Reto numero 50

77 2 0

Escribe un relato sobre una fiesta, un grito y una mentira que cada vez crece más.

Demasiado alcohol, simplemente demasiado.
Me atacan de nuevo las náuseas y me recargo contra el inodoro para darle paso libre a ese malicioso ente que se retuerce en mis entrañas.
Culpo a Nora, ella había dicho que tenía que hacerlo, que sino todos notarían que soy una ñoña y sosa, creo que utilizó el término "ermitaña- aguafiestas".
Te gusta Rick ¡está es tu oportunidad! ¡Tu noche!
Habíamos llegado una hora después, según Nora, los chicos cool siempre llegan tarde. Todo era un verdadero caos, la música era demasiado estridente, las luces me mareaban, sentí claustrofobia al estar en un espacio tan pequeño con tantas personas.
¡Bebe! Ya verás como te sientes mejor después de unos tragos. Es cosa de entrar en onda.
Ahora estoy encerrada en el baño, sintiéndome peor que cuando llegué.
Quiero irme, dormir, olvidarme de todo... A fin de cuentas seguiré viendo a Rick en clases. Se seguirá sentando en la silla de la izquierda, 2 espacios frente a mi.
Me limpió la boca, me lavó la cara. Trato de lucir mejor de lo que me siento. De regreso en la fiesta pienso que lo mejor es decirle a Nora que me iré, no quiero preocuparla... aunque no creo que ella note mi ausencia. Se separó de mi lado en cuanto vio que me terminé el primer trago.
Después de 15 minutos, he revisado toda la planta baja, no hay señales de Nora. Subo el segundo piso, está todo lleno de parejitas que se comen a besos en espera de sus 15 minutos en la habitación. Me parece algo demasiado estúpido, pero sí me gustaría tener aunque fuesen 5 minutos en una habitación con Rick.
Aquí arriba la música no tiene los mismos decibeles, soy capaz de escuchar mis pensamientos. Mi amiga es bastante pervertida y le encanta pasar el rato en compañía masculina (en ocasiones ni siquiera entiendo porque somos amigas, aunque siempre terminó con el mismo argumento "los opuestos se atraen") así que voy mirando cada pareja, no con demasiado detenimiento, esto es algo bochornoso y en ocasiones, desagradable. No hay señal de Nora.
Estoy por darme por vencida e irme cuando escucho un grito. Es bastante fuerte y agudo, de mujer.
No creo que la este pasando tan bien, debe estar fingiendo. Pienso mientras pasó frente a la puerta.
-Nora - Mi corazón se detiene momentáneamente, esa es la voz de Rick- Nora me estas volviendo loco. Sigue así nena.
No quiero seguir escuchando, pero aún no me creo que Nora "MI" Nora, esa que se ha pasado todo el semestre tratando de acercarme a Rick, me este traicionando en estos momentos. Pegó la oreja ala puerta para escuchar mejor, ahora hablan más bajo, parecen un tanto exhaustos. Y el vaivén de la cama ha dejado de escucharse.
-¿Todo bien nena?
-Excepcional como siempre, Rick- Esa es sin duda la voz de Nora.
-¿Dónde dejaste a tu topo? La pequeña cuatro ojos. Escuché rumores de que es una fiera cuando de tomar se trata.
-Es su primera vez, de seguro está tirada ebria en algún lugar. A lo mejor alguien le hace el favor. Una chica ebria e inconsciente es mejor que nada.
Me escocen los ojos, pero no de tristeza, sino de rabia. ¡Maldita serpiente!
Rick está riendo, ambos se la están pasando bomba a expensas mías.
-La tienes comiendo de la palma de tu mano, de seguro ya tienes terminados todos tus proyectos finales, además de tener pulida esa manera de copiar en los exámenes. No creo que ningún maestro vaya a saber que en verdad no te has reformado. Que suerte tienes en que te la hayan asignado como tutora.
-Sí, aunque me da un poco de pena; hasta cree que somos mejores amigas.
-¿Siguen con sus planes conmigo?
-Por supuesto, ¡Eres su Adonis! ¡Su amor platónico! Te diría que te aprovecharás de eso, pero ella es mi conejillo de indias. Sí se te llega a ocurrir de repente en tener un interés amoroso en ella, me perderás y expondré esas fotografías tan humillantes del año pasado.
-Lo sé, lo sé. Ya me lo habías dejado en claro anteriormente.
-Creo que será mejor que nos vayamos. Tengo que buscar a mi topo. Los exámenes empiezan dentro de 15 días y ella tiene un extraño ritual de estudios.
Sí dicen algo más, ya no lo escucho. Tengo suficiente, lo que necesito. Hasta el momento no había utilizado mi intelecto para otra cosa que no fuese el área académica, pero creo que la ocasión amerita que me aloque un poco.
Dejo una nota en mi habitación diciéndole a Nora que tuve que dejar la fiesta por cuestiones familiares.
Explico a mis maestros la situación. Entrego trabajos finales y presento exámenes antes que todos los demás.
Al final del semestre Nora y Rick tienen el video con más visitas en la red. Lo que esos 2 idiotas no sabían es que cuando te metes con un ñoño, el castigo es 10 veces peor que la ofensa.

52 retos de escritura 2016¡Lee esta historia GRATIS!