Ser Incomprendible

5 0 0

Empiezo observando su acto,
no me gusta su tacto,
despido la banda
y comienzo a tener más.

Con mensajes de ella por doquier
querían que la banda fuera a poner,
como no encontraba salida,
la contraté, pero ésta vez
bajo mi poder.

La reunía a veces sí, otras no
hasta que sentí aprecio,
Ahora los integrantes me parecían
agradables y amables.

Me fui enamorando del arte musical,
cada melodía a su propio tiempo,
tan rápido como un mensaje de texto,
el que no tenía forma de borrar.

Se convirtió en una justa trampa,
la banda quería cobrar
lo que había restado,
centavo por centavo.

Así que el director quedó atado,
todo quedó en una confusión,
la banda demostró el disfrute
de sus conciertos y luego lo negaban.

No se sabía si deseaban el cargo,
al parecer a veces intentaban cambiar
el director pero les salía mal,
él se llegó a preguntar si esa era la realidad.

Tiempo después todo se arregló,
fue una malinterpretación
que el director no comprendió,
hicieron las pases y volvieron a integrarse.

Unos seres incomprendibles,
en caminos insospechados
creando espacios esperanzados
para algún día alcanzar la grandeza.

Escribiéndole a la inspiración¡Lee esta historia GRATIS!