Cap. 14 - ULTIMOS CAPITULOS v_v

1.5K 157 47

ULTIMOS  CAPITULOS

#7 Semanas

Ciudad del vaticano. Posiblemente el estado mas pequeño del mundo. Entre la basílica y la plaza San Pedro ya se ocupa el 27% del espacio. Cuenta con menos de novecientos habitantes, y todos hablan latín. Yo estaba allí, en una vieja construcción de la basílica, mirando como Setter se acercaba junto a mi padre.

Baje la vista en cuanto estuvieron frente a mí.

No quería verlos, no quería saber nada de ellos…

-Mírame.

Ordeno impetuosa Setter.

Apenas levante la cabeza, la palma de su mano dio contra mi mejilla.

Me la sobe inmediatamente debido al horrible dolor que el cachetazo había provocado. Mis ojos se llenaron de lágrimas a causa del impacto.

-¡Perdimos una semana de nuestro tiempo solo porque se te dio jugar a hacer amiguitos vampiros!- Me reto duramente. -¡Por tu bien espero que te comportes aquí!

Me paso por al lado y se dirigió a otra puerta.

Mire a mi padre con bronca. El también me observo sin expresión alguna.

-Empiezas hoy con tu entrenamiento, ya nos hiciste desperdiciar mucho tiempo.

Anuncio frio.

Sin quitarle la vista de encima, inhale fuertemente tratando de calmar mi enojo.

-Eres desagradable…

Murmure.

-¿Estuviste todo este tiempo al lado de un vampiro y crees que yo soy desagradable?

Hizo una mueca.

-Al menos el me apreciaba…

Acote.

Inmediatamente se escucharon sus estruendosas carcajadas.

-¿El te apreciaba?

Dijo entre risas.

Cuando pudo calmarse volvió a mirarme fríamente.

-Los vampiros no pueden apreciar.

-¡Claro que si!

-¡Claro que no! ¿Eso es lo que te dijo? ¿Qué podían apreciar?

Me quede en silencio unos segundos tratando de recordar las palabras de Xiumin.

-El… el dijo que tenia poca capacidad para apreciar, pero que si podían.

-Mintió.

Respondió rápido y seguro.

-Tu estas mintiendo si no ¿Por qué el estaría conmigo?

-¿Por qué será? ¿Por qué si no se acercaba a ti lo matarías?

Note que su sarcasmo se parecía al mió.

-No lo sabes, el en verdad estaba conmigo porque me quería...

-_____ por favor, soy tu padre no discutas conmigo.

-¡¿Mi padre?!- Eleve el tono de mi voz. -¡Vete al diablo! ¡No eres mi padre! Ni siquiera se tu nombre…

-Nicholas. Y cuida lo que dices. No te traje para hablar sobre vampiros, te traje para que aprendas a patearles el trasero.

-No haré eso.

-¡Dios!- Se quejo. –Ven conmigo.

Me tomo bruscamente de la mano y me arrastro a la habitación en la que Setter había entrado antes.

Mi vecino es un vampiro - Xiumin y tu -¡Lee esta historia GRATIS!