023

11.9K 644 57

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


- We don't talk anymore... we don' talk anymore. We don't talk anymore like we used to do... -Cantó la pelirroja tocando la guitarra suavemente mientras miraba a Isaac dormir. - That we don't talk anymore... -finalizó los ultimos acordes.

- Sabes, si me vas a despertar asi siempre, voy a empezar a dormir acá mas seguido -habló Isaac con voz ronca. Sadie soltó una pequeña risa dejando la guitarra a un lado.

- Estaré encantada de cantar todas las veces que quieras -sus intensos ojos azules se iluminaron y en su rostro apareció una gran sonrisa. Sadie caminó hasta la cama y se acostó a su lado, automáticamente el beta la movió hacia el y pasó su brazo por la cintura de la pelirroja para empezar a trazar pequeños círculos con su pulgar.- Faltan dos días para la luna llena Isaac, ¿está todo preparado?

- Quedate tranquila fresita, no va a pasar nada demasiado malo, Scott y Derek me estuvieron ayudando a no perder el control -habló con una sonrisa en su rostro.

- ¿Cómo sabes que no va a salir terriblemente mal? -cuestionó la pelirroja preocupada. 

- Encontré mi ancla Sadie y creo que es obvio que eres tu. -la muchacha lo miró sorprendida- ¿Te acordás que Allison era la unica que podia tranquilizar a Scott? -Sadie asintió sonriendo con dulzura- Bueno me sucede lo mismo contigo. Sos lo más importante que tengo en mi vida y saber que cuando la luna llena hace efecto corres peligro de salir lastimada mi transformacion disminuye. Después me acuerdo de tu voz dulce, tu risa armoniosa, tus ojos que siempre me miran con un bonito brillo y tus suaves labios, que hacen que la transformación termine por completo. -la pelirroja sintió sus mejillas calientes, por lo que estaba segura de que se había sonrojado.

- Isaac eso es muy bonito -tomó su rostro con sus manos y lo besó suavemente.

- Como vos -susurró el beta tocando su nariz. 

Sadie colocó sus ojos en blanco.- Ya estas siendo demasiado empalagoso, me va a agarrar un coma diabético. -Isaac soltó una carcajada para besar otra vez sus labios. 

La pelirroja podría estar horas y horas besandolo, porque cuando lo besaba sentía que estaba en las nubes. Se separaron por la falta de aire, y miró su rostro con atencion, era simplemente hermoso. Sadie continuó observándolo hasta que su teléfono sonó, la pelirroja lo observó con curiosidad.

- Es Stiles, dice que debemos ir a la casa de Scott, toda la manada estará alli. -la muchacha suspiró y se levantó de la cama, Isaac repitió su acción. Sadie tomó su chaqueta y sin que Isaac se diera cuenta tambien tomó su bufanda, caminó hacia la puerta y esperó a que Isaac llegara. -Sadie, ¿has visto mi bufan... -dejó de hablar al ver su bufanda en el cuello de la pelirroja que sonreía divertida.- Oh, ya la encontre -soltó una pequeña risa. Abrió la puerta y ambos salieron- Sabes, ya se que regalarte para tu cumpleaños -habló refiriendose a la bufanda.

- Oh no, igual seguiré usando las tuyas, porque esa no tendría tu aroma -Isaac la miró con sus ojos brillando de alegría y tomó su rostro para besarla.

- Eres una pequeña cursi -soltó una risa.- Después el que te da diabetes soy yo -se quejó con diversión. 

- ¡Oh perdon! -exclamó la pelirroja- Una vez que trato de ser dulce, ahora te vas a cagar porque no te pienso decir nada más -habló con su ceño fruncido mientras Isaac reía con diversión.  

- Amo que seas dulce fresita -Sadie rodó los ojos y Isaac volvió a reir para luego arrancar la motocicleta.

Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!