The Holders (1-5) - (Creepypasta)

734 24 0


Los Portadores (1-5)

En cualquier ciudad, en cualquier país, hay una institución de salud mental o centro de rehabilitación donde puedes tratar de conseguir un Objeto. Había 2538 de estos Objetos, pero dos mil se perdieron.

Los 538 restantes nunca deben estar juntos. Jamás.

Estas historias han sido recogidas de varias fuentes, muchas de las cuales son cuestionables, pero todas tienen un aspecto en común: cuentan la historia de una serie de Objetos, los cuales, de ser reunidos, traerán horribles consecuencias, detalles que conducen a muchos a la locura.

La veracidad de las historias siempre está en duda; así se quería que fuese. La especulación circula desenfrenada. Nadie sabe realmente si los Objetos son genuinos o si hay un número fijo de Objetos que existen en el mundo y que anhelan reunirse con los suyos. Parte de lo que hace a las historias de Los Portadores tan incitante es la posibilidad de que cualquier persona pueda ir a una institución de ayuda especial y someterse a una prueba de vigor para conseguir un Objeto.

Los Objetos, aunque poderosos y temibles, carecen de la habilidad para agruparse por voluntad propia, y se ven obligados a convocar la ayuda de ciertos individuos. Estas personas se convierten en Buscadores, con historias tan perturbadoras y detestables como los mismos Objetos. Los Buscadores han emprendido su viaje por tres razones principales: buscar Poder, buscar Reunión o buscar Separación. Sus metas son conocidas por convertirlos en villanos y monstruos, y solo podemos esperar que aquellos de corazón justo prevalezcan sobre estos seres.

Quizá haya una buena razón para que llegases a este sitio, estimado lector. Los Objetos han de estar llamando.

¿Responderás?

El Portador del Fin

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de rehabilitación al que tengas acceso. Estando en la recepción, pide reunirte con aquel que se hace llamar «El Portador del Fin». De los empleados debería venir un rostro que denota temor; serás llevado en seguida a una celda en el edificio. Estará en una sección del lugar profundamente escondida. Todo lo que oirás será el sonido de alguien hablando consigo mismo en el eco de las paredes. Es un lenguaje que no comprenderás, pero toda tu alma sentirá un terror indescriptible.

Debería parar de hablar en cualquier momento, entonces detente y di en voz alta rápidamente: «Solo vengo de paso, deseo hablar». Si el silencio persiste, huye. Vete, no te detengas por nada, no vayas a casa, no te quedes en una posada, solo sigue corriendo; duerme cuando tu cuerpo caiga. Ya sabrás en la mañana si tu escape fue exitoso.

Si la voz en el pasillo regresa después de que dijiste esas palabras, continúa. Al alcanzar la celda lo único que verás es un cuarto sin ventanas con una persona en la esquina, hablando en un lenguaje desconocido y acunando algo. La persona solo responderá a una pregunta: «¿Qué pasa cuando son reunidos?».

La persona te mirará a los ojos fijamente y responderá tu pregunta en terrible detalle. Muchos se vuelven locos en esa celda, algunos desaparecen después del encuentro y unos cuantos acaban con sus vidas. Pero la mayoría se ve tentada a hacer lo peor, y miran al Objeto en las manos de la persona antes de tiempo. Tú también querrás hacerlo. Estás advertido de que si lo haces tu muerte será cruel e implacable.

De resistir, podrás adquirir el Objeto.

Ese Objeto es 1 de 538. Nunca deben estar juntos.

El Portador del Comienzo

Historias - Creepypastas¡Lee esta historia GRATIS!