Capítulo 1

65 3 0

INVADED.

Estaba en mi apartamento en solitario. Tenia presentimientos escasos, de que Tom no vendría a verme nunca más, sino fuera por ésa imbécil de Ria que lo tenia tan engatusado.

Recordaba todo lo aconteciendo la noche anterior y hace unos escasos días atrás. Todo era tan claro como el agua, el saber que nunca tendríamos algo en especial que nos unía.

Esto era un momento que jamas lo olvidaría en la vida misma. Esto era un fuerte golpe del destino. Me derrumbaba con el sólo pensar en sus palabras y en el pasado que me agobiaba. El tener que mantener distancia era algo difícil de sobrellevar.

Simplemente era el peor dolor en mi pecho, que se clavaba una y otra vez sentía como mi corazón era apuñalado en cuestión de sus simples palabras.Todo tenia un final, de hecho nunca lo hubiera pensado mejor, el entregarme completamente en palabras no había surtido efecto. De sus labios salieron palabras que no eran propias de él. De sus labios salieron cada daga que se clavaba en mi pecho y aun más profundo destrozaba en mi interior de mi cuerpo. Sus palabras eran una mentira tras otra, para mí, el creer que por simples juramentos y promesas rotas podría sentirme bien, que sin dudas el tiempo dejo atrás.

"Nunca te dejaría sólo, eres mi otra mitad, Bill."

Reí ante las palabras recordadas sobre Tom y en el incumplimiento de todo lo que acontecía, sentía cómo la respiración se me agitaba manteniendo aún distancia entre ambos.

Mi pecho era una constante guerra de sentimientos, tantos buenos como malos, mi mente estaba demasiado ida frente a la situación..sosteniendo sus palabras, tomándolas como lección, siendo preso de ése abismo que creábamos con sólo alejarnos el uno del otro. En mi mente se producía un total caos con pensamientos totalmente confusos.. mis lágrimas parecían como un volcán a punto de estallar. Demostrar que con duras palabras, ésto no servía, me volvía débil, cada vez mas indefenso a sus brazos.

Golpeo la puerta de un puñetazo. Esta vez iba enserio.

-¿Bill no te escuchas? eres un ingenuo. De verdad piensas que tendría algo contigo?

Rompí completamente en llanto, mis ojos se habían nublado por las palabras de Tom.

No podía creer que clase de persona estaba delante mio.

- T-Tom..-

Pedí entre palabras cargadas de frustración y a la vez mezcladas con ése sentimiento de angustia que quemaba en el centro de mi pecho. Fué un fuerte golpe bajo que Tom me dio al escucharlo.

-Tom nada, Bill. No puedes tomar esto enserio..Olvídate de mí, olvídate de ésto-

Me quedé perplejo cuando sus palabras resonaron fuertemente en la habitación. Eran como una mezcla de desafío, helaba la piel con el sólo oírlo. Me hundí en un profundo silencio, el más grande que nunca antes pudo haber ocurrido, el que nos separaba del uno al otro. Una fuerte corriente eléctrica se clavo en mi piel, cuando sus manos débilmente me acariciaron la mejilla. Las palabras resonaron en la habitación producto de su fuerte sonido, me provocó un doloroso escalofríos.

Habíamos discutido una noche, donde sus palabras helaban como el hielo mismo, me aturdía la idea de una separación definitiva. Todo por su novia, todo porque ella lo tenia loco, en cambio, me refugie en mi mismo, en mis recuerdos y es que ahora me sentía perdido en el pasado, invadido por él una vez más, desde el momento en que había desaparecido.

Mis palabras se repetían en constancia. Pedía que volviera a casa cuanto antes. Mi ultimo aliento en la noche.

Ésta noche me sentía invadido por Tom. No tenia vida, desde que habíamos terminado, todo se había convertido una pesadilla en miserable mi vida.

-Terminamos.

Su voz tan fría como el hielo, tan dolorosas me partieron en dos. La realidad era que no tenia oportunidad, todo se había ido al demonio, culpa de el vídeo Love who loves you back. ¿Porqué una hermosa mujer lo tenía tan celoso? ¿Porqué él tenia oportunidad de besar a Ria cuantas veces quisiese? Y yo, simplemente yo no tenia la oportunidad que Tom tenia. Contuve la respiración un momento, el nudo en la garganta amenazaba con estar presente, impidiéndome hablar con total normalidad, poner un muro constante frente a tu hermano era un desafió que nunca lo iba a superar. Él era mi mayor fuerza.. sin él me debilitaría completamente, me sentiría un miserable con una miserable vida en solitario. No podía arrancarlo de mi piel, no podía simplemente alejarme de su lado a fuerza de voluntad, gracias a lo fuertes lazos que manteníamos. No podíamos decir, simplemente me alejo de ti por mi bien, me alejo de ti porque simplemente eres un estúpido que no puede controlar sus sentimientos. Me alejo de ti porque ésto está prohibido.. ésto no vale la pena... ésto es algo totalmente sucio, y nos condena de por vida. Tom no podía negar, no podía negar que nos atraíamos demasiado. Eramos débiles, perdíamos todo los principios. No podía vivir sin él. Me helaba la sangre saber que todo ésto estaba perdido, que todo ésto ya no funcionaria, las constantes peleas , el desacuerdo, el alejamiento por parte de los dos, nos mantenían alejados completamente de nosotros mismos..por no tener el valor de creer que algo así ocurriría en un futuro. y en éso, sus palabras me mataron completamente.

-Esto no funciona Bill, debemos dejarlo ya. Ésto no sirve, somos hombres, y lo peor, lo peor de todo, somos hermanos.

Sus palabras me partieron en dos completamente. El pensamiento tan frío que tenia Tom, me destrozaba completamente, el solo pensar que me alejaría de él..que éste peor día llegaría, nunca lo hubiese esperado.

Lo que el no entendía que sin el, mi vida se apagaba con cada respiro.

Los recuerdos de aquel día me mantenían en un profundo aislamiento. Solo en mi habitación, sólo tenia que pasar otra noche, otra noche sin él, sin lo que me daba la vida, sin su aliento, sin sus reconfortantes abrazos. Todo me mantenía perdido en el pasado y en lo que algún día fuimos, mantener esa distancia entre los dos era demasiado dolorosa que preferiría quitarme la vida a ésto. Pero ¿Lo haría? ¿Sería tan cobarde de hacerlo?.      

A Través Del Tiempo.¡Lee esta historia GRATIS!