Primera vez

1.6K 151 7

"Nota preliminar:

Atención, este capitulo contiene lemon. Ademas de esto cabe mencionar que este el penúltimo capitulo de la historia, el próximo sera el final. Es mi primer lemon así que espero que haya salido bien, sin mas preámbulos aquí esta el capitulo."


James se mantenía en reposo, luego de salir del hospital, su estado ya no era de cuidado pero Ian prefirió dejarlo en casa unos días, Desde aquella terrible noche, Diana y el pelirrojo se hicieron muy íntimos y ambos tenían planeado una salida a otra ciudad.

-No lo se, no quiero dejar solo a James.

-Yo tampoco, pero mi papa me dio estos pases y son para hoy.

-En verdad lo siento.- Dijo Ian, sin embargo Anthony y James estaban escuchando la conversación y se les ocurrió una idea.

-Si quieren, puedo llevar a James a mi casa y cuidarlo ¡Que les parece?.-ante tal ofrecimiento, la nueva pareja se puso nerviosamente feliz.

-No se... es que James.

-Tranquilo hermano, voy a estar bien aquí con Anthony- el solo hecho de decirlo lo avergonzó tanto, que se sonrojo.

-Vete Ian, tu hermano estará bien.

-De acuerdo, voy a confiar en ti, pero si le pasa algo te juro que...

-YA YA.. no me amenaces ya vayan.- Diana e Ian dejaron en orden todo y se dispusieron a salir, cuando Anthony e Ian se fueron, Diana aprovecho para hablar con su amigo.

-Espero que todo me salga bien, tu hermano me encanta- comento como toda una adolescente enamorada.

-Saldrá, porque a mi hermano le gustas mucho.

-Deséame suerte amigo.- la chica lo abrazo fuertemente.

-Suerte futura cuñada.- minutos después se separaron y ella e Ian se fueron.


-Y bien ¿te llevo a mi casa James?

-Si, pero ¿estará bien? ¿no te regañaran?

-No te preocupes, deja todo en mis manos.- sin esperarlo Anthony lo cargo, bajaron las escaleras y lo llevo a su auto.- Este día es solo para ti y para mi.

-Esta bien.- se besaron y luego partieron.


Las horas transcurrieron, entre videojuegos, platicas románticas, besos y comida cayo la noche, cuando James vio el reloj lo supo.

-Anthony, son las 11 de la noche se nos acabo el tiempo de estar despiertos.

-Ahhh no, por favor otro rato.- decía el guapo rebelde comportándose como un niño.

-No Anthony vamos a dormir, por cierto ¿Donde dormiré yo?

-¿Como que donde? pues conmigo.- lo volvió a llevar en brazos, solo que esta vez a su habitación, Anthony lo dejo suavemente en su cama- En este cuarto vamos a dormir, iré por una colchoneta, yo dormiré en el piso.

-Anthony...- dijo James un poco asustado.

-Dime.

-No que íbamos a dormir juntos.

-Tu quieres?.

-Claro, bueno si tu quieres.

-Por supuesto que si, -acomodó todo y una vez listo apago la luz y se acosto de lado.- Que duermas bien mi querido.- No lo beso, se notaba distante las ultimas horas.

-Anthony, estas algo frío hize algo malo?.

-No claro que no... Es solo que...si me acerco mas a ti, corro el riesgo de no aguantar mas.

-Por favor besame, le dijo James suplicante.

-Cómo?- preguntó sorprendido.

-Besame, te lo ruego.- Anthony obedeció la petición, poco a poco acariciaba la cabeza de James, la nuca, después la espalda, posiciono sus manos en la cintura de James, este respiraba agitado, las caricias del rebelde lo enloquecían, sin decir nada Anthony le quito la camisa y le beso el pecho... 

-A...Anthony- gimio, el rebelde continuaba, pronto ambos se encontraban desnudos bajo las sabanas, juntando sus cuerpos,  logran de hacerlos uno solo, carne con carne, piel con piel, amor con amor.

James beso cada parte de la anatomía de Anthony, cada parte la recorría con su lengua, con nerviosismo y pasión le dijo.

-Es...Estoy listo.

-Nunca dudes que lo haré con amor.- Se acostó boca arriba, indicando al tímido chico que se sentara sobre su masculinidad, lubricandolo con su propio líquido, preparo su entrada, una vez listo, se adentro en las entrañas de su amado, el chico gemía al sentir el contacto, era demasiado dolor.

-Tranquilo, lo haré con cuidado.- le hablaba para no ponerlo tenso, por ultimo lo metió todo, el grito de James fue sonoro, el dolor y el placer eran intensos. El tímido se sentia realizado por ser al fin de su rebelde, luego de fantasear lo, por fin era suyo, ambos se entregaban. 

Ante cada embestida del rebelde, el otro se sentía pleno, paulatinamente el dolor disminuía llegando a ser un tanto placentero, sus manos sobre el pecho de Anthony dejaba ver en claro la pasión que vivían, al llegar al clímax ambos gritaron el nombre del otro.

James cayó agotado sobrevsu rebelde completamente rendido y agotado, satisfecho por ser completamente de su compañero de escuela.


"Nota:

He aquí mi primer lemon, espero que les haya gustado, no olviden votar y leer el ultimo capitulo, gracias

Saludos Jared"











Mi compañero de escuela¡Lee esta historia GRATIS!