A veces ciertas cosas son mejores dejarlas atrás. Porque te hacen daño, porque no valen la pena, y porque es preferible aferrarse a un amor que daría todo por ti. Es mejor seguir adelante aunque cueste. Es mejor vivir sin preocupaciones y sin la amenaza constante de alguien cercano a ti, que quiere hundirte y verte sufrir. Por eso siempre tienes que tener a tu lado gente que te apoye y un gran amor que esté siempre a tu lado.


Otoño Azul -Trilogía: EATOA ✔¡Lee esta historia GRATIS!