4."El amor puede ser letal."

Comenzar desde el principio

-N-No....¡No jodas!-Dijo Freddy corriendo ya todo empapado se paró debajo de un árbol esperando que las gotas no lo mojaran aún más, Fred gruño por lo bajo y se dirigió detrás del castaño siguiendo lo hasta abajo del árbol, el cabello del pelinegro tenía unas leves gotas, pero el castaño estaba totalmente empapado, él estaba frustrado y se notaba hasta desde lejos.

-Todo esto es tu culpa...-Dijo Fred gruñendo mostrando su inconformidad, Freddy bajo la mirada y sus manos comenzaron a temblar levemente, solo apretó sus manos haciendo que sus nudillos se pusieran blancos, su mandíbula crujía levemente. Él estaba enojado.

-Ahora...¡¿Ahora resulta que todo es mi culpa?! ¡¿Quién fue el idiota que me beso?! Ah espera, es cierto...¡Fuiste tú! Así que no me heches la jodida culpa....-Dijo el castaño entre dientes, Fred abrió los ojos y se sorprendió ya que nunca había visto así de molesto al menor. 

-F-Freddy....yo..-Fred quiso consolar a el menor, pero él se rehusaba, estaba enojado, para ser más claro, el estaba emputado. 

-Ya no digas nada...-Soltó algo decepcionado y frustrado, el odiaba que Fred le echara la culpa, era, hacerlo sentir más mierda de lo que ya se sentía.

Las gotas estaban aumentando, el ruido estaba aumentando, el aire se ponía más frío aún con unas fibras de gotas en el aire, la tormenta no cesaba y se estaba poniendo peor, Freddy estaba sumergido en sus pensamientos y Fred estaba preocupado ya que podía estar, o más bien podían estar en peligro, algo que su madre les había dicho en su niñez era "nunca te pongas debajo de un árbol si está lloviendo." Y sí, Freddy estaba ignorando esos recuerdos pero Fred, no quería que otra vez por su culpa el menor saliera lastimado o herido. 

-Freddy...recuerdas "No te pongas debajo de un árbol cuando estés en la lluvia, puede ser peligroso."-Le recordó el ojinegro imitando a la voz de su madre, Freddy abrió los ojos, él se había olvidado por completo que su madre pasaría por él.

-Mamá iba a pasar por nosotros....Oh, rayos.-Murmuró el menor poniéndose la mano en la frente algo estresado, su madre lo iba a matar, estaba lloviendo como si no fuera un mañana y su madre seguramente lo estaba esperando.

-¿Qué? Oh..., ¡es cierto!- Fred dijo recordando por fin, el agua disminuía muy lento y demasiado leve, Freddy suspiro y tomo su celular, esperando que este tuviera pila y datos.

El menor prendió su celular , y para su buena o mala suerte estaba con 70% de pila, el menor sonrió levemente algo aliviado y busco rápidamente el contacto de su madre.

*Mamá, salí de la escuela, te veo en la casa, ¡ten cuidado!* Escribió el menor, Fred lo observaba atentamente, él aún no comprendía que era estar afuera sin necesidad de usar el cuerpo de Freddy, se sentía bien, el aire golpeando su cara, las gotas mojando su cabello, se sentía totalmente libre, Freddy sintió la mirada pesada de Fred y  lo volteo a ver, encontrándose  con los ojos perdidos de el pelinegro, Freddy de inmediato desvió la mirada sintiendo total incomodidad, sintiendo un miedo intenso recorriendo su mente, él lo había besado, se había disculpado, pero...el miedo es miedo, no se puede cambiar, él NO amaba a Fred, o bueno, eso pensaba. 

-¿Estás enojado conmigo?-Preguntó Fred algo decaído y se acercó un poco más a Freddy, el menor se incomodó aún más.

-No se que responder a eso...-Dijo bajando la mirada mientras guardaba su celular, Fred tomó la mano del menor, Freddy volteo inmediatamente y sus miradas quedaron conectadas, esos ojos podían expresar más que mil palabras, el corazón de Freddy empezó a latir rápidamente, el ojinegro hacía que la mente del menor se confundiera totalmente, solo pasaban por su cabeza varias imágenes, varios recuerdos mezclados y jodidos.

-Freddy...yo te amo, no me gustas, te amo...-Soltó el pelinegro,Freddy abrió sus ojos y le dio una bofetada a Fred antes de salir corriendo, ya le valía si se mojaba, si llegaba enfermo o con tos, él tenía miedo. 

-¡Freddy!-Grito el pelinegro y corrió detrás de él, el menor tenía lágrimas en sus ojos y un leve sonrojo pasando por sus mejillas, le dolía y mucho.

Freddy sentía como Fred casi le pisaba los talones, el intento aumentar la velocidad al correr pero, algo hizo que frenara frenéticamente,ya no había camino, el menor se había metido a un callejón sin salida.

-N-No...-Susurró el menor, para después sentir la mano de Fred en su hombro, Freddy se sobresaltó y giró la cabeza lentamente, Fred tenía una expresión enojada.  

-¡¿Por qué corres así?! ¡Está lloviendo fuerte y pudiste haber tropezado o un carro te pudo haber atropellado! ¡¿Acaso no te preocupa tu vida?!-Gritó Fred ya todo empapado por la lluvia, Freddy abrió sus ojos, Fred estaba preocupado por el menor, él quería cuidarlo, no quería que nadie le hiciera daño ni lo lastimara, Freddy no contesto nada, solo unas lágrimas bajaron sus mejillas, confundiéndose con las gotas de lluvia.

Fred de verdad se preocupaba por Freddy, sentía que debía cuidarlo y protegerlo a toda costa, el pelinegro se calmó un poco y abrazo al castaño, acariciando su cabello mojado, Freddy escondió su cara en la camiseta de Fred, la cual estaba totalmente mojada, seguía lloviendo, pero no les molestaba en absoluto, nadie ni nada podría sacar a Fred y a Freddy de su burbuja, ese momento fue tan significativo para el menor, ya que, su miedo hacia Fred bajaba lentamente, y se convertía en cariño.

-Perdón...no lo volveré a hacer..-Respondió Freddy con la voz algo cortada mientras correspondía el abrazo, ese contacto que sí, era real, la calidez de Fred era totalmente real, Freddy ya no podía dudar.

-Buen chico...vamos a casa, vas a coger un resfriado.-Le dijo Fred separándose del menor para después pasar su mano por las mejillas de Freddy, limpiando las gotas de agua y sus lágrimas, el menor se sonrojo y asintió levemente.

Los  chicos caminaron juntos bajo la lluvia, puede sonar cliché y verse también, la típica historia de los chicos enamorados, un amor correspondido, un beso, una noche de placer y al final, tienen su típico "Final feliz.'' Lamentablemente, esta no es una historia cliché. 












//Qué intenso... ñe, gracias por esperar el capitulo y si, me merezco todos los chanclazos del mundo, así que, pueden lanzarmelos sin problemas. (?) Todavía no acaban los frutos exámenes y ya me estrese todo. >:'u Espero que se la estén pasando bien. UuUr Disfruten su sábado nenes y nenas, ¡Mamá Bon se despide! ^^ ¡Gracias por leer! 

"Tú y yo nunca fuimos dos." /F R E D D E D Y/¡Lee esta historia GRATIS!