensión se podía oler en el aire de la azotea de la universidad - ¿Esto es un chiste verdad? – se aproximaba aquella voz a la protagonista que tomaba su bolso sin quitarle un ojo de encima al confuso Jong Hyun. Alborotando su cabellera este último, suelta un suspiro que tenía atorado – Olvidaba al arrastrado… - murmuraba ante el evidente fastidio al ver al amigo de infancia de su exnovia.

 -          Esto es ridículo, ¿Sientes algo por Mai? – resoplando sus flequillos – Un imbécil no más puede decir estupideces – emitía desafiante el atlético Ryun Jin.

 -          Cuida tus palabras que no estoy hablando contigo – refutaba Jong Hyun.

 -          ¿Y quién dijo que estoy hablando contigo? – interrumpía Mai.

Intentaba analizar aquella idea descabellada que había escuchado Mai, no le encontraba lógica - ¿Por qué decirle a Yong Hwa? – no entendía nada, no le encontraba la necesidad y al ver que sus pensamientos no encontraban una respuesta se cruza de brazos y grita ante la pequeña discusión que se había generado entre los dos jóvenes.

 -          ¿Se pueden callar un momento? Con sus gritos no puedo entender “La estupenda idea” que se le ha ocurrido a este idiota – mirándolo fijamente.

 -          Yo no quiero mentirle a Yong Hwa, él es como un hermano para mí… - enfatizaba Jong Hyun.

 -          ¿Mentirle? ¿De qué hablas?, no entiendo, ¿Para qué decirle?, es mi compañero y un buen amigo pero… No tengo porqué contarle todas mis cosas… - intentaba hilar una conclusión en su mente la joven.

Es en ese momento donde Jong Hyun se da cuenta que su exnovia desconoce totalmente los sentimientos de su amigo - ¿Qué debo hacer? – ahora si su cabeza estaba hecha un lío. Su confusa mente se podía reflejar con claridad en su mirada que intentaba buscar una solución al lío en que se estaba enredando. Apoyándose en la pared, posa su delgada mano en su rostro, sudaba helado al sentirse entre la espada y la pared. Ryun Jin lo observaba en silencio, tampoco entendía el actuar extraño del guitarrista y viendo que Mai se estaba alterando con cada segundo en frente de él, decide llevársela.

 -          ¡Vámonos!, aquí no tenemos nada qué hacer – empujándola desde los hombros.

 -          ¡Espera! ¿Quién eres tú para entrometerte?, aún no he terminado de hablar con ella – tomando del brazo a la joven.

 -          Soy más de lo que crees idiota, no le volverás hacer daño a Mai, yo me encargaré de que no vuelva a tus brazos. – emitía desafiante Ryun Jin.

 -          Yo sabía que sentías algo por ella, era cosa de tiempo solamente – curvaba una sonrisa irónica.

 -          En tu mente retorcida solamente cabe esa posibilidad, por eso nunca valoraste a Mai. Suéltala o no respondo. – sosteniéndola fuertemente del otro brazo.

Maichiru queda mirando a los dos jóvenes con una ceja arqueada, armándose de paciencia, comienza a contar hasta diez, pero no alcanzó a contar hasta tres y ya estaba gritando entre los dos jóvenes que saltan del susto lográndose zafar completamente. Intentaba contener la ira pero ver a Jong Hyun tomándose atribuciones que no debía, y estar al medio de dos hombres que la tomaban como un juguete había colmado su poca y destacable paciencia.

 -          ¡Miren los par de…! - conteniendo las palabrotas en sus pensamientos – Yo no soy juguete de ¡NADIE! Y menos TUYO JONG HYUN, tú no le dirás nada a Yong Hwa porque él no tiene nada que ver en esto, además que no le veo la necesidad – sobando su brazo al quedar marcado los dedos masculinos – Y esto te lo diré una vez solamente, contigo no voy ni a misa ¡¿Entendiste?! ¿O te lo explico con manzanitas? – mirándolo desafiante.

HEY YOU¡Lee esta historia GRATIS!