El plan

4.8K 140 1

Capítulo 10

-¡Quítame la virginidad!-

-¿Que demonios estas diciendo?-

-Lo que escuchaste, ¡hazme el amor!- Tan impresionado me habían dejado aquellas palabras que ni sabía que hacer, ¿Donde iba mi pene?, ¿Me dolerá?, eran las preguntas que en mi mente me hacía; pero todo esto había sucedido de un momento a otro y es que este día fue demasiado extraño para mi.

*Seis horas antes*

Aquel día había empezado siendo un lunes normal, tanto Erika como yo caminamos juntos a la universidad, durante el recorrido le pregunté sobre como seguía su pie, ella me dijo que ya estaba bien. También le pregunté sobre aquel prometido con el que me había encontrado la noche anterior y ella simplemente cambió el tema diciendo: -Luego sera-. No quise discutir sobre aquel asunto así que hasta hay llego nuestra conversación, al llegar al campus nos despedimos pero de una forma nunca antes puesta en práctica por ninguno de los dos, Erika se acercó a mi y me dio un beso en la mejilla, algo que nunca antes había sucedido. De camino a mi salón de clases me entró un mensaje al celular, era de Jessica, en el decía que vendría a la universidad a la sexta hora que era al tiempo en que yo terminaba mis clases, le dije sobre eso a Jessica y me pidió que la esperará, como decirle que no, luego de lo que pasó con ella y sabiendo que no recordaba nada, sentía que estaba en deuda con ella, una deuda que ni el más grande favor podría saldar. Llegó la sexta hora, mi clase de estadística había terminado; le escribí a Jessica, le dije que la estaría esperando en la cafetería, ella me respondió diciendo que sólo tendría que presentar un ensayo así que no tardaría. En la cafetería me senté cómodo en una de las sillas que se hallaban al fondo del lugar luego de haber sacado un jugo de la máquina expendedora, mientras tomaba mi néctar de manzana revisé mi celular, al momento de sacarlo de mi bolsillo recibí una llamada, esta era de Erika, deje mi jugó a un lado y contesté.

"Alo ¿Erika?"

"¿Frank?, ¿Donde estas ahora?"

"Estoy en la cafetería de la universidad"

"¡Que bien!, ahora mismo voy para allá"

"¡Oye, oye, oye!"

Así luego de decirme que venía a la cafetería Erika me colgó, ¿Cual sería la razón que había detrás del deseo de verme?, pero puedo concluir que cuando escucho que aún estaba en la universidad pude notar un tono de alivio en su voz, ¿Acaso no quería ver ha alguien? ¿Sería su prometido?, las dudas me mataban y estas fueron interrumpidas por unos pasos que venían del pasillo, la soledad que había me hacía saber que está persona estaba utilizando tacones y venía corriendo. Cuando la persona cruzó el pasillo y entró a la cafetería vi a Jessica, ella había llegado primero, pero esto era malo pues Erika también venía hacia acá, Jessica no conocía a Erika pero Erika a ella si y se podría decir que muy bien. Jessica se sentó a mi lado y tomó de mi jugo, el cual había dejado a un lado; de pronto escuché nuevamente pasos, Jessica también los oyó, estos eran más rápidos que los de antes pero no tan fuertes, al cruzar el último pasillo pude ver a Erika, esta corrió hacia mi y sin importarle en lo absoluto Jessica me abrazó, un abrazó fuerte y tembloroso, Jessica simplemente me miro y yo respondí al abrazo de Erika rodeándola entre mis brazos.

-¿Que sucede?- Le pregunté a Erika.

-Mi padre llegará pronto-.

-¿Eso es malo?- Preguntó Jessica entrando en la conversación.

-Si, es muy malo, viene a dar el si para mi boda-

La boda de Erika, se casará con ese maldito, no puedo creerlo. -¿Y que harás?- Le pregunté a Erika.

-¿No te quieres casar?- Le pregunto Jessica.

-Su prometido es el que te recibió la pizza la vez pasada, aquel con el que discutimos-

-¡Ese es un maldito!- Dijo Jessica de forma brusca.

-¡Hahahaha!- Erika soltó una gran risa al escuchar las palabras de Jessica. -¿A que si cierto?- Pregunto Erika de forma sarcástica.

-Y porque no le dices todo a tu padre y cuando digo todo lo es todo, hasta lo de tu madre-

-Si fuera tan fácil frank, me da miedo enfrentar a mi madre y a Edward, su presencia no me dejará hablar tranquilamente con mi padre-

-¿Y si te ayudamos?- La pregunta de Jessica nos tomó por sorpresa a Erika y a mi.

-¿Como te podríamos ayudar Erika?-

-Pues no quisiera tener una conversación con mi padre teniendo presente a mi madre y a Edward, sería de mucha ayuda poder hablar a solas con papá-

-Nosotros te podemos ayudar en eso, no conozco bien tu situación pero se que no te quieres casar con aquel hombre, el es un maldito- Las palabras de Jessica eran totalmente serias y su rostro al decirlas se veía muy decidido.

-Entonces tenemos un plan- Dije yo, Erika y Jessica movieron sus cabezas diciendo si.

Esa noche llegaría su padre y sería trabajo de Jessica y mío evitar que la madre de Erika y Edward interfirieran en la conversación...

Juego, Pasión Y Amor¡Lee esta historia GRATIS!