Bienvenida...

36.2K 1.3K 75




Hay un hombre pensando en la azotea, mirando el magnífico esplendor de la luna que cubre cada parte del inmenso bosque que los rodea, protegidos en la oscuridad descansa toda la manada, este hombre piensa en la discusión anteriormente sostenida con su padre, por el hecho de no querer casarse, como se permitiría el que su viejo padre le busque una mujer para formar una familia, el no desea eso, es más piensa firmemente que enamorarse es solo un estorbo para los planes de un alfa, tener un lazo unido es más una cadena que un favor o un beneficio, prefiere ir de flor en flor como dicen coloquialmente que atarse a una sola, pensar que en ello radica la fuerza del alfa es absurdo – no necesito una mujer a mi lado, mi fuerza no depende de ello – vocifero mil veces ante su renegado padre pero esa idea en ningún momento sabe que ha salido de su mente, intentara calmarlo consiguiendo una tapadera, alguna mujer ¨x¨ que le sirva solo para calmar la tormenta – tonto es mi padre al pensar que yo bajare mi guardia enamorándome, no le basto con la experiencia de mi hermano su hijo que al perder a su luna cayo en la misma muerte quedando aislado de la vida, de su gente, encerrado en su habitación sin querer ver a nadie, ya son 5 años de eso, yo no seré así de débil, viviré para mí y seré tan fuerte como los robles que nos rodean, tan salvaje como el cauce desbocado de un rio e imponente como la luna llena – era un hombre soberbio y arrogante ese era Sebastián Itreque el alfa actual de la manada, al perderse en el dolor su hermano mayor Alexter un hombre que había amado perdidamente a su pareja, quien fue arrebatada de sus brazos por una manada contraria que buscaba ampliar su territorio, si ese lobo era endemoniadamente fuerte que busco venganza y hasta el último rincón busco a cada uno de los culpables y los mato, después de eso quedo perdido en si mismo, por ello ahora el era el alfa, a regañadientes de su padre pero el mayor sabía que no podía defender igual que uno de sus hijos con su juventud y fuerza a la familia, por ello acepto pero un guardaba la esperanza que Alexter retomara el mando como siempre lo había deseado, su padre le dejo en vida el legado, pero aun así se hacía fuerte antes sus hijos principalmente ante el menor y alfa atual.

Ha sonado el teléfono de la casa y Guillermo ex alfa de la manada, señor de la familia ha contestado llevándose una de las peores noticias, su buen amigo ha muerto en México dejando sola a su única hija, entonces es el momento que el lobo pague una promesa decidiendo traer consigo a la joven para vivir y protegerla, ella sabe de su existencia lo miro más de una ocasión en su casa, se guardan un cariño, sabe que son hombres lobos, pero una cosa es saberlo y otra es vivir con ello, promesas son promesas y el un hombre de palabra, por lo tanto mañana mismo tomara ese avión por ella, después se preocupara del obstinado de su hijo que no desea casarse y ser el alfa soltero – que complicación – ha exclamado el hombre.

-¿Qué has decidido traer a vivir a alguien a esta casa?, en que momento me lo dirías, acaso yo estoy pintado te recuerdo que ahora soy el alfa – hablo Sebastián molesto por la actitud de su padre.

-no tengo por qué darte mis consideraciones te recuerdo que eres el alfa por nombre pero yo sigo mandando aquí, la recibirás de la mejor manera, es hija de una de las personas más importantes de mi vida yo a él le debo se lo debo– vocifero

- entonces has lo que quieras si es tu decisión, no quiero tener problemas con ella, enséñale las reglas padre, es lo único que te exijo – salió de la habitación dejando a un hombre pensativo.

(.........................)

2 día después...

-Madeleine ha venido un hombre a verte dice que es amigo de tu padre – hablaba una señora mayor a la joven que no ponía atención a su alrededor solo a la ventana sin mirar un punto en específico.

- tía bajo en un momento – atino en decir, pasaba por un momento de agonía y dolor, se había quedado sola en ese mundo, esa mujer a la cual le dice tía es solo una vecina con la que creció desde pequeña, su única familia era su padre y a hora lo había perdido a él también, como podía continuar respirando si sintió como su último aliento fue arrancado al escuchar las palabras del doctor, su compañero de vida y aventuras había caído de un infarto fulminante sin avisar, sin permiso que tontería pero así fue, como se atrevió a dejarla sola, sin motivos de vida, sin ganas de existir, inmersa en sus pensamiento no se percató que el mayor se había desesperado por esperar y la observaba desde la puerta...

El alfa enamorado¡Lee esta historia GRATIS!