01.

3.6K 495 186

[Xande]

Hace algunos años, cuando era pequeño, solía preguntarme todo el tiempo sobre las diferencias entre mi familia y yo. Era algo que me intrigaba mucho desde una edad temprana, ya que solía ver a los otros niños en el parque junto a sus hermanos, primos, familiares. Personas parecidas entre sí, con rasgos similares. Algo que no encontraba al mirar a mi alrededor, no veía en la sonrisa de mis padres o en los ojos de mi hermano lo que podía encontrar cada vez que me paraba frente al espejo del baño para examinarme.

Cada día, en cada despertar, arrastraba mis pies al baño y me paraba sobre un banco ubicado en frente al espejo, observando mi reflejo, buscando algún cambio, algo que me hiciera similar al resto. Pero cada vez que lo hacia, solo encontraba las mismas diferencias del día anterior. No lo entendía. Tommy era parecido a papá Suri, sus ojos y la forma en que sonreía delataba el parentezco que compartian.

Entonces, ¿por qué yo no?

Un día, mientras me inclinaba más cerca, mirando mis ojos en el reflejo y buscando similitudes, papá Suri me encontró. Él pareció intrigado al verme y no se detuvo de preguntarme por lo que estaba haciendo pero yo no quería que él lo supiera, no entendía ni siquiera yo porque hacia lo que hacia. Tenía cuatro años y las cosas simples a veces me parecían complicadas. De todas maneras, las cosas no se detuvieron allí, él volvió a encontrarme frente al espejo al día siguiente y al siguiente a ese y al siguiente y así por una semana completa.

Pensé que lo había olvidado, que lo dejaría pasar pero un día, mientras todos se acomodaban para tomar el desayuno, él me detuvo y se arrodilló frente a mi, acariciando mi mejilla con esa ternura que tanto buscaba cuando él estaba cerca "¿Te miraste al espejo hoy?" preguntó con suavidad.

Asentí, aferrando su mano cerca de mi rostro.

Su pulgar acarició el borde de mi ojo "¿Encontraste lo que tanto buscas?".

Sacudí la cabeza, sintiendo mis ojos arder al recordar que mi busqueda del día no había dado frutos, como ninguna de las anteriores.

"¿Puedo saber que quieres encontrar?" insistió "Talvez yo pueda ayudarte a encontrarlo, cariño".

Dude, mirando alrededor y notando que aunque no me miraban, los demás estaban escuchando. Papá Kaled estaba a varios pasos de distancia con su taza de café en la mano, esa que proclamaba que odiaba los Lunes, mirandonos sin intentar disimular. Él no se molestaba en eso.

Volví mi mirada a papá Suri y levanté mi mano, acariciando sus mejillas, sus labios, el borde de sus ojos, por las cejas y hacia su nariz "A ti" respondí, recibiendo una mirada confundida de su parte "Te busco a ti, papi. Busco a papá y busco a Tommy pero ninguno está allí y no lo entiendo. ¿Por qué ustedes no estan en mi, papi?".

"No entiendo de que hablas, tesoro". susurró.

"Tu estas en los ojos de Tommy, te veo allí. Tío Zayn está en los ojos de Zya y en el cabello de Dommy. Bubba está en la sonrisa de tío Joy". expliqué, mirandolo con confusión "¿Por qué tu no estas en mi, papi?".

Los ojos de papá Suri se abrieron de par en par, inundandose con brillantes lágrimas mientras se giraba a mirar a mi otro padre. Se miraron por un largo momento con extrañas expresiones hasta que comencé a pensar que había dicho algo malo, que tendría que haberme quedado callado y seguir con mi busqueda en silencio.

Pero entonces unos brazos me rodearon por la espalda, el calor de Tommy se fundió en mi "Si estamos en ti, Xanny, todos nosotros".

"¿Donde?" pregunté, intrigado ya que yo no había visto nada en el espejo.

La verdad en sus ojos |Xande&Dominic| AdF#5¡Lee esta historia GRATIS!