3."Nunca te dejare, aunque sea eso lo que desees.."

3.2K 259 133

Freddy corría entre toda la gente, de vez en cuando chocaba con ellas, el estaba aterrado, Fred el chico que solo parecía una simple alucinación, acababa de besar a el menor y para acabar se presentó en forma física, el castaño no sabia que pensar, no sabia como explicar...ese roce,ese contacto con algo que creía que era irreal o un producto de su imaginación.

El castaño abrió la puerta de la sala de música y para su mala suerte estaba vacía, el jadeaba continuamente, seguía aterrado.Se dio la vuelta rápidamente para salir pero ahí se encontraba Fred cubriendo la puerta, Freddy dio un paso hacia atrás junto con una mirada de susto y terror.

-T-tu...n-no...- Dijo con las palabras entrecortadas totalmente, ¿porque Fred estaba en esta realidad? se preguntaba aterrado el joven.

El ojinegro le sonrió y cerro la puerta poniéndole seguro a esta. Freddy se aterro aun mas, sintiendo un escalofrió pasar por toda su columna vertebral, Fred se acercaba lentamente hacia Freddy, el castaño se fue alejando mediante los pasos del ojinegro se acercaban.

-¿Qué pasa Freddy?...acaso me tienes miedo?- Pregunto el ojinegro tomando del brazo a el castaño acercándolo a el , Freddy volvió a entrar en pánico total, sentía la mano de Fred rozándolo totalmente.

Fred noto la angustia y el miedo del castaño, Fred abrazo a Freddy en un acto de calmarlo y hacerle sentir menos temor, suena irónico, no? que tu enemigo te este dando un abrazo, que la persona que creías que te odiaba, te diera un beso, una muestra de afecto...eso era una tormenta en la mente de Freddy, simplemente no comprendía, no entendía, porque Fred amaría a un chico como el.

-¿Ya estas mejor?- pregunto el ojinegro acariciando los cabellos del menor sin romper ese abrazo, Freddy escondió su cara en el pecho de Fred y sollozaba de con confusión y amargura, sus lagrimas mojaban la camiseta del ojinegro que solo le daba palmaditas a Freddy, el castaño cuando había demasiadas cosas en su cabeza necesitaba liberar todo y la única manera era llorando.

-¡N-no lo entiendo! ¿Cómo? ¿Por qué...?- dijo el castaño con un hilo de voz. Fred suspiro y se separo de el mirándolo fijamente a los ojos. Sus miradas se quedaron clavadas en los ojos del uno al otro.

-Te lo explicare....siéntate- dijo el ojinegro dando un corto suspiro y apuntando a una silla. El castaño obedeció y se sentó en la silla, Fred cogió otra y se sentó frente a frente con Freddy.

-Bueno...tendré que explicarte desde el..comienzo cuando yo apenas aparecía y te hablaba..- Dijo Fred con un poco de amargura en sus palabras, el castaño lo miro poniendo atención, se seco las lagrimas que le quedaban en el rostro esperando a que Fred continuara de hablar.

-Bueno...tal vez no deba decírtelo, pero esto es lo que sucede si no te tomas tus pastillas...yo vengo a el mundo visible, por así decirlo, pero tu empezaras a cansarte porque yo...soy tu parte contraria, necesitamos estar unidos, quieras o no..., y esas pastillas solo intentan desaparecerme, cosa que pueden lograr, pero solo si te tomas una o dos al mes no me pasara nada..., bueno, eso si es lo que deseas...- dijo bajando la mirada, Freddy sentía que su pecho estaba apunto de explotar, su corazón ya estaba destrozado y ya no sabia que sentir...

-E-entonces, ¿nunca te separaras de mi?-Dijo el castaño mirando fijamente a Fred a los ojos .Fred se acomodo en la silla y tosió un poco antes de responder.

-Nunca te dejare, aunque sea eso lo que desees..-Dijo el ojinegro con un tono rozando entre lo dulce y lo picante, Freddy se sonrojo levemente, y desvió la mirada.

-Así que... ¿eres real?...-Volvió a repetir, Fred frunció el ceño, odiaba tanto que el menor preguntara eso, ¿acaso no era obvio?.

-¿Quieres que te de un golpe para que te saques de las dudas?- Dijo Fred algo malhumorado, Freddy bajo la mirada y negó con la cabeza. Fred iba a decir algo mas pero unos golpes se escucharon en la puerta.

"Tú y yo nunca fuimos dos." /F R E D D E D Y/¡Lee esta historia GRATIS!