Suspiré aliviada al entrar en la cafetería y ver solamente a Anne y a James sentados en una esquina.

- ¿Buscando a alguien? –murmuró una voz cerca de mi oído haciéndome sobresaltar-

- Pensé que te habías ido –le contesté decepcionada-

- Oh, pobrecita –dijo guiándome hacia la mesa donde estaban los chicos-

Me senté al lado de Anne frunciendo el ceño, sus inocentes caras no iban a servir de nada esta vez, iba a matarlos.

- ¿Cuál de sus lindas bocas va a ser la encargada de contarme qué esta pasando?

Kian levantó la mano alegremente pero la bajo de inmediato cuando lo fulminé con la mirada.

- Ellos me extorsionaron – respondió Anne señalando a los chicos-

- ¿Cómo?

- Esto te va a encantar... -comenzó esbozando una sonrisa-

- Lo dudo.

- Kian y James tienen... ¡entradas para ir a ver a Coldplay!

- No puede ser –balbuceé-

Era imposible, había tratado de conseguir entradas desde que me había enterado de que venían a mi ciudad pero se habían agotado tan rápido que había tenido que aceptar que no iba a poder ir a ver a una de mis bandas favoritas. Doloroso.

- Lo es –dijo Kian claramente divertido por mi reacción-

Lo ignoré y miré a James, desconfiada.

- Son cien por ciento originales –me dijo leyéndome la mente- tenemos una entrada extra, si quieres ir.

¿Estaba bromeando?

- ¡Claro que quiero ir! –chillé emocionada, abrazándolo-

- ¿A mi no me abrazas? –preguntó Kian levantando una ceja-

Puse los ojos en blanco y me giré hacia Anne.

- ¿Entonces no vamos a sentarnos más juntas en literatura? –le pregunté poniendo cara triste-

Anne negó con la cabeza.

- Te voy a extrañar.

Kian rió por lo bajo y yo lo miré.

- No puedo creer que voy a tener que pasar el resto del año sentada al lado tuyo –murmuré-

Él me giñó un ojo y yo me mordí el labio exasperada.

- ¿Qué hay de Sebastian? –le preguntó Anne a James- ¿Puede venir él también?

- ¿Quién es Sebastian? –preguntó Kian-

- El mejor amigo de las chicas –le explicó James y luego miró a Anne arrepentido- Perdóname linda, solo tenía dos entradas de más.

- Oh –murmuró Anne sin poder evitar demostrar sus decepción-

Kian suspiró.

- Yo tengo una entrada de más –dijo animándola- si quieres puedes dársela a tu amigo.

- ¿En serio? – le contestó Anne pestañando sorprendida- ¿Para quién era esa entrada?

Al ver la expresión de Kian supe que no iba a darnos detalles de esa persona. De hecho, su mirada divertida cambió a fría y sus hombros se pusieron rígidos debajo de su remera. Supuse que había sido una exnovia suya o alguna chica que lo había rechazado.

¿Rechazar a Kian Denovan? Preguntó una voz en mi subconsciente.

Sea cual sea la razón parecía algo doloroso para Kian.

¡Esto es guerra! [Sin editar]¡Lee esta historia GRATIS!