Capítulo 19

2.2K 155 8

Lauren POV

Mi mano estaba ubicada detrás de su cuello, impidiendo que intentara separarse de mi. Al principio no me correspondió el beso, pero poco a poco se dejó llevar. Sus manos estaban en mis costados, acariciándolos de arriba abajo, y una de las mías hacía lo mismo, pero en su abdomen cubierto por una camisa.

El beso se volvió más intenso. Mi lengua se introdujo en su boca, empezando una guerra con la suya. Bajé mis manos hasta sus muslos e hice que rodeará sus piernas en mi cintura. Las suyas se ubicaron en mi cuello. Caminé a su cama, la tumbé en ella conmigo encima, pero no pasó ni cinco segundos, cuando Camila hizo que cambiáramos de posición. Esta vez era ella quien estaba encima de mi, tomando el control.

Bajó sus labios a mi cuello, dejando besos húmedos en el, provocando que salieran suspiros de mi boca. Me incorporé en la cama, y ella se puso a horcajadas sobre mi. Atrapé su labio inferior entre los míos. Ella enredó sus dedos en mi cabello y yo rodeé mis brazos en su cintura.

Le aparté el pelo a un lado, y empecé a besar y succionar su cuello. Puede que le haya dejado marcas, pero no me importaba. Agarré el borde de su camisa, empecé a subírsela despacio, apartándome un poco de ella. Camila alzó los brazos facilitándome el proceso. Terminé de quitársela y la lancé al suelo. Ella hizo lo mismo conmigo, quedándonos con el torso cubierto solo por un sujetador.

Con un movimiento rápido, hice que Camila estuviera debajo de mi. Volviéndola a besar con lujuria, explorando cada centímetro de su boca. La chica de ojos chocolate agarró mi trasero con su manos, chocando nuestras caderas juntas, provocando que las dos soltáramos un gemido.

Dejé un rastro de besos por su cuello, bajando hasta su clavícula, queriendo llegar hasta sus pechos, pero no pude hacerlo porque el móvil de Camila empezó a sonar.

— No contestes —le pedí. Ella me miró un tanto aturdida, como si se hubiera dado cuenta recién de lo que estábamos a punto de hacer.

Me incorporé en la cama apoyándome en mis rodilla. La miré atentamente mientras sacaba su móvil del bolsillo trasero del pantalón.

— Dinah —susurró para que supiera quien era.

Se levantó de la cama y contestó la llamada. Miré su torso por unos segundos hasta que la chica de ojos chocolate agarró su camisa del suelo y se tapó con ella. Sonreí ante eso porque ya la había visto.

Una vez finalizada la llamada, nos quedamos mirando sin decir nada. Camila soltó un suspiro y se pasó la mano por el pelo.

— Vero quiere que la vayas a buscar y la lleves a casa de Lucy —dijo dando unos pasos hacia la cama.

— Puede llevarla Dinah —no me puedo creer que nos haya interrumpido para eso.

— Vero te estaba llamando a ti, pero dice que no contestabas, entonces la llamó a ella para preguntarle si ya estabas en casa —terminó de explicar.

— Joder —bufé molesta. Podría haberse quedado en su casa cuando las fui a dejar.

Camila se había sentado en el borde de la cama con los codos apoyados en las rodillas y sus manos en la cara. Sabía lo que estaba pensando o más bien en quien.

Había engañado a su novia conmigo. Si no fuera por Dinah, quizás hubiéramos llegado a más. Aunque no lo creo porque me hubiera detenido, ya que ella es virgen.

Busqué mi camiseta por su habitación, y cuando la encontré, me la puse.

La observé por un momento antes de salir por la puerta sin decir nada.

***

El día estaba soleado. Había terminado las clases y me dirigía a mi coche. No había hablado con Camila desde el sábado. Me pregunto si le habrá contado a Hailee lo que pasó.

Estaba a punto de arrancar el coche, cuando vi a Camila y Hailee salir por la puerta principal de la Universidad tomadas de la mano. Ahora tenía mucha más curiosidad por saber si le había dicho algo.

Saqué mi móvil del bolsillo de mi pantalón y le envié un mensaje a Camila.

Lauren: Tenemos que hablar.

Vi cómo miró mi mensaje antes de contestar.

Camila: No tenemos nada de que hablar.

Quitó la vista del móvil y se concentró en lo que le decía Hailee.

Lauren: ¿Acaso te olvidaste de lo que pasó el sábado en tu habitación? Porque yo lo recuerdo perfectamente.

Tardó un poco en contestarme porque se puso a saludar a unas amigas de su novia.

Camila: No me he olvidado, pero es mejor hacerlo. Haz como si no hubiera pasado nada.

Lauren: ¿Se lo has contado a tu novia?

Camila: Eso a ti no te importa.

Lauren: No lo has hecho.

Se pasó la mano por el pelo en señal de frustración y dio un rápido vistazo a su novia.

Camila: Por favor, no digas nada.

Lauren: No lo haré.

Camila: Gracias.

Lauren: ¿Qué hubiera pasado si Dinah no hubiera llamado?

Camila: Nada.

Lauren: Me habría detenido.

Camila: ¿Por qué?

Lauren: ¿No querías que lo hiciera?

Camila: Sí. De no ser por esa llamada, te hubiera dicho que te vayas.

Una sonrisa se extendió por mi rostro porque tenía muy claro de que no lo hubiera hecho.

Lauren: Sinceramente no lo parecía.

Camila: Había bebido. Solo por eso pasó.

Lauren: ¿Le echas la culpa al alcohol?

Camila: Estando sobria no te habría correspondido al beso.

Lauren: Casi no habíamos bebido. Estábamos en buen estado.

Camila: Da igual. Me confundió un poco.

Lauren: Deberíamos repetirlo.

Camila: No volverá a pasar.

Lauren: Eso no se sabe. Quizás si.

Camila: Lauren, he dicho que no. Tengo novia.

Lauren: Pues el sábado te olvidaste de ella.

Vio mi mensaje, lo ignoró y guardó el móvil en el bolsillo. Unos minutos después se fue con Hailee.

Iba a arrancar el coche, pero alguien dio unos golpes en la ventanilla del copiloto. Era Vero. Le quité el seguro a las puertas y ella entró.

— ¿Quieres que te lleve a casa de Lucy? —pregunté molesta, recordando que por ella tuve que irme el sábado de la casa de Camila.

— ¿Aún sigues enfadada por eso? —se rió.

— Sí, porque estaba ocupada en ese momento —dije mirándola molesta.

— ¿Qué estabas haciendo? —preguntó y se puso el cinturón antes.

— Estaba en casa de Camila —arranqué el coche.

— ¿En serio? —preguntó poniendo toda su atención en mi.

— Sí —afirmé mirando al frente.

— Estás tardando en contarme lo que pasó.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!