Cap 99

41.3K 3K 453

Drew estaba listo, miraba a todos lados en busca de algo que pudiera arruinar su plan y sonrió al no encontrarlo.

Estaba escondido detrás de un grueso árbol, faltaba solo 10 minutos para que la primera hora comenzara, así que su West no podría tardar tanto en venir.

Y fue como él lo quiso. La castaña estaba entrando por la puerta principal del instituto, él la veía como un tesoro delicado y hermoso, estaba demasiado enamorado de ella, era capaz de hacer cualquier cosa con tal de ayudarla.

Estaba punto de acercarse a la chica cuando escuchó un pequeño suspiro, se detuvo en seco. Éste sonido provenía de un arbusto cercano, caminó hasta ese lugar y soltó un pequeño gritito cuando vió a su primo Will acostado con los ojos cerrados y con la ropa sucia.

Al parecer estaba dormido.

-¡Will!- llamó su primo mientras le daba fuertes sacudidas para que se despierte, éste abrió los ojos y parpadeó numerosas veces.

El castaño miró a su alrededor y recordó todo lo que había pasado el día anterior, y se sintió de nuevo una basura.
Enfocó su vista en su primo quién lo miraba con un deje de preocupación.

El semblante de Will era serio, algo que no era nada propio de él.

-Ah, hola- Drew tuvo ganas de abofetearlo.

-¿Hola? ¿¡Estás aquí tirado en el suelo y lo único que dices es hola!?- El rubio alzó la voz para que Will notara que estaba molesto, éste negó con la cabeza y vió las fachadas que traía puestas.

-¿Y qué quieres que te diga?- preguntó simplemente.

-Empieza con decirme que rayos hacías aquí dormido y con esa ropa- Will soltó una risita, que por alguna razón, sonó muy triste,

-Nah, no es nada malo, lo que sucede es que ayer no fui a mi casa- Ahora sí, hubo golpe...un duro golpe.

-¿¡Se puede saber por que carajos no fuiste a tu casa!? ¿¡Acaso estás loco!? - Will se masajeó la zona que le ardía y se dió cuenta que sin querer, soltó unas cuántas lágrimas.

No, no era solo unas cuántas.

-Will- susurró su primo un poco asustado- Lo....lo siento, no fue mi intención golpearte tan fuerte, es solo que....me preocupé por ti y....- calló cuando vió a Will negar con la cabeza repetidas veces.

Sea lo que sea que le éste pasando, le dolía mucho.

-¿Qué tienes Will?- el rubio no tenía la costumbre de ver a Will, la persona más alegre del planeta, llorar de una manera profunda.

-Tuexnovia- lo dijo tan rápido y tan bajo que Drew no fue capaz de entender una sola palabra.

El rubio se acerco a su primo y lo abrazó, el castaño le correspondió enseguida.

-Calma Will, dime que tienes- Los respiros entrecortados de el chico aumentaron de ritmo, y él empezó a llorar más fuerte, por suerte ese era un lugar despejado y solitario, nadie podía interrumpirlos ahí.

-Tu ex novia- Volvió a repetir, ésta vez con una secuencia de sollozos.

-¿Arianna? ¿Qué pasa con ella?- Drew no sabía que hacer para que su primo se sintiera mejor.

Desconocido En Línea [DEL #1] ¡Lee esta historia GRATIS!