CAPÍTULO 42 ~ Similar ~

1.1K 163 14

**************************COMENTAR Y ESTRELLITA********************* 

POV DAN

Aprieto los puños con fuerza y retrocedo pasos, alejándome de JungKook, quien a su vez se acerca a mí.

-Dan. Lo estas entendiendo mal. Yo te amo—

-Porque me parezco a ella—Murmuro—Por eso te gusto. Porque me parezco a ella.

JungKook aprieta los labios y respira hondo.

-Me agradan las chicas con tu carácter. No te quiero porque te pareces a ella. Te amo porque eres tú—

- ¿De verdad? —Pregunto con ironía. Quiero llorar. Quizá este no es el momento de hablar de esto— Yo... yo... --

-Tu eres tú—JungKook toma mis muñecas. Y te amo por cómo eres ¿Lo entiendes?

Retrocedo otro paso topándome contra la pared, lo que hace que vaya a hacia adelante y contra el pecho de JungKook. Intento apartarme, pero él me rodea con los brazos y empuja contra sí. Mi cabeza se apoya en su hombro y su pecho, y mis rodillas tiemblan. ¿Ya he mencionado que hecho de sentirme pequeña junto a él es una de mis debilidades? Me gusta cuando me abraza y me deja percibir el calor de su cuerpo. Me gusta cuando me trata como lo más delicado jamás existente, aunque no lo sea.

Respiro hondo y el aroma de su perfume se cola en mis fosas nasales. Huele delicioso.

-Dan...-- Murmura contra mi oído, reposando besos suaves—Te amo. ¿Lo sabes verdad? —

Mi pecho se encoge y ahora estoy tomando sus brazos por mi espalda.

-Solo necesito unos minutos ¿Estás bien? —Me suelto lentamente de su agarre y él me mira confundido.

-Dan—Suplica—Por favor—

-Solo unos minutos—Retrocedo fijando mi escapatoria-- ¿Está bien? —

Sin permitir que me responda hecho a correr por los pasillos hasta llegar a los tocadores. Hay chicas allí comentado algún que otro chisme, arreglándose o mirándose en el espejo. Llevo la mano a mi pecho e inspiro profundo.

Me giro lentamente hacia el espejo, hallándome parada y con los ojos ligeramente rojos. "Siempre supe que te andabas drogando" intento hacerme una broma a mí misma pero no me rio.

Me acerco hasta el lavado y mojo mi rostro, humedeciendo mis parpados. Luego me observo lentamente en el espejo, contemplando mis facciones.

Mi piel no es muy blanca, sino que tengo un muy ligero bronceado. Mis ojos son grandes como los de mi hermana, y mi boca es pequeña; mi labio inferior es más carnosos que el superior; mis pómulos son marcados y mis pestañas risadas. Mi cabello sigue corto y cae por mi frente. Aun parezco un chico.

Llevo una mano a mi cabello y lo divido hacia los costados, colocando una parte tras mi oreja. Así me veo un poco más femenina. "No me asemejo demasiado a Emmy"

Respiro hondo y las chicas de mi lado me observan de reojo, pero como siempre las ignoro. "Por alguna razón es que mis mejores amigos son varones, y la única amiga mujer que tengo es mi hermana" ¿Por qué las mujeres tienen que estar mirando siempre a las demás? "Es irritante"

Salgo del cuarto de baño y camino por los pasillos. Intento caminar sexy, pero creo que estoy caminando como un pato porque alguien ha soltado una carcajada, así que dejó de hacer el ridículo y le dirijo una mirada asesina.

"Si quieres conservar intacta tu cara bonita, es mejor que te calles"

Continúo caminando hallándome por desgracia, con un insecto. Ah no, no es un insecto, es Maryse.

MANUAL PARA UNA DAMA¡Lee esta historia GRATIS!