11

1.3K 60 0


  Ready to run.
●Capítulo 11:

*Narra Harry*

El resto de los días se sintieron como un sueño. Tengo miedo de hacer algo estúpido y arruinarlo, pero después de decir cómo nos sentimos, todo fue más fácil. Solo que está vez, cuando el coqueteo sin fin quema como un infierno, no tengo que mantener mis manos quietas. Puedo tirar de ella hacia mí. Puedo besarla. Puedo probarla y sentir su aliento llenar su pecho mientras corresponde. El aroma de su cabello y la sensación de su cuerpo desnudo arden en mi mente. No puedo dejar de sonreír. Esto es perfecto.

El resto de la mañana pasa en mi dormitorio. Cuando llegamos al piso de arriba, ella esta temblando y yo la envuelvo en mantas. La caliente mirada de ________ no deja la mía y antes de darme cuenta, la estoy besando y no puedo parar. Sus manos están sobre mí, tirando de mi camisa, tratando de sentir mi pecho bajo sus dedos. El aliento de ________ llena mi boca mientras presiona sus labios sobre los míos. Hace que mi corazón lata más fuerte. Su toque me envía tambaleante. No puedo hablar y no quiero hacerlo. Quiero mostrarle lo que significa para mí.

La acuesto boca arriba en las mantas y muevo mis manos sobre su cuerpo, apenas tocándola. Ella gime y arquea la espalda, diciendo mi nombre. Le quito el vestido, besando sus pechos mientras lo hago. Su sujetador esta quien-sabe-donde. Probablemente en su auto cuando ella corría antes. Jadea y toma mi pelo con sus manos, tirando mi boca con más fuerza sobre su pecho. Cubro su cuerpo con besos, eliminando todo articulo de ropa, hasta que esta jadeando, tirada en el piso en el centro de una pila de mantas completamente desnuda. La miro. La luz del sol se derrama en la habitación y yo no puedo dejar de mirar su cuerpo. Ella pondría a una diosa en vergüenza. Cada centímetro, cada curva es perfecta.

Muevo mi mano a través de ella, sintiendo su calor, examinando cada cuerva. Sus piernas se abren para mí. Ella respira con dificultad. Su esencia me golpea como un camión y apenas puedo controlarme. Quiero las cosas con calma. Quiero hacerla sentir todo lo que yo siento. Quiero que sepa lo mucho que la atesoro, lo mucho que la quiero para algo más que unos días con ella, porque ella es todo lo que tengo. Las vacaciones terminaran pronto y ella se habrá ido.

Empujo lejos los pensamientos y adoro su cuerpo hasta que ambos estamos exhaustos y cubiertos de sudor. Ella grita mi nombre y escarba sus uñas en mis caderas, mientras yo empujo en ella más y más rápido. Ambos explotamos al mismo tiempo. Siento sus dedos relajarse mientras su cuerpo palpita alrededor mío. Quedo sobre ella, dentro de ella, por un momento. Beso su rostro.

Siento algo dentro de mí y aunque lo he negado durante años, es sin lugar a dudas que la amo.

***

La nieve se derrite cuando el sol brilla en las negras carreteras. Los arados limpian las avenidas y ella me lleva a casa. Me cambio y ducho, poniéndome un traje limpio mientras me espera. Hago lo mismo por ella, en su casa, aunque creo que su padre quería golpearme cuando ________ corrió por las escaleras después de decir que había dormido en mi casa anoche.

Me siento incómodo. Su familia me invita a sentarme en la mesa de cocina mientras ________ se ducha y viste.

—Entonces, ¿la conociste en la universidad? —pregunta su mamá. Sus padres son más jóvenes que los míos. Su mamá tiene ese corte de pelo de mamá que es corto y rizado.

Niego con la cabeza. —La conozco desde la secundaria. Compartimos las mismas clases.

Su papá tiene enormes brazos. Luce como un militar. Estoy bastante seguro que me podría romper por la mitad. Sus brazos carnosos son cruzados con fuerza sobre su pecho. Él se pone detrás de mí, mirando mi cabeza, probablemente pensando maneras de sacarla de mis hombros.

Su madre asiente con la cabeza y hace bromas. Me ofrecen café y galletas navideñas. La casa de los padres de ________ huele como una panadería. En pocas palabras, me pregunto cómo huele su dormitorio.

Apuesto que huele a ella, dulce y embriagador.

—¿Qué planes tienes hoy? —Su mamá me pregunta después de ofrecerme una galleta.

La hago estallar en mi boca, sorprendido de que sea tan ligera y mantecosa. —Son realmente buenas —digo antes de lo que debería. Todavía estoy masticando, pero su madre sonríe radiante. Un padre menos que no quiere golpearme en la cabeza con una pala. Trago y respondo—: Compras de navidad. ________ quiere ir al centro comercial.

—Buena suerte con eso —dice su madre y mira al padre de ________—. Él fue allí esta mañana y dijo que no había lugar para estacionar. Habían arado y los montones de nieve ocupaban lugares de más en el estacionamiento. Es un desastre.

—Ni siquiera podrás acercarte. —Murmura él. El hombre no se ha movido. Sus labios apenas se abrieron cuando hablo. Todavía quiere mi cabeza. No hay nada que pueda hacer al respecto. Solo tengo unos días con ________ y no voy a ser perseguido por un padre sobre protector.

Me encojo de hombros. —Es lo que ella quiere.

________ bajo las escaleras y se adentra en la cocina. Juro por Dios, ella está tratando de matarme. Lleva un suéter estriado rojo que abraza su cuerpo y una falda negra corta, medias negras, y esas botas sexis. Si me dice que está usando ligas de nuevo, moriré.

Su pelo todavía esta húmedo. Lo está llevando en una cola de caballo cuando besa a su papá en la mejilla. Él se desinfla visiblemente. ________ dice—: ¿Recuerdas a Harry, no? Me ayudo con mi auto el año pasado. Ni siquiera pude encontrar el gato. —Los ojos de su papá miran sobre mi otra vez, pero continúan duros. ________ sacude su cabeza y ríe, dándose cuenta de lo que su papá está haciendo—. Déjalo en paz. Es bueno. Siempre ha sido bueno para mí.

Su padre mira a su hija. —Solo te quiero feliz, niña. —La abraza y besa su cabeza. Sale de la habitación sin mirar atrás.

Ella mira a su mamá. —¿Por qué solo hace eso cuando estoy feliz?

Su mamá se ríe, pero yo sé por qué. Es porque en doce días, vamos a estar tristes. Es porque él ve lo que se viene y que no hay manera de evitarlo. El primero de enero, ________ se irá a el aeropuerto, y se llevara mi corazón con ella.  

Ready to run H.S¡Lee esta historia GRATIS!