Repudiado

4.9K 361 118

Vestuario de Alysha:

---------------------------------------------------

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

---------------------------------------------------

-Tenemos que asegurarnos de que no usaron la magia para crearlo- habló Lydia. Hacía unos minutos que Alec, Alysha y la rubia habían llegado al Instituto y se habían instalado en la morgue- Llamaré al Gran Brujo para que nos asesore- Alysha puso los ojos en blanco.

-Llamaré a Magnus- iba a atravesar la puerta cuando las palabras de la ojiazul la detuvieron.

-¿Conoces a Magnus Bane?- preguntó con curiosidad. Alysha se volvió.

-Somos amigos desde hace años- contestó con simplicidad mientras se cruzaba de brazos.

-Parece que te llevas muy bien con los del submundo- comentó Lydia. Aly enarcó las cejas.

-¿Algún problema con eso?- inquirió, retándola a contestarla de forma afirmativa.

-No, solo me resulta extraño. ¿Sabíais que que mi antepasado Henry Branwell, el último Branwell que dirigió un Instituto, y Magnus Bane inventaron el portal?- sonrió como una niña emocionada. Alysha rodó los ojos y Alec miró a la rubia de forma indescifrable.

-No lo sabía. Añádelo a la lista- salió de la sala tras golpear el hombro de la pelirroja deliberadamente. Alysha miró a Lydia unos segundos antes de ir tras él.

-Alec- lo llamó en medio del pasillo. El moreno la ignoró y entró en su habitación. Alysha apretó los puños y entró de golpe.

-Nadie te ha dado permiso para entrar. Largo de aquí- le espetó el ojiazul de malas maneras.

-No te molestaba tanto cuando me tenías en tu cama- le contestó ella sin cortarse un pelo- Así que no me vengas con memeces. Tenemos que hablar.

-Está todo dicho.

-Para mí no- repuso la pelirroja, cruzándose de brazos. Alec se dignó a mirarla a los ojos por primera vez- Sí, sabía lo de tus padres pero no era yo quien tenía que decir nada sino ellos. No me correspondía a mi así que callé.

-Deberías habérmelo dicho antes de meterme bajo mis sábanas- la espetó. Apretó la mandíbula y lo miró con ojos furiosos.

-No tenía que ser yo Alec, ni Lydia, sino tus padres. No tiene sentido que estés enfadado porque...- se abalanzó sobre ella hasta dejarla contra la pared. La miró con sus ojos azules un par de tonos más oscuros y puso ambas manos a los lados de su cabeza. Tragó saliva ante su cercanía.

-¡Estoy enfadado porque confiaba en ti! ¡Porque eras importante para mi! ¡Y me has traicionado Bane!- sus palabras cayeron como un jarrón de agua fría sobre su corazón. Las lágrimas empezaron a caer y él la miró sin expresión alguna.

-Alec no hagas esto...- le suplicó.

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Two Different Hearts || Alec Lightwood [1] (EDITANDO)¡Lee esta historia GRATIS!