08

16.5K 780 220

Tensó el arco, colocó su vista en un punto específico y soltó la flecha

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Tensó el arco, colocó su vista en un punto específico y soltó la flecha. Esta voló ágilmente hasta quedar clavada en el pecho de la criatura que amenazaba con saltar sobre Kira.

Nicole miró como caía el cuerpo inherte de la criatura en el suelo para luego mirar a Kira que le sonreía agradecida. La rubia continuó lanzando flechas en diferentes direcciones tratando de darles a todos aquellos con intenciones de herir a sus amigos pero le era imposible, eran demasiados, todos los miembros de la manada estaban ocupados incluso Stiles que utilizaba su bate como podía para defenderse.

La muchacha movió su cabeza en busca de Lydia hasta que la encontró en una situación mucho mas complicada que la de ella por lo volvió a tensar el arco y soltó otra flecha que se clavó en el costado de la criatura. La vista de Lydia cayó sobre la cazadora, en su cara tenía una sonrisa que en solo segundos pasó a ser una expresión de completo terror.

- ¡Nicole! ¡Cuidado! -ante el grito de la banshee la mencionada miró hacia donde ella estaba mirando y me encontré con una enorme criatura.
La rubia tuvo la intención de dispararle con su arco pero por los nervios y la desesperación del momento le fue imposible, y sin problema le arrebató el arco de sus manos con un golpe.
Ya no tenía ningún elemento con el cuál defenderse, estaba completamente indefensa.

Escuchó un grito de dolor por parte de Lydia y su desesperación no hizo mas que crecer y crecer, quería ayudarla pero ¿cómo demonios iba a hacerlo si estaba aún peor que ella?

- ¡Mierda! -exclamó con dolor mientras la criatura la tiraba con fuerza al suelo provocando que el aire saliera bruscamente de sus pulmones.

Iba a rendirse, Nicole ya no tenia fuerzas para seguir esquivando los golpes que arrojaba contra ella, ni siquiera tenía un arma cerca para intentar hacerle daño. 
Cerró sus ojos con fuerza temiendo lo que podía pasar, temiendo que en tan solo unos segundos se acabara su vida.
Escuchó un gruñido y abrió sus ojos viendo a Scott saltando sobre ella y  quitandola de encima suyo, iluminando sus ojos de ese brillante y llamativo rojo.
Rápidamente acabó con ella y se acercó a la cazadora para ayudarla a ponerse de pie con cuidado.

- ¡Dios! Nicole, ¿te encuentras bien? ¿Te ha hecho daño? -habló mientras miraba si tenia alguna herida en su rostro y en sus extremidades, su ceño fruncido dejaba ver lo preocupado que se encontraba- ¡Por favor habla! -la sacudió por los hombros.- ¡Nicole necesito que me contestes!

- Scott tranquilizate, no me sucedió nada que un poco de reposo, peliculas y calmantes no arreglen -sonrió tratando de calmarlo.- Yo tendría que preguntarte a ti si estás bien, te llevaste la mayor parte de los golpes -se encogió de hombros.

- Nicole no vuelvas a asustarme así -su intensa mirada estaba posada sobre los ojos de la rubia y sus manos estaban sobre la piel desnuda de sus brazos.

- Scott... ¿Estas bien? Porqué actuas tan paranói... -la palabras dejaron de salir de su boca en el instante en el que Scott colocó sus labios sobre los suyos, dando inicio a un beso suave pero a la vez intenso.

Rayos -pensó disfrutando del momento- Esto es mejor de lo que imaginé.

Ambos se separaron y la rubia miró directamente a los ojos del alfa que se encontraban brillando de emoción. Ella estaba segura de que tenía el rostro completamente rojo porque podía sentir sus mejillas calientes.
La cazadora tomó la iniciativa, siguiendo sus impulsos puso sus manos a los lados de su rostro y acercó el suyo para comenzar a besarlo con suavidad.
No tardó mucho en corresponder el beso y colocar sus manos en la pequeña cintura de Nicole, llevándola más hacia él.
Volvieron a separarse pero sus rostros seguian estando cerca, tanto que podía sentir el aliento cálido de Scott chocando contra su rostro. Su mirada reflejaba emoción y alegría, y ella estaba completamente segura de que su mirada estaba igual a la suya.

- Wow... parece que tiene algo con las cazadoras... ¡auch! -la rubia estaba segura de que Kira habia golpeado a Stiles por haber interrumpido el momento. Luego le agradecería ese detalle.

- Se que no es el mejor momento debido a lo que acaba de suceder pero no quiero perder un segundo más, nunca se sabe que es lo que puede pasar. Así que ¿te gustaría ir al cine mañana? -sonrió con nerviosismo.

- Claro que si Scott, me encantaría -sonrió ampliamente con dulzura.

- Mhm -se escuchó un carraspeo proveniente de Stiles- ¿Es en serio? ¿Habiendo tantos momentos elegiste justo este para invitarla a salir? Creí que eras el más romántico de los dos Scott y creo que me equivoqué.

Nicole suspiró con cansacion para luego girarse con cuidado hacia Kira, ya que aún estaba un poco adolorida por la caída.

- Kira... -rogó, y no hizo falta nada más porque con una sonrisa burlona volvió a golpear a Stiles provocando la risa de ambas e incluso la de Scott.

-Saben, eso es maltrato. ¿Lo sabían? Los voy a denunciar, mi padre es el sheriff, podrian terminar encerrados -Stiles los miraba ofendido.

- Si claro, maltrato animal -murmuró Nicole provocando que Lydia a su lado soltara una carcajada.

-Oh cállate Stiles, vayamos a casa -Scott colocó su brazo alrededor de la cintura de la cazadora para ayudarla a caminar,  comenzando a andar detrás de Lydia, Stiles y Kira que iban discutiendo.





Sᴜᴘᴇʀɴᴀᴛᴜʀᴀʟ | ᴛᴇᴇɴ ᴡᴏʟғ [EN EDICIÓN]¡Lee esta historia GRATIS!