CAPÍTULO 43 ~ Arpía ~

963 164 17

 *********************COMENTAR Y ESTRELLITA************

JungKook respira profundo mientras observa a Maryse, sin embargo, su a respiración es muy irregular, además del gesto que desprende su rostro. Parece enfadado.

-Dime, Maryse ¿Qué deseas? — JungKook es el tipo de hombre que siempre es amable y caballeroso, a excepción cuando intenta quitarme la ropa, claramente; pero en este instante, sus pupilas desprenden enfado; y por razones obvias, yo me siento feliz por ello.

-Yo...-- Maryse se encoge de hombros con ternura—Mi madre me pidió hoy que te invitara a cenar. Ya sabes. Ella te adora—

Frunzo el ceño. ¿JungKook conoce a la madre de esta arpía? —

-Oh...-- JungKook frunce el ceño y me dedica una mirada furtiva— Lo lamento. Alguien más ya me invitó a cenar esta noche y le he dicho que sí—

Abro los ojos de par en par—

- ¿Quién? —Reclamo—

JungKook voltea el rostro hacia mí.

-Tú lo hiciste—Responde y yo abro los ojos de par en par—

- ¿Yo lo hice? —JungKook sonríe muy ligeramente.

-Claro. Lo hiciste ¿Recuerdas? —

Me quedo en completo en silencio, pero inmediatamente me doy un golpe en la cabeza al captar la intención de su mensaje—

-Claro. Fui yo. Lo había olvidado—Sonrió nerviosa—

-En todo caso, puede ser mañana—Añade rápidamente, Maryse—Mi madre de verdad quiere tenerte en su mesa.

Mando los ojos a rodar. JungKook frunce el ceño y suspira—

-Pasaré mañana en la noche durante un momento—Responde y yo me hallo fulminando a la arpía, quien me sonríe triunfante.

"Mientras tu estés cocinando para mi novio, nosotros estaremos ocupados y sin ropa"—Exclamo dentro de mí.

-Nos vemos, entonces—Se despide JungKook, llevándome con él hacia el aula, ya que el timbre ha sonado. Volteo rápidamente y le muestro la lengua a la arpía, quien frunce el ceño.

-Así que ¿Iras a mi casa hoy? —

-Tú iras a la mía—Voltea para mirarme—Mi madre ha salido de viaje, y la verdad es que no quiero estar solo—Sonríe travieso provocando que mis latidos se aceleren—

- ¿Entonces estaremos solos en tu casa? —

Él se ríe y aprieta mi mano, confirmándome. Rápidamente trago saliva y respiro hondo. "¿Cuántas horas faltan para que llegue la tarde?

******************************************************

-Papá, por favor—Me hallo suplicando a mi padre que se halla sentado sobre el sofá mientras lee el periódico—No haremos nada. Ya sabes que la madre de JungKook está allí—

-Salió de viaje—Responde mi padre sin inmutarse—La llamé hace unos momentos. La casa de tu novio está sola, y no. No te vas con él—

-¡Pero no hacemos nada!—Grito. ¿Es que mi padre sigue todos los pasos que doy? Hasta ya conoce a la madre de JungKook.

-¿No haremos nada bueno? Eso es lo que quieres decir—Señala él—

-¡Papá!—Gimo mientras me desparramo por el piso, suplicante—Por favor—

Mi padre detiene su lectura y me mira de pies a cabeza.

-Si deseas ir tanto, hija; claro que puedes—Mis pupilas se ilumina con rapidez—Pero tu hermana te acompañará. ¡Ammy! ¡Ven aquí! —

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!