For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

¿Por dónde comenzar?

Todo cambio.

Cambio, desde el instante que supe que no sería lo mismo con él. Que, decidí dar fin a esta absurda farsa. 

Aún lo recuerdo, tan jodida mente perfecto. Como si fuese ayer cuando terminé con él.


-¡No puede ser tú, y tus estúpidos celos de nuevo!- lo comenté en un tono molesto, hace tiempo que siempre discutíamos sobre el mismo tema, y estaba harta.

-¡Uy!- comentó de manera sarcástica -Perdona si los llego a interrumpir a ti y a tú "amigo".-

-No puedo creer que no me tengas ni la más mínima confianza.- hablé decepcionada.

-Tú me has hecho que piense de esa maldita manera.- dijo él, cerrando sus puños con irá.

-Cambiaste.- expresé por fin. -Ya no eres la misma persona que conocí antes.-

-Exageras.-

-Terminamos.- dije.

-Está bien, tú y yo ya no somos nada, Cloe.- Terminó Zak, para después darse la media vuelta e irse.


Incluso, puedo llegar a decir, que todo el equipo se desvaneció. Ninguno de nosotros tuvo el valor suficiente para detenerlo. Porque claro, él fue la causa de nuestra separación. Después de todo... el Sendokai no era lo que nos mantenía unidos.


-Dos horas de retraso...– mira su reloj Fenzy nuevamente.

-De seguro... surgió algún inconveniente.– intento protegerlo. 

-¡Oh claro!, algo mucho más importante que sus amigos. Digo, si es que lo seguimos siendo.–

-Pudo... ser algo importante.– insisto.

-Vamos Cloe, deja de engañarte y acepta el hecho de que tú novio cambio. Falta a todas las prácticas, nunca tiene tiempo para nosotros, dentro ni fuera de clases.–

-Al parecer, el pertenecer a un equipo de Fútbol es su prioridad en estos momentos.- ahora es Kiet quien habla.

-Y no olvides el hecho de tener que ser siempre superior a todos los demás.–

-Vamos chicos, estoy segura de que él...-

-Lamento el retraso, tenía algunos asuntos pendientes que arreglar.– dice Zak llegando junto a nosotros.

-¿Algo más importante que nosotros, o el Sendokai?– inquiere molesta Fenzy.

-Por favor, no exageren.–

-Zak, son dos horas. ¡Dos malditas horas!– grita.

-Verán, el equipo...-

-No me jodas con tú estúpido equipo, nosotros somos tú equipo, tus amigos. O por lo menos eso creía.–

-No creo que mis amigos, sean personas capaces de alejarme de mis aspiraciones.-

-Y yo no creo que mi supuesto "Mejor Amigo" sea capaz de cambiarnos por popularidad y una esfera de plástico.- dice Kiet.

-Ex, mejor amigo querrás decir.–


Puso delante de todas las cosas a su odiado Equipo de Fútbol. Pareciera como si su vida dependiera de ello. La Fama era cosa siguiente, no podía dañar su reputación, debía ser muy "cuidadoso", tanto... como para también olvidarme.


-¿Qué onda? Fiesta en casa de Kaissidy, ¿vienes o qué?– 

-Por su puesto, allí estaré.–

-¿Zak?– 

-Uh... tu novia.- murmura burlona-mente Chasse, uno de sus nuevos amigos. -Bueno, te espero a la salida.– sale de los vestidores.

-Bien. ¿Qué quieres Cloe?– 

-¿Listo?–

-¿Listo?, ¿para qué, o qué?- me pregunta claramente confundido.

-Hoy iremos a cenar a la casa de mis padres, ¿lo recuerdas?- comento entusiasmada.

-Bueno, lamento decirte que estaré ocupado por la noche.- me dice.

-Pero, Zak... Te lo estuve recordando toda la semana.-

-¡Zak! ¿Vienes o no?- exclama Chasse desde el otro lado.

-Iras a una fiesta... ¿verdad?- lo miro decepcionada.

-Bueno, fiesta, fiesta, no. Pero...-

-¡Zak!- lo interrumpe uno de sus amigos.

-Tengo que irme. Adiós.- se despide de mí.


Dejo atrás todo por su maldita popularidad, fui tonta al pensar que seguías siendo la misma persona dulce, tierna y cariñosa que conocí, porque todo eso murió, el día que descubrí la verdad.


-Deberías dejarla, ella no merece a alguien como tú.–

-No lo sé, me cuesta creer lo que me dices...–

-Te conozco mucho mejor que ella, inclusive puedo ofrecerte mucho más. Puedo ser mejor que ella, solo es cuestión de que tu mismo lo pruebes.–

-¿Cómo puedo saberlo?–

-Salgamos, solo por una semana, créeme que no te arrepentirás, y ella no se dará cuenta.–

-¿Estas segura?–

-Completamente. Si no arriesgas, no ganas.–

-Esta bien, acepto.–

-¡Perfecto!, veras que será la mejor semana de toda tu vida.–

-Eso espero, Kassidy.–


Ahora, solo espero que algún día llegue a recapacitar sobre todo el daño que ha provocado. Pueda llegar a darse cuenta de ello antes de que sea realmente tarde, y solucionarlo.

- Cloe.

Todos los derechos reservados. ™

Prohibida la copia, adaptación y/o traducción de la historia sin mi previa autorización. ©

Sendokai - Has Cambiado.¡Lee esta historia GRATIS!