Judgment

2.5K 215 15
                                          

Rachel

Han pasado dos días desde la última vez que ví a Scott. Su imagen no se ha logrado desvanecer de mi mente. Recuerdo cada herida que tenía en su rostro, cada rasguño, cada moretón.

Cuando mi mamá se enteró de lo que me pasó, entró en shock. Tuve que llamar una ambulancia de emergencia. Lo bueno es que ya está estable y de vuelta en casa.

Pero yo, yo apenas estoy viva. Desde que acepte lo que Demian me pidió sentí que perdía una parte de mi. Nunca supe cuando fue que Scott se volvió tan especial para mí, no es que fuera la primera vez que me gustara, no, que me enamorará de alguien. Pero con Scott fue diferente, desde un inicio. Nunca supe cuando comencé a sentir algo por él.

-Rachel- tocan la puerta de mi habitación -el oficial Thompson esta aqui-

-Enseguida bajo- me puse mi suéter, no quiero mostrar mis brazos, no aún.

Cuando baje, mi madre tenía en brazos a Alex y me esperaban en la puerta. Salimos rápidamente y subimos al auto. Hoy es el juicio de Jake. Querían que se realizará lo más pronto posible.

Todo el camino guarde silencio, solo escuchaba a mi madre jugar con Alex. Al menos esta vez me comprendió y lo está cuidando por mi.

Por fin llegamos, mi mamá baja primero y pasa totalmente desapercibida. Pero cuando bajo yo, inmediatamente me ciegan los flaches, estoy rodeada de reporteros. Todos hablan al mismo tiempo, no le entiendo a ninguno. Por suerte el oficial Thompson me ayuda a entrar en la corte.

Hay mucha gente, y cuando entro todos se me quedan viendo. Me incómodo.

-Gracias- dice una señora mayor ofreciéndole la mano, yo se la estrecho y ella se va.

-Es la madre de una de las chicas que rescatamos gracias a que te encontramos- me dijo el oficial Thompson quien segun parece se mantendría a mi lado todo el juicio.

-Deberian agradecerle a Scott no a mí- murmuré, por suerte nadie me escuchó.

El juicio comenzó. Entró el juez y segundos después un par de oficiales trajeron a Jake, estaba esposado.

Me miro y su mirada me llenó de terror, tanto que comencé a temblar. Y él, satisfecho por mi reacción me sonrió y tomo asiento.

Obviamente, Jake se declaró inocente. El fiscal comenzó a presentar pruebas en contra de mi ex amigo. Pero en un momento yo dejé de escuchar. En una esquina estaba una cabellera rubia, Demian. Comencé a buscar desesperadamente a su alrededor. Pero no, Scott no estaba aquí. Era obvio.

Entonces comenzaron a pasar las chicas que rescataron. Escuchar sus declaraciones le podría causar pesadillas a cualquiera. Jake es un monstruo. Fue horrible escuchar lo que decían. Y pensar que yo pude haber corrido con la misma suerte, de no ser por Scott....

Scott, debe haber sufrido mucho al ir a buscarme, su cuerpo es una prueba de ello.

Entonces llamaron a Jake al estrado. La verdad es que todo lo que decía me sonaba a una completa incoherencia. No dejaba de repetir "me ignoraron".

Pero lo que más me aterrorizo fueron las últimas palabras que dijo -Yo nunca dejo mis asuntos incompletos- y me miro fijamente, no pude evitar que sus palabras me parecieran una amenaza, dirigida a mi, solo a mi.

Ni la muerte podra tocarteDonde viven las historias. Descúbrelo ahora