09

17.2K 871 122

- De verdad esto es

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

- De verdad esto es... ¿suficiente? ¿No necesitamos un poco más de retención? -indagó mirando con nerviosismo las cadenas que la ataban al árbol. Scott asintió aunque la morena pudo ver un atisbo de inseguridad en su mirada .

- Estoy casi seguro de que son suficientes -habló Stiles mientras miraba las cadenas. Isabelle frunció su ceño con temor al escuchar la palabra casi, y al parecer Stiles se dió cuenta porque volvió a hablar rápidamente para tratar de arreglar la cagada que se había mandado.- ¿Dije casi? Quise... quise decir muy seguro, estoy completamente seguro de que... de que funcionará. Cuando Scott tuvo sus primeras transformaciones usábamos cadenas como esta, y nunca pasó nada malo ¿No es así Scott? -se dirigió a alfa en busca de apoyo moral.- Tienes que decir algo Scott, ayúdame -susurró al ver que el muchacho con ojos de cachorro no hablaba.

- Si... claro, todo saldrá bien. No hay nada de qué preocuparse -Trató de animar a la licántropo.

Isabelle suspiró preocupada, temiendo lo que podía llegar a hacer si todo fallaba. Observó con temor la luna, que ya comenzaba a verse con mayor claridad en el cielo.

¿Cómo algo tan bonito podía ser tan peligroso?


✿✿✿


Habían pasado ya dos horas y estaba comenzando a moverse intentando aflojar el agarre de las cadenas.
Observó sus manos, más precisamente sus dedos donde las garras ya habian salido y notó el cambio de color en sus ojos, como estos habian pasado de su tipico verde a ese brillante ambar.
Volvió a removerse tratando de liberarse, tenía la necesidad de salir corriendo de allí y acabar con lo primero que se le cruzara en su camino.

- ¿Sientes algo extraño? ¿Cómo ganas de... matar? -preguntó Stiles mirándola con curiosidad. En respuesta Isabelle gruñó provocando que se sobresaltara- Bueno... voy a tomar eso como un rotundo sí -se alejó unos pasos acercandose a Scott, quien observaba a la castaña con preocupación.
La licántropo levantó su vista hacia la luna y ahuyó intentando una vez más escapar del agarre que la retenía.

- Isa -Scott pronunció su nombre con tranquilidad, pero ella no podía concentrarse en él, porque su concentración estaba puesta en que debía romper las cadenas para liberarse. Necesitaba sentirse libre.- ¡Isabelle mírame! -bajó su rostro y lo miró fijamente- Bien ahora que tengo tu atención en mí, necesito que respires, debes respirar lentamente -la morena intentó hacer lo que el le pedía pero simplemente no podía, su cuerpo ya no respondía, actuaba guiado por la luna y sus instintos.

-Scott... no, no puedo. Saca a Stiles de aquí -se removió haciendo que las cadenas se tensaran. Scott solo la observó- ¡Sácalo de aquí! ¡No quiero hacerle daño maldita sea! -Gruñó clavando sus garras en la palma de su mano, intentando calmarse pero fue en vano. El moreno comenzó a alejarse cuando vió que Isabelle había logrado romper las cadenas.

La morena corrió para intentar alcanzarlos pero antes de pudiera siquiera rozar la camiseta de Stiles fué tacleada, terminando de espaldas en el suelo.
Miró a su atacante con rabia, este se encontraba sobre ella sujetando sus brazos con fuerza, tratando de inmovilizarla.

- Escúchame Isa -La morena gruñó al oir la voz de Derek, solo estaba centrada en sacarlo de encima y comenzar a correr.- ¡Isabelle! Escúchame, concéntrate en mi voz -habló lentamente mientras la sostenía con esfuerzo.

-No, no puedo... vete o te haré daño - habló como pudo entre gruñidos.

Derek firme en su posición negó-No lo harás, confio en tí y se que no lo harás. Ahora necesito que tu confíes en mi. Concentrate en mi voz, concentrate solo en ella, necesito que ignores los demas ruidos, y te centres en mi voz y en lo que te digo.

Isabelle se esforzó por hacer lo que Derek le pedía, sabía que si no luchaba contra ese instinto salvaje podria hacerle daño y no se lo perdonaría nunca. El hecho de que ella pudiera lastimarlo la alentaba a escucharlo, a centrarse en su voz.
Cerró sus ojos y respiró profundamente varias veces, sintiendo como su pecho se inflaba y se desinflaba reiteradas veces en el proceso; cuando volvió a abrir sus ojos observó sus manos y pudo distinguir que las garras ya no estaban.
Dirigí su vista a Derek, el cuál la observaba con una sonrisa orgullosa en su rostro.

Ambos se levantaron del suelo, y de forma inconsciente Isabelle se lanzó a los brazos del antiguo alfa para abrazarlo con fuerza. La morena pudo ver como Scott y Stiles se habían acercado hacia ellos con una sonrisa de orgullo plasmada en sus rostros.

- ¡Lo lograste! ¡Lograste evitar mi transformación! Gracias, gracias, gracias... -escuchó una pequeña risa por parte de los chicos.

- ¿Sabes que significa eso? -preguntó Stiles una vez que ambos licántropos se separaron, ella aún se encontraba a un lado de Derek. Isabelle frunció el ceño confundida, sin saber a qué se refería.- Significa que Derek es tu ancla.

La muchacha observó a Scott que tenia una sonrisa en su rostro, al igual que Stiles. Dirigió su vista a Derek y notó que la miraba fijamente, su rostro no reflejaba ninguna emoción y sin dudas eso le ponia los pelos de punta.
Sus latidos aumentaron, demostrando que estaba nerviosa por su reacción, completamente nerviosa.

-Yo... Derek, no se porque sucedió. Yo no, no lo sé. Lo lamento -bajó la vista hacia sus borcegos apenada.

El muchacho tomó su barbilla con su mano y levantó su cabeza con lentitud, una sonrisa comenzaba a aparecer en su rostro. Isabelle lo observó confundida, no entendía por qué sonreía.

- ¿Por qué te disculpas? ¿Acaso crees que me molesta saber que soy importante para tí? -preguntó mirandola fijamente a los ojos. Se acercó a ella un paso más- Porque si es así, estas equivocada, estas muy equivocada. Me encanta saber que soy importante, tan importante que puedo ponerte nerviosa como nadie más lo hace y lograr que no te transformes. Creeme que es una de las mejores cosas que podía haber pasado.

Se acercó aún más si eso era posible y estampó sus labios en los de la morena, besándola con lentitud.
Isabelle tenía la sensación de estar tocando el cielo con las manos, era algo increible.
Ambos se alejaron cuando el aire les hizo falta aunque sus rostros quedaron a unos centímetros de distancia.

- Quiero que sepas, que tú tambien eres muy importante. Te has vuelto indispensable para mi.

Derek iba a besar a la morena nuevamente cuando ambos escucharon que alguien se aclaraba la garganta, llamando su atención. Ambos giraron sus rostros hacia Stiles que los observaba con una sonrisa divertida.

-No quiero interrumpir, pero creo que debemos irnos, mañana tenemos que ir al instituto y... -hizo silencio al ver la expresión de fastidio en el rostro de Derek- Está bien, esta bien. Continuen con su sesión de besos, Scott y yo estaremos... por allí -habló retrocediendo.

La morena observó otra vez a Derek.

- ¿Donde estábamos? -preguntó divertido. Isabelle tomó su rostro y colocó sus labios sobre los suyos comenzando el beso otra vez.




Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!