017

13.2K 708 82

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.


Sophie estaba sentada en el auto de su hermano, tenían que llegar rápido si no querían que nada malo pasara. Pero habían tomado otro camino, la morena frunció el ceño confundida cuando llegaron a una vieja estacion que lucía como si no se hubiera utilizado en años. Derek apagó el auto, pero no se bajó de él.

- ¿Qué pasa? ¿Qué hacemos acá? -cuestionó tratando de adivinar que mierda hacían ahí.

- Estamos esperando a alguien, -habló golpeando ritmicamente el volante.- pasate para atrás.

- ¿Qué? ¡No! Yo llegué primera, no me pienso mover de acá -se quejó arqueando una ceja. 

- Sophie... -habló tratando de sonar amenazante e iluminó sus ojos de ese rojo brillante. La morena gruñó iluminando los suyos de un color ámbar. 

- Derek... sabes que eso no funciona conmigo -respondió con una sonrisa de suficiencia. Su hermano suspiró frustrado y golpeó su cabeza contra el volabte provocando que la bocina del coche sonara. La morena soltó una carcajada. 

- Sophie, por favor -pidió otra vez.  

La beta suspiró cansada- ¡Bien! -rápidamente se pasó a los asientos de atrás.

Esperaron unos minutos más hasta que un muchacho alto con rizos, que llevaba una campera de cuero como la de los Hale, se acercó hasta el auto y subió. Saludó a Derek y observó  a la morena confundido pero con una pequeña sonrisa. Era guapo, demasiado atractivo, y a juzgar por su aroma tambien era un hombre lobo. Sophie miró a Derek enarcando una ceja, porque no había dicho una sola palabra desde que el chico subió al auto y parecía que tampoco tenía muchas ganas de hablar.

- ¿Quien es ella? -preguntó Isaac mirándola. La morena miró ojos fijamente, estos eran de color azul, un hermoso color azul. Derek gruñó llamando la atención de ambos. 

- Ella es Sophie Hale, mi hermana -habló mirando al frente.

- Hola... -saludó la morena llamando su atención- ¿Tú eres...? -lo miró con una pequeña sonrisa. 

- Soy Isaac Lahey... -comenzó el muchacho de los rizos.

- ... mi Beta -finalizó Derek. Sophie frunció el ceño mirando en su dirección, le debía muchas explicaciones... demasiadas.

- Entonces, tu hermana -habló Isaac sonriendo con picardia.- ¿Como es que nunca te había visto?- Derek lo miró seriamente- Lo siento, es un mal momento. Lo siento. Preguntaré luego, está bien. -Derek volvió a fulminarlo con la mirada.- O nunca. Sí, nunca está bien.

- Derek... -Gruñó frustrada, no podia creer lo que estaba haciendo.- Isaac, si quieres preguntarme algo solo hazlo, no te preocupes. -Sophie ignoró la mirada de Derek sobre ella.- ¡Vamos arranca! ¿Qué esperas? 
 ✿✿✿

Hacía tan solo unos minutos que habian terminado con esas estupidas criaturas.

- ¡Eso estuvo genial! -habló con emoción mientras salían. A pesar de lo sucedido ahí dentro, los demás rieron- Lo lamento, pero hacía bastante que no tenía un poco de acción en mi vida.

- Así que tambien eres una mujer lobo -preguntó Isaac colocándose a su lado. Sophie asintió mirando a su alrededor, ahora solo estaban ellos- Será bueno tenerte en nuestra manada, porque ¿estaras en ella no?

- Claro, si me aceptan estaré en ella encantada.

- ¿Recuerdas lo de las preguntas? -ella asintió sin saber a donde quería llegar- Bueno... quiero hacerte una ahora. -la observó ansioso.  La menor de los Hale lo miró dándole a entender que podía seguir- ¿Quiéres salir conmigo mañana? -preguntó rascandose la cabeza nervioso. Sophie sonrió nuevamente al ver lo tierno que lucía.

- Claro, me encantaría -exclamó provocando que sus ojos se abrieran de sorpresa.

- ¿Acabas de decir que si? -cuestionó con notable sorpresa en su voz. La morena asintió riendo levemente.

- Espera... -la sonrisa de Isaac desapareció al oír esto. 

- Vas a decirme que no, ¿no es así? -la decepción podía verse en su rostro.

- ¡No! ¡Claro que no! ¿Por qué dices eso? Estoy muy segura de que quiero salir contigo. -su sonrisa volvió- Solo tengo una duda ¿no te da miedo que Derek te pueda hacer algo? -preguntó con curiosidad.

- Vale la pena correr el riesgo si tengo la oportunidad de salir contigo mañana -Sophie sintió sus mejillas calientes, mierda se había sonrojado- Y más si te vuelves a poner toda roja, te ves muy tierna. No puedo creerlo ¡Hice sonrojar a Sophie Hale! -exclamó riendo.

La morena golpeó su pecho fuertemente dejandolo sin aire y provocando que ella soltara una carcajada.

- Me... lo merecia -habló con dificultad debido a la falta de aire. Sophie asintió caminando.

- Vamos  niño lobo, se hace tarde. -caminó hasta colocarse a su lado, pasó su brazo por encima de sus hombros nerviosamente. 

- Tranquilo Isaac, no soy tan gruñona como Derek -la morena sonrió divertida- No me molesta que invadan mi espacio personal.


Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!