Capítulo 13

2.3K 384 168

Aún días antes...

Y ya no queda nada, y al mismo tiempo queda el vacío y aún nadie sabe qué es. Y entonces en esa habitación solo están Louis y Harry, y Louis no quiere hablar y frunce el ceño porque tampoco quiere salir de la habitación y Harry suspira y hay este vacío entre los dos y Harry no puede saltarlo y llegar a Louis mientras él se sigue alejando. Harry ya no le entiende y mira a Louis quien ha empezado a llorar y sus pies no logran moverse y la frustración nace en su pecho.

"Louis" murmura con suavidad una vez que consigue sus pies se arrastren por el suelo de parqué acercándose con cautela al castaño, traga saliva al llegar junto a él.

Louis niega con la cabeza y sigue llorando y últimamente llora demasiado y cree que Harry está viendo ese lado de él que se suponía que debía vivir escondido y su máscara hace tiempo que cayó y ya no la encuentra, y se siente desnudo, perdido. Y quizá es un chico perdido que no está listo para que lo encuentren, pero Harry está ahí, mirándole y Louis solo se pierde aún más y parece arrastrar a Harry con él y su confusión y no comprende por qué Harry no se ha ido ya, por qué no ha huido, por qué no ha corrido lejos, lejos de él.

Y tiene miedo, miedo porque Harry ya ha visto demasiado y no hay vuelta atrás, le ha dejado entrar y derrumbar cada muralla y Louis aún no sabe cómo lo ha conseguido ni cómo ocurrió, cuándo bajó la guardia. Y siente pánico porque ahora necesita a Harry y nunca quiso necesitarle, y siente terror porque Harry le ha enseñado tanto y no quiere dejar de aprender. Y su mente está gritando cosas que saben que son ciertas pero que nunca admitirá, y se clavan bajo su piel y el dolor es casi un recordatorio de todo aquello que intenta ocultar y que nunca dirá en voz alta.

"No hay nada bueno, ya te lo he dicho" y su voz suena más cortante de lo que en realidad quiere y puede sentir a Harry suspirar a su lado.

"Louis" repite con la misma suavidad de antes y puede o no puede que Louis realmente necesite abrazarle.

Pero en lugar de eso limpia sus lágrimas y pretende que jamás han humedecido sus mejillas, y que nunca han estado ahí, nublando su visión. 

"No puedes cambiarlo, Harry" rió con amargura "así no es como funciona, no voy a dejar mis complejos de lado de un día para otro" añadió sin mirarle.

La habitación volvió a quedarse en silencio, Louis odiaba el silencio. Odiaba que Harry se quedase callado, odiaba que lo mirase sin saber qué decir porque Harry siempre sabía qué decir, siempre.

"Yo también tengo" dijo Harry finalmente, Louis lo miró.

"Harry, no—"

"Es cierto" le cortó "tengo complejos, inseguridades. ¿Has visto mis piernas? Parezco una jirafa bebé" Louis no pudo evitar reír y Harry tuvo que contener la sonrisa que amenazaba con extenderse por sus labios

"Harry" su tono se había suavizado y ahora miraba a Harry con cariño.

"Oh, ¿y mi trasero? Ni siquiera tengo, en cambio tu.." Louis lo miró incrédulo y una carcajada volvió a escapar de sus labios.

"¿Me miras el culo, Styles?" alzo una ceja al formular la pregunta, Harry se encogió de hombros divertido.

"Media población lo hace" respondió con sencillez

"¡Harry!" exclamó sintiendo que el calor aumentaba en sus mejillas.

Y esta vez Harry no pudo evitar sonreír.

"Gracias" dijo Louis mirando aún a Harry, una suave sonrisa plasmada en su rostro.

"¿Por qué? ¿Por decirte que tienes un buen trasero?" bromeó, Louis golpeó levemente su hombro

Rules of beauty ; Larry StylinsonDonde viven las historias. Descúbrelo ahora