Gossipgirl

1.7K 9 1
                                                  

Aviso: Todos los verdaderos nombres de lugares, personas y eventos se han alterado o abreviado para proteger al inocente

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Aviso: Todos los verdaderos nombres de lugares, personas y eventos se han alterado o abreviado para proteger al inocente. O sea, yo.

¡Hola, gente!

¿Alguna vez cómo es realmente la vida de los elegidos?Bueno, os lo voy a contar, porque soy una de ellos. No hablo sobre hermosos modelos, actores, prodigios musicales o genios matemáticos. Estoy hablando de quienes hemos nacido con la vida resuelta, aquellos de nosotros que tenemos todo lo que cualquiera pueda desear y consideramos totalmente normal que así sea.

Bienvenidos al Upper East Side de la ciudad de Nueva York, donde mis amigos y yo vivimos, vamos a clase, jugamos y dormimos, a veces con algún otro del grupo. Todos vivimos en pisos enormes con nuestras propias habitaciones, cuartos de baño y líneas privadas de teléfono. Tenemos acceso ilimitado al dinero, alcohol y cualquier cosa que queramos, y nuestros padres raramente están en casam así que tenemos toneladas de privacidad. Somos listos, hemos heredado la belleza clásica, llevamos ropa fantástica y sabemos pasárnoslo bien. Nuestra mierda sigue oliendo, pero no puedes olerlo porque, a cada hora, una empleada pulveriza el cuarto de baño con ambientador hecho exclusivamente para nosotros con frangancias francesas.

Una vida de lujo, pero alguien tiene que vivirla.

Nuestros apartamentos están a tiro de piedra del Metropolitan Museum of Art en la Quinta Avenida, colegios privados con educación diferenciada, como el Constance Billard, donde todas nosotras vamos. Aún teniendo resaca, la Quinta Avenida siempre se ve hermosa por la mañana, con el sol brillando en las cabezas de los chicos sexys de San Jude.

Pero algo huele mal alrededor del museo...

VISTO

B con su madre, discutiendo en un taxi frente al Takashimaya.

N disfrutando de un porro en las escaleras del MET.

C comprando nuevos zapatos escolares en Barneys.

Y una rubia conocida, alta y de intrigante belleza se baja del tren de la línea New Haven en la Gran Estación Central. Edad aproximada, diecisiete. ¿Podría ser? ¡¿S está de vuelta?!

LA CHICA QUE SE MARCHÓ A UN INTERNADO, EXPULSADA, Y DE VUELTA.

Sí, S está de vuelta del internado. Su pelo está más largo y claro. Sus ojos azules tienen un misterio profundo de quienes guardan secretos. Ella viste la misma vieja ropa fabulosa, ahora destrozada tras las tormentas de Nueva Inglaterra. Esta mañana, se podía oír el eco de la risa de S en la escalinata del MET, donde ya no podremos disfrutar de un cigarrillo y un capuccino sin que la veamos saludándonos desde la casa de sus padres, al otro lado de la calle. ha adoptado el hábito de morderse las uñas, lo cual nos hace preguntarnos más sobre ella, y aunque nos morimos por preguntarle porqué ha sido expulsada del colegio, no lo haremos, porque en realidad nos hubiese gustado que se que se quedase allí. Pero tened por seguro que S ha vuelto.

Como medida de seguridad, vamos a sincronizar nuestros relojes. Si no tenemos cuidado, S se ganará a nuestros profesores, vestir ese vestido en el que no cabemos, comerse la última aceituna, tener sexo en la cama de nuestros padres, derramar el Campari sobre nuestras alfombras, robar los corazones de nuestros novios y hermanos y, definitivamente, nos joderá demasiado la vida.

Estaré vigilando de cerca. Observando a todos. Va a ser un año loco y movidito. Puedo olerlo.

Con cariño,

                                                         La Reina Cotilla

Gossip Girl 1: Cosas de chicasDonde viven las historias. Descúbrelo ahora