CAPITULO 10.

51 5 0

NOTA DE LA AUTORA:

Hola mis hermosos lectores!

Me extrañaron? Mejor ni contesten a eso! xD

Bien ps aquí les traigo el capítulo 10. Voten y comenten si les gusto el capitulo y recomienden si les agrada la historia!

Besitos! :*

ALEXIA

-¿Qué tal si te llevo?-. Mi cerebro rápidamente me arroja miles de excusas para rechazar la oferta. Pero no me apetece regresar caminando, ya es muy tarde y ademas esta empezando a hacer frío. Me debato entre que responderle.

-...Ok, esta bien-. Espero haber elegido bien. Caminamos hacía la puerta de su auto y me abre la del copiloto, entro y noto que para ser el auto de un chico, es... muy limpio, no hay olores raros o basura. Da la vuelta al auto y entra. Permanecemos en un silencio que, poco a poco se vuelve incómodo, al menos para mi.

-Gracias por llevarme- le digo solo para romper el silencio.

-Esta bien, no te preocupes, de todas maneras nos dirigimos al mismo lugar- contesta. Oh. No sabía que estudiaramos en la misma universidad. El silencio vuelve pero ahora me doy cuenta que el parece estar sumergido en sus pensamientos.

-¿Te importa si enciendo la radio?- pregunto.

-No, adelante-. La prendo y busco una estación con música.

Encuentro una con "Innocence" de Avril Lavinge así que la dejo ahí y veo por la ventana, pero mis ojos tienen voluntad propia y me encuentro viendo el perfil de Derek, esta mirando hacia el frente y un mechon de cabello cae por su frente y yo solo quiero quitarlo de ahí mientras paso mis manos por todo él. Me fijo en sus manos puestas en el volante, son grandes con dedos largos y me pregunto si toca algún instrumento. De repente el desvía la mirada y me ve comiendomelo con los ojos. Me giro hacía al frente mientras siento mis mejillas arder con vergüenza.

-Ya llegamos- dice. Ahora si que veo realmente por el cristal y veo que ya estamos estacionados. Mis mejillas arden todavía más, bajo del auto y el hace lo mismo.

-Umm, gracias- digo. Porque no tengo idea de que mas decir en este momento. El tiene una mirada divertida en el rostro mientras contesta:

-De nada-.

-¿Qué?- pregunto, porque no deja de verme.

-Nada- contesta, pero veo la diversión brillar en sus ojos. Esos ojos azules, hermosos y... ¡Concentrate!

-¿Qué?- vuelvo a preguntar, mientras me cruzo de brazos.

-Nada, solo... eres una persona muy agradecida- dice sonriendo. Siento la temperatura aumentar de la nada y puedo jurar que estoy roja como un tomate, pero aún así no desvío la mirada.

-¿Prefieres que sea grosera y malagradecida?- pregunto desafiante.

-Yo no lo dije como un defecto, solo decía- contesta con las manos alzadas en señal de rendición. Yo solo me río. El sonríe y me quedo embobada por como su sonrisa lo hace ver todavía mas hermoso de lo que es... ¿Acabo de describir a un chico hermoso?

Al parecer sí.

-Bueno, entonces... supongo que te vere por ahí- le digo mientras me doy la vuelta y empiezo a caminar.

-¡Espera!- medio dice, medio grita si eso es posible.

-¿Sí?- me giro.

-Oye deberías de estar muy, pero muuuy agradecida, no?- me dice mientras se vuelve a acercar mi. Tengo curiosidad de adonde quiere llegar con esto.

-¿Así?, ummm supongo, pero ¿Por qué? tú dijiste que de todas maneras ibamos al mismo lugar- finjo una mirada confusa.

-Sí, pero si yo no hubiese salido en ese momento, hubieses regresado caminando y ya es tarde y, en resumen es... como si te hubiese vuelto a salvar verdad?-.

-¡Oh mi héroe!- digo con fingida emoción mientras volteo mis ojos. Sinceramente es divertido y sigo queriendo saber a donde quiere llegar.

-Exacto, entonces creo que me merezco una recompensa no?- Oh no! Eso si que no. Si cree que soy así de fácil como la tipa que parece pulpo con la que estaba, esta muy pero muy equivocado!

-¿Así? ¿Y con qué, si se puede saber, crees que te recompensare?- le espeto mientras frunzo el ceño.

-Dandome tu número- responde simplemente.

Oh. Era eso. Siento mis mejillas enrojecer por lo que pensé que pediría. Maldición. Nunca me había sonrojado antes. Y llega él y resulta que parezco una estupida colegiala.

-Usted es una señorita muy mal pensada- dice divertido. Bufo porque se esta divirtiendo a mi costa.

-Por supuesto que no. Solo no entiendo para que quiere mi número- le digo siguiendole el juego.

-Bueno al parecer necesita a alguien que la salve seguido y dijo que yo era su héroe así que es lógico no?- me dice mientras besa mi mano.

Oh. Mi. Dios.

Rio nerviosamente.

-Ok, usted gana señor- contesto mientras hago una reverencia o algo parecido. El solo rie. -9982246288- digo rápidamente con una sonrisa pero aún así el lo apunta.

-Nos vemos- rio y me volteo, y esta vez, él no me detiene.

Esta noche no ha ido nada mal, pienso mientras entro a mi edificio. Y por primera vez en mucho tiempo me duermo rápidamente mientras sueño con unos ojos azules en un día de lluvia.

FIN DEL CAPITULO

Bueno mis sexies lectores si les gusto no se les olvide votar y comentar ante todo!

Beshitos y nos vemos en el próximo capitulo mis nobles señores -hace una reverencia- xD

ByeBye! :*

Painful Secrets'¡Lee esta historia GRATIS!