Cap 114

67.1K 5.6K 1.5K

Olviden lo de que hoy iba a publicar dos especiales, solo será uno, el que ya subí xd el otro lo  releí y está demasiado fuerte y triste y sí tiene que ver con DEL#1, mejor no :'v

Era un especial donde Will se suicidaba ahr, pero obviamente no era verdad, pero ya no lo publicaré jsjs así que hoy subiré otro capítulo más dentro de otro momentito :3
•••

Arianna corría.

Sabía que a las 3:15 de la tarde, aquel castaño iba a su práctica de fútbol a entrenar. Quería alcanzarlo, tenía que alcanzarlo.

Se le había hecho tarde, sabía que Will era súper puntual, y si no hablaba con él ahora, no lo haría nunca... Últimamente estaba siendo demasiado cobarde.

Corrió hasta la casa de los Parker Rush, y lo vió... Lo vió con su equipo ya listo, lo vió con sus ojos mirando al cielo, lo vió con una sonrisa nostálgica...

Dios mío. Arianna nunca había visto a Will tan perfecto como ahora.

Sintió un cosquilleo en el estómago, quiso articular una palabra, pero no podía... Los nervios no se lo permitían.

Se sentía vulnerable, débil, tonta.

— W-Wi... — ¿Qué rayos le estaba pasando? — Will...

No fue suficiente, y lo peor... Will se estaba alejando.

No había notado la presencia de la pelinegra.

— ¡Will! — el nombrado quedó sorprendido, y al fin la miró.

Intentó parecer inmune ante los encantos de esa chica, pero no podía. Apenas la vió, Will sintió su corazón acelerarse, empezó a sentir un calor conocido en sus mejillas, y sus piernas empezaron a fallarle, no le gustaba que una chica pudiera hacerle sentir todo eso.

Luego recordó todo, todas las veces en las que sufrió, las veces en las que lloró, las veces en las que deseó estar muerto para poder acabar con ese dolor de una maldita vez.

Pero no, Will no era un cobarde.

Él jamás terminaría con su vida por amor, él quería un futuro, no le importaba con quién terminara al final. Will quería vivir.

Cerró los ojos en un intento de controlarse, negó con la cabeza y siguió caminando como si nada hubiese pasado.

Arianna se sintió mal... Muy mal.

No sabía el porqué, pero tenía ganas de llorar.

Se acercó a él a paso rápido y lo hizo voltear a la fuerza.

Quedaron cara a cara.

Los ojos de Arianna mostraban enojo.

Los ojos de Will mostraban dolor.

Los ojos de ambos mostraban amor.

— ¿Qué quieres, Watson? — preguntó el chico de manera cortante, la muchacha sintió una punzada en el pecho, pero decidió no prestarle atención.

— Vengo a hablar contigo. — se arrepintió de haber dicho eso, se escuchaba ridículo.

— ¿En serio? ¡Yo creí que venías a hablar con mi perrito! — ella tuvo ganas de golpearle la cabeza.

— Tú no tienes perrito, Will — se sonrojó un poco, cuando él estaba enojado, no pensaba en lo que decía.

— Nadie te lo preguntó. En fin... ¿Qué quieres?

Ambos se pusieron serios.

— Quiero que me digas en este mismo instante por qué estás extraño, en especial conmigo. — él quería hablar pero ella lo interrumpió — ¡Y no! No me digas que no te pasa nada porque sabes de sobra que no te creeré. Así que mejor dime la verdad.

Will se quedó callado, tuvo un momento de rabia en su interior, quería confesarlo todo y quitarse un peso de encima, no quería ocultar nada, no quería seguir fingiendo que todo estaba bien.

Quería liberarse.

— ¿Quieres saber lo que me pasa? ¿Qué es lo que me tiene así? — el tono de voz que usó, descolocó un poco a la muchacha, pero aun así, esta asintió con la cabeza.

— Sí. — dijo en un susurro.

— ¡Bien! Porque en este mismo instante lo sabrás. — ella no entendía a que se refería, hasta que sintió que las manos de Will tocaron sus hombros y la arrastró hacia una pared cercana. No podía moverse, estaba acorralada.

— Will...

— He estado así porque me duele estar contigo, ¿entiendes? — ella no podía decir nada, el olor masculino que desprendía Will la había descolocado un poco. — Me gustas, Arianna — confesó de pronto.

Arianna regresó a la realidad, sintió unos nervios terribles.

— Me gustas, me gustas demasiado... Ya no puedo ocultarlo más. — ella quería decir algo, pero él no se lo permitía — No digas nada hasta que termine, ¿sí?

— E-Está bien.

— Sé que lo típico es decir "No se desde cuando" pero yo no seré tan estúpido como para decir eso. Arianna... Prácticamente me gustas desde que sales con mi primo. Me gusta tu manera de expresarte, me gusta tu sentido del humor, me gusta todo de ti, ¿entiendes?

Will hizo una pausa, la chica sentía su corazón latir muy rápido, sintió miedo.

— Eres la perfección pura ante mis ojos, Ari, ni si quiera puedo compararte con alguien ya que eres la primera chica de la que me he enamorado.

— ¿N-No estarás confundido? — ella se dió una cachetada mental.

— ¿Confundido? ¿Crees acaso que estoy confundido? — Will se acercó más a ella, ahora compartían el mismo aire. — ¿Es acaso estar confundido el mirarte a cada instante? ¿Acaso estar confundio es haber querido ocupar el puesto de Drew por dos años? ¿Acaso estar confundido es querer besarte cuando dices una dices una palabra por muy estúpida que sea? Porque si es así, Arianna Watson, déjame decirte que estoy confundidísimo.

— Y-Yo...

— ¡No digas nada! No quiero que sientas pena por mí. Simplemente quiero que te alejes un poco antes de que me sigas lastimando más de lo que ya lo has hecho.

Will se alejó y Arianna sintió un frío extraño recorrerle el cuerpo. No le gustó que Will se separara.

— Adiós Watson, solo dame tiempo para que pueda verte como una amiga... Aunque sé que nunca será posible.

Will se estaba alejando.

Probablemente no lo vería de nuevo.

Arianna no quería arriesgarse de nuevo.

No quería verlo triste.

No se arriesgaría a dejarlo de ir por otra estupidez de su parte.

Lo diría ahora.

— ¡Will! — el chico solo se detuvo, más no volteó. — Tú también... ¡Tú también me gustas mucho!

Will volvió a mirarla, claramente sorprendido.

===

Editado. 💖

Bueno, a ver que pasa en todo este desmadre(?)

Nos vemos dentro de otro rato :3




















<3

Desconocido En Línea [DEL #1] {En Edición}Donde viven las historias. Descúbrelo ahora