Reto numero 48

71 1 0

Escribe un relato sobre un personaje que lleva más de una semana sin dormir.
Yo no aguanto ni una día sin dormir, mi cerebro no me lo permite ¡ni siquiera en semana de exámenes! Por lo que creo que exageraré demasiado contando un relato de una persona que no ha dormido en tanto tiempo, la pregunta es ¿qué es lo que la mantendría despierta?

Rossi respira tranquilamente en su cama, ninguna pesadilla la ha visitado esta noche ¡buen lío en el que me he metido! Prometí cuidar a mi hermana pasara lo que pasara, le dije que siempre estaría con ella, después del accidente y de fingir mi muerte, he cumplido sin faltar un día con mi promesa. Rossi, desde el día que nació hasta el día que me fui, no había sido capaz de dormir sola, decía que no quería quedarse en la oscuridad de su cuarto, que había criaturas que querían hacerle algo malo; todos siempre pensamos que eran pesadillas, que ella veía programas que no debía de ver y por eso le costaba tanto trabajo dormir.
Me había burlado de todas las personas que leían fantasía, que tenían la ridícula idea de que el mundo se podía explicar con otra cosa que no fuese la ciencia; todos ellos han de estar felices de que ahora tengo que tragarme mis palabras, ahora tengo que hacerle frente a todas esas cosas que se esconden detrás del velo que el ego humano nos ha puesto en los ojos.
"Especie superior" ¡bah! Somos el eslabón más bajo de la cadena alimenticia; todos los secuestros, robos, desapariciones ¡inclusos algunos desastres naturales! Son todo obra suya. Se llaman a ellos mismos dioses, o súper depredadores... Ellos tienen mucho más ego que nosotros.
Todas las esculturas, los mitos, leyendas, historias pasadas de generación en generación ¡todo era real! Al parecer, nosotros mismos los creamos, necesitábamos creer en algo y ellos surgieron de nuestra fe (aunque ellos digan lo contrario)
En estos momentos, un incubo acecha a mi hermana; él llegó al mundo junto con ella, se alimenta de su espíritu, de sus miedos; sin ella se moriría, pero si la ocasión es buena, él podría absorber toda la vida de mi hermana y así dejar de necesitarla.
La primera vez que vi al maldito bastardo, fue en mi funeral. Él está colgado a mi hermana, sus piernas alrededor de su cintura, sus manos en sus hombros. Fue cuando entendí porque ella siempre se sentía tan cansada, él intenta que ella se quede dormida, solo en ese momento se puede aprovechar de ella. Quise lanzarme encima de él y quitarlo, pero el muy maldito desapareció, riéndose de mi. Al principio creyó que yo ya no era rival para él, pero esa misma noche entendió que aún no tenía el camino libre para cumplir su propósito.
Mi accidente fue raro, porque sé que no estoy muerto, los mismos fantasmas me lo han dicho, solo que ya no necesito mi cuerpo corpóreo, ¡es bastante extraño! Dicen que soy una especie de reptil que dejó su piel atrás. Sigo escuchando el latir de mi corazón, necesito respirar ¡y necesito dormir! Cosa que no he hecho desde hace una semana; no sabía que era capaz de hacerlo, pero Rossi me necesita. El incubo no podía alimentarse de ella mientras ella dormía conmigo (mis padres jamás la dejaron dormir con ellos, dicen que yo la malcrié, que por mi culpa no ha dejado de tener miedo) En sus 8 años de vida, al compartir la cama conmigo, mi energía la protegía. El incubo solo se puede alimentar por el momento de ella y los hombres tampoco son mucho de su agrado.
Ahora me he pasado día y noche cuidando la espalda de mi hermana; algunos fantasmas me han venido a visitar ¡incluso hadas y Ángeles! (El mundo es más fascinante de lo que había pensado) Ellos me han dicho que soy el único que puede deshacerse de ese pequeño demonio, pero él es listo y no se ha dejado ver. Dentro de unos días habrá un eclipse y el incubo será más fuerte, así que podría pasar sobre mí fácilmente. No sé cuánto tiempo más pueda mantener esta vigilia, creo que en cualquier momento colapsarse y es lo que él está esperando. Lo he visto en las esquinas de la habitación, cada vez le cuesta más trabajo moverse, su abstinencia lo mata de a poco, pero no es suficiente; él siempre tendrá un hilo de vida mientras mi hermana respire.
¡Me estoy volviendo loco! Siento que mis ideas no son claras, siento que cada tic y cada toc del reloj me quita fuerzas, voy a morir de verdad sino descanso, y si me convierto en fantasma sería la perdición para Rossi.
Hay una idea que ronda mi mente y le temo, porque es una clara señal de locura; he pensado que puedo matar a Rossi, solo momentáneamente, podría ser yo quien absorbiese su vida y así el incubo moriría, pero es demasiado arriesgado ¿y qué si no puedo revivir a mi hermanita después? Me convertiría en el mounstro que estoy tratando de aniquilar.
Estoy sentado junto a Rossi, miro a mi alrededor y encuentro brillando en la oscuridad los dientes de la criatura, siempre me sonríe, seguro de su victoria. Si él gana, irá tras alguna mujer y procreara un demonio; estoy casi seguro que iría tras mi madre, él es tan soberbio que gozaría destrozando a mi familia.
Miro a mi hermana, mis ojos me pesan, tic-toc, retumba el sonido dentro de mi cabeza; paso mis manos por el cabello de Rossi, como lo hacía cuando vivía, así la arrullaba todas las noches. Tarareo, aunque sé que ella no me puede escuchar. Pasó mis manos por sus mejillas, y siento como una lágrima se escapa de mis ojos. Sigo cantando, luchando contra la necesidad de dejarme ir.
-Eddie. - Ella murmura, y yo me sorprendo. ¡Ella puede escucharme!
Miro como sus ojos se mueven bajo sus párpados.
-Ayúdame, Eddie.
Ella ha tomado la decisión por mí, las lágrimas empañan mi vista. Mis manos ya están en la posición que la hadas me dijeron, una sobre su frente, otra sobre su corazón. Por primera vez veo el miedo en los ojos del incubo; él se lanza hacia mí, pero es tarde, la respiración de Rossi ya es superficial, el latido de su corazón se va silenciando de a poco. Él incubo se queda paralizado en el medio de la habitación, su cuerpo comienza a desintegrarse mientras que el mío parece recubrirse de nuevo. Siento el último latido de Rossi, las lágrimas ya han desaparecido de mis ojos; él incubo grita de dolor, ve furia en su mirada;  después solo queda humo en donde anteriormente se había encontrado.
Trató de regresarle la vida a mi hermana pero no sé porque no funciona; me entra la desesperación ¡he matado a mi hermana!
Mi cuerpo ha regresado, como antes del accidente, pero sigo viendo a través del velo. Escucho una risa, y algo ilumina la habitación. Es el fantasma de Rossi.
-Todo está bien Eddie, sólo cierra los ojos y déjate llevar. Esto no es más que una fea pesadilla.
Hemos intercambiado papeles, ahora ella parece ser la hermana mayor, la de 20 años y yo tengo 8, la obedezco y me acurruco como antes lo hacía. Mi mano descansa sobre el corazón de Rossi y siento como ella acaricia mi cabello mientras me canta. Caigo dormido.
El grito sonoro de mi madre me despierta y hace que me caiga de la cama. Ella corre hacia mí y me llena de besos, de seguro no ha visto el cuerpo inserte de Rossi. Me apeno y rompo a llorar, como cuando era pequeño, cuando yo tenía miedo y mi madre me consolaba.
-¿Por qué lloras Eddie? -No es la voz de mi madre la que oigo, Rossi esta parada en el umbral de la puerta, carga consigo la charola con el desayuno. No entiendo lo que sucede, pero ella me guiña un ojo y cuando se mueve veo el polvo de hadas que cae de su cabello.
Ella está bien, yo estoy de regreso. No hay nada más que decir.

52 retos de escritura 2016¡Lee esta historia GRATIS!