Eliminar - (Creepypasta)

609 28 1


Eliminar

Comenzó con mi amigo de Japón. Él era un hacker y siempre tenía su computadora encendida, junto con AIM y MSM. Cuando se desconectó de ambos, asumí que su computadora finalmente había colapsado por una sobrecarga. Pero luego descubrí que todas sus publicaciones en nuestros sitios favoritos habían desaparecido. Todas sus cuentas, todas sus entradas, todos sus comentarios.

Lo siento... tiendo a adelantarme a los hechos. Mi nombre es Natán y vivo encerrado en mi casa. Agorafobia. Soy de Baja California y programo para ganarme la vida. Mi hermana hace las compras por mí y yo paso en el sótano. No hay ventanas. Hasta donde sé, mi condición podría ser lo único que me mantiene seguro.

Me levanté hace un mes a las tres de la madrugada y me senté en mi escritorio con la intención de trabajar un poco, pero sobre todo chatear. Fue entonces cuando me di cuenta de que KaosSrida se había ido —no sé su nombre real, así que no se molesten en preguntarme—. Fuera de algunos errores gramaticales, hablaba inglés bastante bien y disfrutaba charlando con él. También sabía bastante sobre computadoras, cosas que nunca habría creído posibles.

Por esa razón no estaba preocupado. Sabía bastante bien que era capaz de hackear esos sitios y borrar todo lo que había publicado. Supuse que se había hartado del internet; se había estado quejando de él por años.

Traté de comentar su desaparición con un amigo que teníamos en común, pero parecía confundido, como si hubiese olvidado quién era Kaos. Este amigo era de edad; me preocupé por su estado de salud. Decidí dejarlo pasar y hablamos de deportes por un rato.

Para este punto, tres o cuatro personas habían dejado de conectarse. No era la cosa más inusual del mundo, las personas tienen responsabilidades o a veces no tienen ganas de hablar. Solo que... sus publicaciones también habían desaparecido.

Luego de un par de días de la desaparición de Kaos empecé a sentirme intranquilo, así que apagué la computadora y vi televisión por algunas horas.

Fue en ese momento cuando todo el asunto comenzó a angustiarme.

Uno de los reporteros de un programa de noticias había desaparecido. El otro se volteaba confundido en ocasiones hacia donde su compañero debería estar, y luego simplemente retomaba lo que estaba diciendo. Un programa local llamado Las tres hermanas o un nombre similar, era ahora Las dos hermanas. Y sí, la tercera hermana había desaparecido. Como en el canal de noticias, a veces había momentos en los que la tercera hermana era importante para la trama y, por unos segundos, parecían recordarlo. Pero luego simplemente seguían actuando. Un programa de cocina solo mostraba el estudio, sin anfitrión.

Soy una persona racional y soy bueno para encontrarle sentido a todo. El reportero no estaba acostumbrado a trabajar solo, mientras que su compañero estaba enfermo, y en el programa de las hermanas todo era parte de la historia, no sabría decirlo, no lo veía. El programa de cocina era más difícil de explicar, quizá tuvieron que irse por alguna razón y dejaron la cámara transmitiendo y los encargados no se dieron cuenta.

Traté de calmarme y decidí ver algo diferente. Tomé la guía de televisión que mi hermana me había dado y empecé a revisarla. Ahí vi la cosa más inquietante hasta el momento: Los dos chiflados. Me quedé pasmado viendo el título, que estaba entre una vieja comedia británica y uno de esos programas acerca de qué tan buena había sido la década de los cincuenta.

Faltaba poco para que comenzara, así que cambié al canal. Ciertamente, el título decía «Los dos chiflados». Pensé que era alguna broma... pero no, comenzó justo como lo recordaba. Solo que con un chiflado menos.

Me asusté y apagué la televisión.

Y aquí estoy. Ha pasado un mes y cerca de la mitad de mis conocidos han desaparecido. Mi hermana se ha ido también. Estoy publicando esto en cada sitio que puedo, con la esperanza de que le llegará a tantas personas como sea posible. Si también han notado que desaparecen personas, mi nombre es Natán Lagos y vivo en una pequeña ciudad en Baja California. Por favor contáctenme lo antes posible.

...

—Oye Roberto. Roberto, ven a ayudarme con esto.

El hombre veía la pantalla, frunciendo el ceño.

—¿Qué quieres, José?

Roberto caminó hacia él con una mirada de cansancio en su rostro.

—Uno de los IA presenta un fallo técnico.

—¿Por qué lo dices?

—Eliminé varios IA y un paquete de entretenimiento para poder instalar las nuevas versiones, pero los recuerdos de un IA no se eliminaron y está entrando en pánico.

—¿Qué está haciendo? ¿Trabajando? ¿Escritura creativa?

—Aquí dice que un diario autobiográfico. Creo que no instalamos el módulo en este.

—Es probable que sea un fallo de algún tipo. Solo elimínalo y reinicia la instalación de los otros.

José suspiró.

—Creo que me agradaba un poco.

—Sólo es un programa, José. No es como si estuviera consciente.

José observó la representación visual «Natán_Lagos_5 escribe frenéticamente».

—Supongo que tienes razón, Roberto.

José hizo clic derecho en el IA y escogió eliminar.

Historias - Creepypastas¡Lee esta historia GRATIS!