-Nicholas, detente.-negué.

-¿Por que?.-pregunto. Pero aún estaba a la misma distancia.

-Porque... no voy a cometer el mismo error. No voy a caer en el mismo juego.-trate de alejarme pero el nuevamente no me dejo.

-Confía en mi Allison... yo nunca jugaría contigo.-susurro en mi oreja. Al hacer eso mi piel se erizo...

Volvimos a estar frente a frente y se volvió a acercar.

Pero esta vez yo no me aleje...

Nos quedamos ahí mientras yo miraba su boca y el la mía.

Volví a mirar a sus ojos y me acerqué más a el.

Si, yo me acerqué...

A quedar a un centímetro de distancia, Nicholas junto nuestros labios en un lento pero profundo beso.

Nicholas tenía una de sus manos en mi mejilla y la otra en mi cintura atrayendome más hacia el.

-Basta....-aleje mis labios de el y me separe rápidamente.

Dios que hice...

-Una oportunidad Allison.-susurro Nicholas.

-Prometí que no me volvería a enamorar, Nicholas.
Prometí que nunca volvería a caer en el mismo juego.
He mantenido todo este tiempo el pensamiento de que el amor es una porquería.-me iba a dirigir nuevamente hacia la habitacion  donde Shane estaba pero Nicholas detuvo mi paso.

-Prometiste eso antes de conocerme... aun puedes cambiar de pensamiento.
Te necesito conmigo Allison... hablo  en serio.-me abrazo. De repente sentí como su cuerpo empezó a temblar. Escuche pequeños sollozos.

-Nicholas... ¿estás?....-pregunté confusa.

-Shhh... que vergüenza.-me abrazo más fuerte.

No pude evitar que una pequeña risita se escapara de mi boca.

Nicholas se separo de mi y me miró confuso.

-¿Por qué te ríes?.-pregunto.

-Es que eres muy tierno.-susurre sonriendo.

-¡¿Ves a lo que voy?! Con las demás personas nunca he tenido una pizca de ternura. Pero contigo si....-me quede mirando el suelo pensando.

-Y que tal si no... ¿no somos nada?.-susurre volviendo a mirar sus ojos.

-¡Allison! Por dios no puedo cont...-lo callé con un pequeño beso

-Déjame terminar.-bufé poniendo los ojos en blanco.

-Dale.-suspiro.

-¿Qué tal si por ahora no somos nada, pero vemos que nos trae el futuro? ¿Nos acercamos un poco mas pero  nada serio? Veamos como se dan las cosas.-suspire.

-¿O sea que por ahora no seriamos nada serio?.-pregunto con un poco de decepción.

-Deja acostumbrarme a esto...-me acerqué a el y le acaricie el rostro.

-Pero... ¡Eso se ignifica que nadie va a poder coquetear con otra persona ni nada parecido!.-entrecerro sus ojos.

-Si yo se.-reí.

-Pero entonces... ¿todo esto se ignifica que yo te gusto?.-pregunto ilusionado.

-Yo... claro que si.-mordí mi labio inferior.

-¿Me lo prometes?.-puso cada una de sus manos en mi cintura.

-Te lo prometo.-susurre.

Junte nuestros labios  en un dulce beso.

-¡Mami y papi!.-escuchamos una pequeña voz frente a nosotros.

Nos separamos  y vimos a Shane sonriendo mientras saltaba tiernamente.

¡¿Les gustó?! ♥

Cold Heart ¡Lee esta historia GRATIS!