capitulo 36

17.9K 1K 21

Stephen

Desde el momento que la vi llorar, supe que estaba jodido.

Algo dentro de mi tenía miedo cuando me aparto entre lágrimas, algo dentro de mi tenía miedo a perderla, perderla enserio.

¿Como iba apartar esa imagen de mi mente ahora?¿por que me importa verla así ahora y antes no?.

Supongo que es porque jamás tuve la oportunidad de estar tan cerca de ella, y saber cómo era en realidad y no las cosas que Stefano me había dicho de ella. Se veía tan ...indefensa en el asiento delantero de mi auto, cuando la vi llorar no pude evitar querer romperle la cara a cualquiera que le hicera derramar una sola lágrima más...incluso si eso me incluía a mi.

Salí del auto decidido a estar ahí para ella, no podía seguir escondiéndome en las sombras mientras la veía romperse... irónicamente eso es lo que he hecho toda mi vida.

Mis demonios se esconden cuando ella se acerca, es luz donde no veo más que oscuridad, ella puede ser la única que logre salvarme, pero no podrá hacerlo sin acercarse y convertirse en uno de ellos.

Carther

Dime donde está, ¿donde tiene a mi papá?- kathy parecía desorientada, con ella no conseguiría nada a este ritmo-

Esta en cuidados intensivos, aún no podemos verlo- se sentó nuevamente en uno de los sofás de la sala de espera ¿sofas? Recuerdo que cuando mamá estaba muriendo, en el hospital no habia más que un par de asientos para esperar una respuesta que tardó demasiado en llegar porque las condiciones para atenderla eran realmente malas.

Dime que ocurrió, ¿Como paso? - me puse en cuclillas frente a ella, parecía en shock o algo así, sus manos temblaban, y no paraba de mover sus piernas-

Fue un accidente, nose como paso, el venía en su auto, iba camino a casa, pero justo antes de doblar otro lo interceptó y tú padre perdió el control, chocó contra un árbol, el auto quedó horrible Carther, cuando lo vi pensé que había muerto - sus lágrimas comenzaron a caer nuevamente- lo peor es que nadie sabe nada del otro auto,  ni siquiera tengo a alguien a quien reclamarle!-  saco un par de pañuelos de su cartera y limpio su nariz-

Como nadie vio nada? Eso es imposible, tiene que haber algo - me levanté mirando hacia el pasillo, por si venía el doctor o alguna enfermera, necesitaba ver a mi padre-

Las puerta del asensor se abrieron y vi a Stephen con dos cafés en la mano, me sentí tan aliviada de verlo aquí, sabía que estaba allá abajo, pero no era lo mismo, no me importaba la tonta pelea de la tarde, ahora sólo lo necesitaba a mi lado.

Te traje café, puedo ir a tu casa por ropa o lo que necesites - me acerco el café para poder tomarlo, apenas me miraba, debía estar preocupado, algo conocía a mi padre-

Carther?- escuche la voz de Kathy...olvidaba que ella no había conocido a Stephen, sólo esperaba que no comenzará con sus prejuicios justo ahora, porque no tendría paciencia para soportarla- y el? Quien es?

Kathy, el es Stephen...trabajo con mi padre unos días, es el hijo de uno de sus socios ...- Stephen se acercó y le extendió la mano-

Soy su novio - Kathy miró sus tatuadas manos un segundo para luego estrechársela - quiere un café?- le extendió el suyo pero ella negó con la cabeza y lo vio con algo de despreció, vaya prejuciosa-

No gracias...- cruzó sus piernas y saco su botella de agua, a veces me enfermaba la cantidad de agua que era capaz de tomar yo con suerte podía con dos vasos al dia-

Stephen se alejó con el café en la mano y se acercó a mí nuevamente, lo mire queriendo disculparme por ella pero no volteaba a mirarme, estaba distraído en otra cosa, me gustaría saber qué pasaba por su mente.

Nos sentamos frente a Kathy, Stephen me rodeo con su brazo y acorruque mi cabeza en su pecho, me sorprendía lo cariñoso que estaba siendo, pocas veces veía este lado de el. Kathy nos miraba con mala cara, no paraba de repasar a Stephen con la mirada, ¿cual era su problema?

Y Stephen estudias? - mi chico la miro un momento, para luego responder, odiaba las preguntas, y que se las hiciera ella era peor, hasta yo le hubiera pedido que me dejara en paz.

No - por un momento quise reírme de ella, Stephen podía ser muy cortante si así lo quería, y con Kathy de seguro no le nacería la amabilidad.

Trabajas entonces - la fulmine con la mirada, ¿que le interesa a ella sinceramente? No era nadie para preocuparse por mi-

Si, pero no creo que le guste saber en qué - sonrio maliciosamente, un poco de susto cruzó por la cara de Kathy, y la verdad no me molestaba, ya estaba harta de ella y sus malos tratos con las personas que no pertenecían a su "mundo"-

Bueno...no, pero si eres novio de Carther ahora...me gustaría saber con quién está saliendo y a que se dedica - en ese momento no me gustó para nada el tono que uso, ni con el, ni en la manera que lo dijo, no era mi madre para preocuparse de esos temas, no de lo iba a permitir.

Me moví para apartarme de Stephen pero tomo mi mano y acercó sus labios a mi oído , beso mi nuca y luego susurro para mí

Ahora no Carther...estamos aquí por tu padre - beso mi mejilla y voltee mi rostro para encontrarme con el suyo, nos miramos por un segundo y asenti, tenía razon, no era momento, pero ya lo sería luego.

No me dejes sola aquí... por fav..-sus labios encontraron los míos antes de terminar la oración, la verdad no esperaba que me besara frente a ella y ahora, pero supongo que esta era nuestra forma de cerrarle la boca-
No ruegues... ¿debo repetirlo?-

Asenti con una sonrisa en el rostro, negó con la cabeza y me acerco a el nuevamente, hay cosas que no comprendía en el, era demasiado confuso, si me detenía a entender su acciones me volvería loca, quisas sólo le cuesta aceptar sus sentimientos. Kathy nos miraba con recelo, ya no me importaba, el estaba aquí conmigo.

Parientes del señor Wayne ?- la voz del doctor me saco de mis pensamientos, me levanté de inmediato, acercándome a el- soy su hija

Señorita..no le tengo muy buenas noticias, su padre sufrió una fractura de costilla, una de sus piernas quedó presionada contra el auto, por lo que se fracturó el fémur, pero lo más complejo es una contusión cerebral, debemos esperar como evoluciona durante estas veinticuatro horas -

El doctor salió de la sala de espera dejándonos solos, ¿como fue a sudecer esto? Mi padre ni era irresponsable.Stephen se acercó y me rodeo con sus brazos-

¿Quieres que haga algo por ti?¿lo que sea?- negué y me acorruque en su pecho. Me aparte para decirle que iría a verlo, me necesitaba a su lado en estos momentos.

Estaba conectado a un par de máquina, cables conectados a el, me gustaría ser yo quien estaba así y no el, no era un mal hombre, ¿por que las personas buenas sólo le ocurren cosas malas?

Me senté a su lado, sólo quería que despertara luego, quisas el vio a la persona que causó esto, no es posible que haya salido limpio, sin un rasguño y mi padre quedará así... ¿que pasa si su intención era esa?. Saqué mi telefono que comenzaba a vibrar, un nuevo mensaje:

"Esto es solo el comienzo...¿cuanto estas dispuesta a perder? Tic..tac..tic..tac. Sigue buscando y encontraras, y cuando lo hagas, perderas"

Eran esos mensajes otra vez,¿ quien podía ser tan retorcido para hacer esto? Bese la mano de papá y salí en busca de Stephen, el había averiguado sobre los mensajes, el sabía quién era, si daba con el de los mensajes, sabría quien le hizo esto a mi padre, pero para cuando salí a buscarle el ya no estaba ahí.

Deseos Prohibidos {#DP 1}¡Lee esta historia GRATIS!