Objetivo cumplido

4K 120 0

Capítulo 13

La respiración de Erika se sentía en mi cuello, podía sentir sus pechos, estábamos en la cama acostados, pero no podía ir más allá pues afuera de la habitación se encontraba Jessica. Aunque eso no lo sabía Erika, empezó a tocar con sus dedos mis labios, esto me encendía, el sólo roce de sus dedos me hacía enloquecer, pero no podía caer ante sus sexys movimientos, porque afuera estaba mi amiga.

-Dejemos el juego a un lado-

-¿Que dijiste?- No podía entender lo que había dicho Erika.

-Como escuchaste, dejemos de espiarnos, seamos pareja-

-Erika no sabes lo que dices, tu no estas enamorada de mi simplemente quieres pagarme lo que he echo por ti, de eso se trata-

-¿Será?-

-Si, es así-

Luego de hacer recapacitar a Erika me paré de la cama, ella fue hacia la puerta y la abrió, Erika y Jessica se encontraron frente a frente.

-Frank será mio- Dijo Jessica.

-¿Esto es una declaración de guerra?-

-Así es Erika-

No supe que decir ante aquella conversación, Erika y Jessica estaban peleando por mi, no lo podía creer pero era verdad aunque Jessica tenía novio y la situación de Erika aún no se había aclarado. Mientras pensaba en eso, la Policía llegó pues Jessica la había llamado. Los policías entraron y sacaron al hombre que estaba noqueado en el suelo de la habitación, luego de aclarar las cosas y de que una oficial me curara la herida de mi frente, nuevamente me reuní con Erika y Jessica.

-Frank, desde ahora Jessica también entrará al juego-

-¿Como dijiste Erika?-

-Así como escuchaste, nuestra amiga se mudara a la casa que queda atrás de la nuestra y pues nos escuchó mientras hablábamos, así que le he dicho que jugará con nosotros-

-¿Es eso cierto Jessica?-

-Si, después de todo tu ya me viste desnuda ¿Cierto?, yo lo recuerdo todo Frank-

Trague saliva y no dije nada ante las palabras de Jessica, mientras hablábamos un carro se parqueo enfrente de mi casa, el hombre que bajo del auto me era familiar, al verlo mejor pude reconocerlo, el hombre era el chófer de mi padre cuando estaba en la ciudad, vi como abrió la puerta de atrás y a mi mente llegó la idea de que mi padre había vuelto de viaje pero no era mi padre.

-¡Papá!- Dijo Erika, con que era su padre, un hombre elegante de traje negro y cabello blanco que camino hacia nosotros y muy respetuosamente  nos saludo, se acercó a mi y me extendió su mano, le di un gran apretón, no entendía porque tanta cordialidad pero mis dudas se despejaron cuando el padre de Erika habló.

-Así que Michael tenía razón, el hijo de Gonzalo vive al lado de mi hija-

-¿Conoces a mi padre?-

-No sólo lo conozco hijo, soy uno de sus mejores amigos, me gustaría hablar contigo después, pero ahora quiero charlar con mi hija y con mi esposa, ¿Donde está tu madre Erika?-

-Señor encontramos a esta mujer detrás de la casa del lado- La voz de un oficial de Policía nos alertó a todos, junto con el venía Luisa, no me acordaba que la había dejado allí amarrada. La madre de Erika me miro y pude sentir una gran tensión en sus ojos, un odio tan fuerte que me dio escalofríos.

-Tenemos mucho que hablar papá-

-Así es hija-

-Yo me retiro- Dijo Jessica -Tengo que alistar todo para mi mudanza- Diciendo eso Jessica se despidió, yo también me despedí de Erika y su padre quienes se reunieron con su madre y juntos entraron a la casa, luego de eso llegó Edward, escoltado por dos policías y a quien metieron a la patrulla y llevaron. Cuando la patrulla paso por mi lado simplemente alze mi mano y me despedí de el, aunque sabía que esa no sería la última vez que lo vería; entre a mi casa y subí a mi habitación, me quite la camisa y mire mi espalda, esta estaba vendada al igual que mi frente, salí a la terraza y miré hacia la casa de Erika y también hacia la casa que muy pronto sería de Jessica, para llegar a la terraza de aquella casa también había que pasar un andamio, las casas de esta residencia estaban unidas de tal forma. El juego que teníamos Erika y yo tenía un nuevo integrante, fue un día muy extraño, doloroso y excitante, ¿Desde cuando mi vida se volvió tan entretenida?, quiero pensar que es por Erika pues ella robó toda mi atención, me enamoré locamente de aquella mujer...

Juego, Pasión Y Amor¡Lee esta historia GRATIS!