[ Parte 1 ]

19.1K 788 321

- Adrien – decía la mujer cabello azabache, mientras hacia su cabeza hacia atrás cerrando los ojos

El joven rubio se encontraba entre las piernas de Marinette, besando suavemente sus muslos mientras ella gemía de placer.

- Mírame – dijo el joven mientras se acercaba a la cara de ella para besarla – No te distraigas.

- Eres un pervertido – decía ella abriendo los ojos para ver al sensual joven que se encontraba enfrente de ella. Mordiendo su labio inferior, Marinette esperaba provocar a su novio.

- Tu pervertido – comentó Adrien al momento que introducía uno de sus dedos en el sexo de Marinette – Solamente tuyo.

- ¡Ah! – dijo ella mientras cerraba nuevamente los ojos.

- Mírame – Adrien exigió con una voz suave y sensual.

Más de un año había pasado desde que los jóvenes comenzaron su relación. Casi inmediatamente, Marinette se mudó con Adrien. Era el cumpleaños número 25 de Adrien, y Marinette había decidido lanzarle una pequeña fiesta, pero aún faltaban un par de horas para que los invitados llegaran.

Marinette abrió otra vez los ojos, viendo la cara sonriente de Adrien. Abrazándolo por su cuello, lo acercó más para poder besarlo. El joven correspondía febrilmente sus besos, hasta que el teléfono celular de este comenzó a sonar. Adrien extendió un brazo para tomarlo, pero Marinette lo abrazaba tratando de evitar que él cumpliera con su meta.

Cuando tomó el teléfono, rompió su beso y se alejó de ella.

- ¿Alo? – comentó el joven agreste sentándose a la orilla de la cama. – Oh, hola papá.

Marinette se sentó derrotada. ¡Había estado tan cerca! Suspiró, odiaba esa nueva manía de Adrien, antes ignoraba el teléfono o lo ponía en silencio antes de acostarse con Marinette, pero últimamente parecía estar demasiado pendiente de él.

- No puedo creer que te acordaras – sonrió – Si, Marinette está acá. Oh... Bien... Gracias.

Adrien volteó a ver a Marinette, levantando un dedo para pedirle que le diera un par de minutos. Se levantó de la cama, apoyando el teléfono celular entre su oreja y su hombro para poder ponerse los boxers, alejándose de Marinette. Si bien a ella le alegraba la relación que tenían él con su papá, le dolía el saber que Gabriel no la aceptaba del todo.

Luego que Gabriel descubrió la identidad de su hijo, decidió darse por vencido, y dedicarse a fondo a su familia. Gabriel y Marinette habían superado sus diferencias tiempo atrás, al igual que Adrien y su padre, se llevaban de maravilla, sin embargo cuando decidieron formalizar su relación, Gabriel trató de disimular la incomodidad. Él quería que su hijo despojara a una mujer de alta clase, no a la hija de unos panaderos. Pero ella debía aceptarlo, era el padre de Adrien.

Sin embargo no era eso lo que molestaba del todo a la azabache.

Desde hacía un par de meses Adrien se había mostrado más precavido. Su manera de tratarla no había cambiado, siempre buscaba maneras de consentirla y de hacerla reír. Pero ahora se alejaba de ella cuando hablaba por teléfono, escondía los mensajes e incluso había decidido ponerle una contraseña que Marinette desconocía en su teléfono. Adrien se había excusado que era por su trabajo, pero jamás le dio la clave, y Marinette no pensaba pedírsela.

Se levantó y se dirigió al baño. No quería pensarlo, pero en realidad, temía que Adrien estuviera viendo a otra mujer. Recordaba a todas las damas que vio con Adrien, muchas de ellas millonarias, modelos, mujeres de revista, perfectas. Luego estaba ella, luego de una ducha rápida se vio en el espejo. Sí, no era fea, y tenía un cuerpo envidiable. Pero en esa ocasión, por primera vez en años Marinette se sintió incomoda viéndose desnuda.

Más que una noche [Miraculous Ladybug Fanfic]¡Lee esta historia GRATIS!