- Bien, ¿noche de tequila? - preguntó Martina haciéndome sonreír.

- Tengo que estudiar un montón. - dije mientras fingia llorar.

- Yo puedo ayudarte a estudiar mañana en la tarde. - se ofreció Nicolás.

- Es el mejor ser humano del mundo. - dijo Martina.

- Vaaaaaale. - respondí.

- Bien, llamaré a los chicos. - dijo Martina saliendo de la habitación.

Nicolás me quitó el móvil y comenzó a grabarme.

- Si te puedes comer todo ese helado en menos de cinco minutos, mañana invito el sushi. - dijo retandome y puse mi mejor cara de seriedad.

- Challenge Accepted. - dije.

*********

- Por fin hemos terminado de acomodar todo en mi nuevo piso. - dijo Nicolás entrando a la sala con su movil. - He de felicitar a esta señorita que ha ayudado mucho.

Yo estaba sentada en el sofá, descansando. Hacer la mudanza de la casa de su madre a su nuevo piso fue un caos.

- Estoy cansada. - dije quitando mis zapatos para subir los pies al sofá.

Nicolás puso su móvil apoyado en la Tv, apuntandome a mi en el sofá y se sentó a mi lado.

- Te invito a cenar. - dijo pasando un brazo por mi hombro.

- O puedo cocinar algo guay. - dije.

- Pero estás cansada, haz trabajado mucho ya, vamos, yo te invito. - dijo. - ¿Chino? ¿Italiano? ¿Mexicano?

- Mexicano. - respondí sonriendo.

************

- ¡Ya estamos de vacaciones! - grité mientras saltaba en mi cama dónde Nicolás se había quedado dormido.

- Que bonita forma de despertarme tienes, joder. - dijo riendo con los ojos achinados. - Ah, ahora tu comienzas las grabaciones. - dijo.

- Si. - respondí orgullosa. - ¡Vacaciones! - volví a gritar y el agarro mi camiseta haciéndome caer en la cama a su lado.

- Calla y tomemos una siesta. - dijo.

- Jo, que hay que celebrar. - dije. - No tengo que ir más a la uni y tu jefe te dará el mes de vacaciones. - dije enfocando su cara.

- Quita eso, que mi cara de recién despertado es la peor, no lo queremos ver a futuro. - pidió haciéndome reír y yo volví a enfocarlo.

- Mmmh, si. Estas feo, muy feo. - me burlé y me acerqué más a él. - Es broma, estas guapisimo. - dije por que es cierto, el es guapo, muy guapo.

Quito el móvil de mis manos y lo puso en mi mesita de noche. Aún seguía grabando pero no estaba segura si nos veíamos en la pantalla.

- Tu si que eres guapa. - me dijo después. - Incluso sonrojada.

Escondi mi cabeza en la almohada un momento y luego volví a mirarlo.

- Quiero besarte. - dijo. Me quedé en silencio sin dejar de mirarlo. - Pero sabes que no voy a intentar nada hasta que tu...

Mis labios en los suyos interrumpieron la oración con un beso urgente. El realmente había esperado cinco meses para poder besarme y yo me sentía preparada.

DESCONTINUADA // ¿Qué hacemos ahora? - 3a temporada / Elrubiusomg¡Lee esta historia GRATIS!