Capitulo 1: Eres mi pájaro enjaulado

432 34 5


Capítulo 1: Eres mi pájaro enjaulado





Solo una pequeña diferencia separaba a los gemelos Hyuuga, Hiashi y Hizashi.


Hiashi había nacido unos escasos minutos antes que Hizashi por lo que había pasado a formar parte de la familia principal, mientras Hizashi había sido relegado a una de las ramas secundarias. 



Recibiendo el sello en su frente que lo sometía a la rama principal. Este hecho el de uno ser el heredero de la rama principal y el otro pertenecer a la rama secundaria separo un poco a los gemelos mientras crecían pero no del todo, pues Hiashi y Hizashi se querían a pesar de todo.


Pero Hiashi cambio mientras crecía, mientras se entrenaba como el heredero del Clan Hyuuga. Y Hizashi tuvo que ver con tristeza como su hermano cambiaba con él, se volvía orgulloso y se olvidaba de que una vez le dijo que ambos eran iguales.



Así que Hizashi también cambio, alejándose cada vez más y más de su hermano y deseando ir muy lejos del maldito Clan Hyuuga.



****


Hizashi estaba en su habitación, revisando algunos libros, cuando el ruido de la puerta de su habitación corriéndose lo hizo voltearse, miro a la persona parada en la entrada de su habitación, pero al ver quien era se encogió de hombros e ignorándola volvió a su lectura.


-¿Acaso no me saludaras hermanito?


Dijo la voz burlona de Hiashi. Hizashi lo miro de reojo una vez más y bufo antes de volver a su lectura. Hiashi cerró la puerta y se acercó a su hermano y le arrebató el libro de las manos.


Hizashi lo miro con sus albinos ojos molesto.


-¿No sabes hacer otra cosa además de molestar? Devuélveme mi libro y lárgate.


Le ordeno el gemelo más pequeño.


-No me des ordenes Hizashi, no olvides quien eres tú y quién soy yo.


Le dijo duramente el gemelo mayor.


-Si claro, mi idiota hermano.


-El heredero-Le recordó Hiashi con malasia-El heredero y tu solo un miembro de las ramas secundarias de la familia.


Hizashi apretó los puños con rabia.


-Lárgate de mi habitación... Hiashi.


Le indico. Hiashi se giro con una sonrisa dejando caer el libro al suelo.


-Nos veremos luego hermanito.


Cuando Hiashi salió Hizashi tomo el libro del suelo muy molesto.


-Es un idiota.


Dijo refiriéndose a su hermano. Dejo el libro en la mesa y se fue a bañar, una vez bañado y cómodo para dormir, se metió en su fotón apagando la luz.


Hizashi se quedo dormido y extrañamente soñó con cuando él y Hiashi eran niños y el pertenecer por orden de nacimiento a distintas ramas no los separaba.


Una suave caricia en su mejilla lo despertó. Hizashi entrenado después de todo como niña despertó de inmediato agarrando por la muñeca de forma instintiva la mano que tocaba su mejilla. Pero al ver el rostro de su gemelo alumbrado por la luz de la luna, lo soltó.


-¿Que quieres a esta hora Hiashi?


Le pregunto de malos modos. Hiashi suspiro.


-Ahí hermanito yo quería ser bueno contigo pero definitivamente tendré que enseñarte quien es el que manda aquí.


Dijo Hiashi en un tono que no gusto nada a Hizashi el cual lo miro con recelo.


-¿De que hablas?


-Tú eres mío hermanito siempre lo has sido, desde que naciste y me declararon el heredero, aquel que lo heredaría todo incluso a ti.


-Vete a molestar al....-Pero Hizashi no pudo terminar lo que iba a decir por qué los labios de Hiashi sobre los suyos lo hicieron callar. Hizashi abrió los ojos con espanto, mientras su mente procesaba lo que pasaba... Lo estaba besando ¡SU HERMANO GEMELO LO ESTABA BESANDO!


Reuniendo fuerzas Hizashi empujo a Hiashi lejos de sí.


-¿Pero que coños te crees que haces?


Le pregunto el gemelo menor sumamente cabreado.


-Demostrarte a quien perteneces Hizashi.


Le dijo Hiashi arrojándose sobre él.


-Ojo Blanco.


Exclamó Hizashi poniéndose en pie para activar el Byakugan de su familia y golpear los puntos clave de su hermano para alejarlo de si pero entonces.


-Activación del sello.


Pronuncio Hiashi, y el sello del pájaro enjaulado que llevaba Hizashi en la frente lo hizo gritar de dolor, llevándose con desespero las manos a la cabeza mientras caía de rodillas. Hiashi se acercó a Hizashi agarrándolo del cabello, mientras el dolor remitía en el más pequeño de los gemelos.


-No olvides que no puedes conmigo Hizashi tu eres mi pájaro enjaulado.


Le dijo Hiashi arrojándolo sobre el futón, esta vez el miedo al dolor de su sello en la frente impidió a Hizashi volver a rechazar a su hermano cuando este lo beso, empezándolo a desnudar.


Sus ojos se llenaron de lágrimas y deseo morir mientras su hermano tomaba su cuerpo, y una y otra vez maldijo el símbolo del pájaro enjaulado.


Continuara...


Mi amado Reflejo¡Lee esta historia GRATIS!