Capítulo 2 - Dangerous Woman

3.1K 139 4

El cuerpo de Clarke apenas podía con las sensaciones que estaba teniendo, el ardor y humedad entre sus piernas la tenían vuelta loca, sentía como sudaba de placer y como con cada caricia en su clítoris veía esos ojos verdes, esas caderas perfectas, esa sonrisa provocadora.

Sintió que su cuerpo se tensaba justo en el momento en que llegaba al orgasmo, sintió también con sus propios dedos lo buenos que habían estado esos últimos minutos, acarició una vez más sus propios pliegues y retiró su mano de dentro de su ropa interior.

La chica de aquel primer día no había dejado sus pensamientos, no podía olvidar cada una de sus curvas y las imaginaba cada vez que cerraba los ojos buscando darse placer. "Lexa", había escuchado ese nombre repetidas veces su primera semana de clases, al parecer la chica tenía una reputación dentro del campus, ella y su novia claro, Costia.

Pero era evidente que nada más importaba para la rubia cuando buscaba un poco de placer nocturno o matutino en la imagen de la morena de ojos verdes.

-Levántate dormilona- dijo suave Raven al mismo tiempo que abría la puerta de su habitación

-Ya voy, madre –rió Clarke, y se levanto finalmente, tratando de calmar algo su respiración y de borrar la imagen de Lexa desnuda de su mente. No había visto desnuda a la morena, pero podía imaginarla perfectamente, unos pechos redondos, maravillosos, su abdomen plano y perfecto para ser besado, cada centímetro de él, imaginaba su piel suave y dorada, como una diosa, pero la mejor parte de todas era cuando la imaginaba gritar su nombre en un orgasmo, solo de pensarlo sentía como se humedecía.

Mientras dejaba caer el agua tibia sobre su cuerpo volvieron esos pensamientos a su mente y sin dudarlo ni un segundo repitió los movimientos circulares sobre su clítoris.

Clarke no sabía exactamente que le ocurría con esa chica, era increíblemente hermosa, pero sin haber cruzado ni media palabra con ella, tan solo con haberla visto a lo lejos un par de veces ya llegaba a niveles de excitación extraordinarios, ¿brujería? ¿magia negra? ¿o solo le hacía falta un buen polvo?

El segundo mes de clases comenzaba y Clarke no podía estar más satisfecha, las materias iban de maravilla y ya estaba ansiosa de poder comenzar con los grandes proyectos de fin de semestre. Sus compañeros eran increíbles, había tanto talento en esas aulas que no solo se sentía motivada, sino que también desafiada y eso la hacía despertarse cada día con nuevas metas.

-¿Nos vemos para almorzar, Reyes?

-Como siempre, rubia- y así se separaron, cada una a sus clases. La mañana transcurrió tranquila para ambas, pero fue en el primer receso que Clarke notó algo extraño, Costia, la popular y linda morena de brillantes ojos café la observaba detenidamente desde el fondo del pasillo, al principio la rubia pensó que estaba paranoica.

¿Por qué una de las chicas más populares del campus la estaría mirando a ella de esa forma? Sus dudas se aclararon cuando Costia comenzó a seguirla con la mirada, a lo largo de todo el camino desde el salón de historia del arte hasta el baño, nerviosa Clarke solo atinó a entrar en un cubículo a despejar la mente de ese extraño momento.

Al salir se topó de golpe con la de ojos café, la cual la miraba directamente a sus ojos con media sonrisa estampada en el rostro.

-¿Todo bien?- dijo la rubia medio nerviosa

-Así veo, cariño, al parecer todo aquí está muy bien – enfatizó el "muy" con un tono excitante seguido por una sensual lamida de labios. Costia se dio media vuelta y salió del baño dejando a Clarke apoyada sobre el mueble atónita, agitada y muy confusa.

Cuando llegó la hora de almuerzo se encontraron con Raven en el comedor común, todos los alumnos se la pasaban ahí un buen rato antes de volver a sus clases, era un salón enorme lleno de mesas y comida, claro está.

Love in War¡Lee esta historia GRATIS!