027

10.3K 582 82

Reí junto a Lydia y Stiles al escuchar la estupides que Isaac había dicho, lo observé atentamente

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Reí junto a Lydia y Stiles al escuchar la estupides que Isaac había dicho, lo observé atentamente. Me encantaba esa sonrisa tan brillante que tenia cuando se divertia y esa intensa mirada azul.

- Saben, el otro dia me di cuenta de que... -No pude terminar mi frase debido a que Allison había entrado de golpe.

- Hey chicos -Saludó en general. Observé a Isaac, este tenía su vista fija sobre ella. Instantaneamente mi sonrisa decayó, tenía en claro que Isaac nunca me vería de esa forma, nunca me vería como yo a el. En estos dos años aprendí a soportar esta presión que sentía en el pecho, pero cada vez se volvía más dificil.

- Allison -Habló Isaac, y esta le sonrió. Suspiré y tomé mi chaqueta, les dediqué una mirada a Lydia y a Stiles, ambos estaban enterados de mi situación. Sin despedirme caminé hacia la puerta, que mas daba si no se darían cuenta de mi ausencia. Me coloqué mi chaqueta y seguí caminando hasta la puerta de entrada, la abrí y suspiré cansada. Afuera había comenzado a llover.

- Rocio, Ro... -Escuché que me llamaban. Me giré y encontré a Stiles corriendo hacia mi.

- ¿Qué sucede Stiles? -Cuestioné tratando de sonreir, pero lo único que logré fue una mueca. Stiles se abalanzó sobre mi, abrazandome con fuerza, sin darme cuenta habia comenzado a llorar en sus brazos como una pequeña niña.- Eso es, llora. Llora todo lo que quieras, no me iré de aquí. -Lo abracé con fuerza, las lagrimas seguían saliendo de mis ojos.

- Me duele Stiles, me duele aquí -Señalé mi corazon- Me duele y no sabes cuanto -sollocé. Volví a apoyar mi cabeza en su pecho y continué llorando.

- ¿Rocio? -Giré mi cabeza lentamente y encontré el rostro de Isaac observandome con confusion.

- Stiles, yo debo irme -Este asintió, besó mi cabeza y se dió la vuelta para volver a entrar.

- ¿Rocio? -Volvió a hablar. Traté de secar mis lágrimas y volví a caminar hacia la puerta sin mirar a atrás haciendo caso omiso a sus llamados. Abrí la puerta y salí sin importarme que la lluvia me mojara, miré al cielo y las lágrimas comenzaron a caer. Coloqué mis manos en los bolsillos de la chaqueta y caminé en dirección a mi apartamento.

- ¡Rocio! ¡Esperá! -Escuché el grito de Isaac sobre el ruido que provocaban las gotas al golpear el suelo. Aceleré el paso pero fue inutil porque en poco segundos Isaac se encontraba a mi lado tomandome del brazo. Estúpidos genes de hombre lobo.- ¿Que te sucede? -Su rostro lucía preocupado, sus risos estaban pegados sobre su frente debido a la lluvia.

- Nada, sueltame debo irme -Traté de soltar su agarre.

- No hasta que no me digas que te sucede, ni siquiera te despediste. -Suspiré frustrada.

- ¿Quiéres saber que sucede? -Isaac asintió- Bien, lo diré. Estoy cansada. -El me observó confundido- Cansada de todo, cada vez que Allison aparece te olvidas completamente de todo, de los demas y de mi. Estoy cansada de esto que siento cada vez que me ignoras. -Isaac quiso hablar pero lo detuve- Oh no, eso no es todo, tengo mucho para decir. Siempre me pregunté: ¿Por qué no me mira como a ella? ¿Por qué sus ojos no brillan de esa forma especial cuando estan sobre mi? ¿Que tiene Allison que yo no tenga? Y creeme, tengo muy en claro que Allison es mil veces mejor que yo en todos los sentidos, en cada uno de ellos, pero dime, ¿quién estuvo a tu lado cuando tu padre fue asesinado? ¿Quien estuvo para ti cuando te volviste un hombre lobo? ¿Quién estuvo para ti en las noches de luna llena, a pesar de saber el riesgo que corria? ¿Quién estuvo contigo desde el primer momento? ¿Quién estuvo contigo cuando tu padre te golpeaba? -Isaac me miró con dolor- Así es, fuí yo. ¿Y como me lo pagas? Con indiferencia. -Sentía las lagrimas descender por mis mejillas- Estoy sonando muy egoista, pero es lo que siento, no pude evitar enamorarme de ti. Creeme que si pudiera, volvería el tiempo atras para que no sucediera y asi poder evitarme todo este dolor. Pero no es posible, y esa es una de las cosas que mas me frustra. No sabes lo doloroso que es tener un amor no correspondido, saber que nunca me miraras como a ella, que nunca sentiras por mi lo que sientes por ella, que nada de eso nunca va a suceder. Hay veces en que me miras y veo un pequeño brillo en tus ojos provocando que una pequeña llama de esperanza se encienda pero luego veo como la miras a ella y esa llama simplemente se apaga, se extingue. -Finalicé mirando fijamente sus ojos, en ellos habia confusion y tambien dolor.

- Rocio... -Se acercó hacia mi quedando a unos centímetros de distancia. Tomó mi rostro entre sus manos y estampó su boca sobre la mía. Había esperado este beso por tanto tiempo, era mejor de lo que me imaginaba. Pero sabia que por mas maravilloso que me pareciera este beso no era lo que Isaac verdaderamente sentía.

 Pero sabia que por mas maravilloso que me pareciera este beso no era lo que Isaac verdaderamente sentía

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Me separé caminando algunos pasos hacia atrás. Este me obsevó confundido.

- Lo lamento Isaac, pero no quiero que hagas las cosas por lastima. No quiero que me beses solo para tratar de hacerme sentir mejor porque no va a funcionar, tu has roto mi corazon y es algo que no se arregla con un simple beso. -Isaac quiso hablar- No digas nada, solo... no digas nada, será mejor que me vaya. Lamento haberme enamorado de ti.

One Shots | Teen Wolf¡Lee esta historia GRATIS!