2. "¡No existe Fred! Entiéndelo..."

4.1K 276 233

Freddy abrió sus ojos lentamente, se sentía adolorido, no tardó en darse cuenta de que se había quedado dormido después de haber llorado como por dos horas la noche anterior, los rayos del sol se colaron por la ventana, él soltó un leve gruñido para después levantarse y alistarse para la escuela.

-¿Dónde deje mi playera?- Preguntó el castaño y suspiro levemente, se agachó por el suelo buscando la camiseta, ya que el aún tenía la blusa del pijama.

-Esta alado de tu cama, niño...- Respondió Fred viéndolo fijamente atrás de él, Freddy no tenía ninguna intención de conversar con el ojinegro pero no tuvo ninguna opción.

-Gracias...-Murmuró Freddy sin voltear lo a ver, eso le molestó a Fred, Freddy tomó la camisa y se fue retirando la blusa de la pijama sin recordar que Fred seguía observándolo. Fred se quedó en silencio con los ojos puestos en Freddy, el pelinegro le observaba atentamente, sin saber realmente porque razón le veía. Freddy se abrochó la camisa y se puso su corbata.

-¿Qué hora es?- Se preguntó Freddy mirando su reloj de pared, el castaño se dio cuenta de que se le hacia tarde, solo tomó sus cosas y salió corriendo por las escaleras.

-¡Freddy! ¿Ya te vas?-Preguntó a gritos su madre desde arriba, Freddy ya estaba apunto de abrir la puerta, pero se detuvo.

-¡Sí!- Contestó esperando la respuesta algo acelerado.

-¡Vale! ¿Ya tomaste tus pastillas?-Preguntó su madre bajando las escaleras, Freddy se sobresalto y abrió los ojos. 

-S-Sí, ya se me hace tarde. ¡Adiós!-Respondió abriendo la puerta para después salir apresurado, Fred se sorprendió un poco por la actitud del menor más no le dijo nada. Freddy corrió hasta la escuela con la respiración algo entre cortada entró a la escuela y dirigió su mirada a un rubio que estaba sentado observándolo atentamente.

-¡¿Golden?!-Abrió sus ojos comp platos, algo sorprendido y se acercó corriendo para después abrazarlo, el rubio rió bajo y correspondió el abrazo.

-¡¿Dónde estabas?!  ¡Nos preocupamos mucho por ti!-Exclamó el castaño separándose de Golden y lo miró a los ojos.

-*¿Acaso extrañaste a ese niño rico?*-Preguntó Fred sarcásticamente en la mente de Freddy. El menor  simplemente ignoro el comentario del ojinegro.

-Oh...eso, jeje solo me fui para despejarme un poco, enserio les debo una disculpa a todos. -Respondió algo avergonzado Golden, Freddy solo le sonrió amablemente y puso su mano en el hombro del mayor.

-No te preocupes Golden, ven vamos a buscarlos de seguro están en la sala de música.- Dijo con una sonrisa, el rubio asintió algo sonrojado y se levantó para acompañar a Freddy.

-Gracias Freddy, lamento lo de la otra vez...-Murmuró algo apenado Golden y comenzaron a caminar hacia la entrada, el castaño solo suspiro.

-No te disculpes, yo debería ser el que se deba de disculpar.-Respondió Freddy abriendo la puerta de la sala de música para después encontrarse con los demás integrantes del grupo, Bonnie estaba sentado con chica, Foxy estaba buscando su triangulo, todos se giraron al compás y observaron a Golden con los ojos abiertos.

-¡Golden!-Gritaron los 3 al mismo tiempo, chica corrió alegremente hacia el rubio, Bonnie sólo sonrió y Foxy miro algo molestó a Freddy.

-¡Golden! ¡Te extrañamos un montón!-Respondió Chica sonriendo, un leve sonrojo pasaba por las mejillas de la chica, Foxy estaba intentando no hacer contacto visual con el rubio. Freddy sintió la tensión y dejo sus cosas en la mesa que estaba despejada, Bonnie le sonrió a Freddy y se acerco hacia el castaño.

"Tú y yo nunca fuimos dos." /F R E D D E D Y/¡Lee esta historia GRATIS!