Taller de cocina 22

316K 4.9K 183

Su mirada estaba fija en la mía, marrón contra verde. Sus manos escondidas en los bolsillos de su pantalón negro, una sonrisa de costado se fue esparciendo por sus labios, peligrosa. Camino lentamente hacia mi, choco mi hombro cuando paso por mi lado, me di vuelta mirando su espalda ancha tapada por una remera del mismo color que el pantalón. Giró apenas su cabeza mirándome de reojo, su sonrisa seguía pegada. No me moví de mi lugar, volvió a mirar al frente y desapareció entre la oscuridad. Estaba sola, sin nada alrededor.

-Mmm huele bien- Dijo mi padre entrando por la cocina, el pastel que había horneado como la mayoría de los domingos se encontraba humeante arriba de la mesada-

-Y también sabe bien- Dije mientras dejaba el trapo con el que hace minutos me encontraba limpiando la mesada-

-Me imagino. ¿Me sirves un pedazo?- Asentí mientras agarraba un cuchillo y comenzaba a cortar la torta de durazno. Era la preferida de mi padre-

-Se te ve relajado, raro que no estés con varios papeles en mano– dije burlándome mientras agarraba un plato-

-Si, es domingo hoy no hare absolutamente nada- Dijo mientras ojeaba el diario. Le pase el plato con la torta mientras me apoyaba en la mesada cruzándome de brazos-

-Sabes estaba pensando en comenzar algún curso de algo. No lo se, para entretenerme- Mi padre bajó el diario mientras se acercaba el plato y agarraba el tenedor-

-Abby –Dijo suspirando- Me encantaría, pero esos cursos o talleres salen siempre muy caros. En estos momentos estoy teniendo muchos gastos con el gimnasio y… - Dijo llevando el tenedor con torta a su boca- Oh esto esta increíble – dijo mientras tragaba, sonreí-

-Quería hacer uno de cocina –dije mientras mordía mi labio inferior, no estaba planeando decírselo pero tal vez esto lo convenciera. Mi padre tomo aire mirándome por unos segundos- yo –comencé- vi un cartel en la calle de un curso de pastelería, son solo 2 meses. No es tanta plata, aparte como trabajo en el gimnasio solo necesitaría dinero para pagar el curso y si quieres trabajo horas extras –prácticamente hable sin respirar, mi padre llevo otra vez otro bocado a su boca-

-Esta bien Rocky, tienes talento para la cocina y me vendría bien mas ayuda en el gimnasio- Dijo sonriendo-

-Hablando de eso – pase el peso de mi pie derecho al izquierdo- yo estoy en época de exámenes y trabajos prácticos. ¿Podría no ir algunos días? –Dije sonriendo como una nena, el me miro haciendo una mueca mientras comía otro pedazo-

-Recién me dijiste que trabajarías horas extras – Dijo frunciendo el ceño-

-¡Lo hare! Solo que necesito unas semanas nada mas – El suspiro para luego sonreír-

-Rocky, estoy bromeando. Lo mas importante para mi es que termines el colegio, mira los Martes y los Viernes son los días que mas trabajo hay en el gimnasio. Ven esos días –Asentí sonriendo- No te dije pero estoy pensando en cambiarte de puesto de trabajo –sonrió sin mostrar los dientes- pero no te diré nada hasta la semana que viene-

-Gracias pa- respondí-

-Bien ahora pásame otro pedazo de esa maravilla- Dijo mientras me extendía su plato nuevamente-

 --------

“La suma de tres números enteros positivos consecutivos es una potencia de 3 

La suma de los siguientes tres números enteros positivosconsecutivos es un múltiplo de 7.”

Matemáticas de mierda. Doble la hoja y la metí en la mochila mientras dejaba caer mi cabeza, apoyándola en la mesa del comedor. La profesora de literatura tuvo una urgencia y se tuvo que ir dejándonos salir antes, pero me aburría ya que faltaban unos minutos para que el timbre sonara. Jugué con el Candy Crush intentando pasar de nivel, hasta que el timbre sonó, el lugar comenzó a llenarse de gente hasta que vi a Patrick entrar por la amplia puerta, ojeo el lugar para luego sonreír al verme y caminar hacia mi.

-¿Qué onda Rose? – se sentó enfrente mío, levante una ceja sonriendo-

-¿Rose?- el rio-

-Tienes cara de Rose- Respondió encogiéndose de hombros –

-Tu tienes cara de “te pegare una patada en el culo si me llamas así” – Dije divertida, el respondió riendo. Liz apareció en la escena con varios libros en la mano-

-Okey. Pensé que al ser nuestro ultimo año los profesores no iban a ser tan jodidos. Pero al parecer me equivoque –Dijo sentándose al lado de Patrick. Apoyo su mochila que parecía estar cargada con otra docena de libros arriba de la mesa. Su rostro demostraba cansancio, unas leves ojeras alrededor de sus ojos delineados la delataban-

-¿Tuviste una prueba? – hable, ella rio-

-No, mi hermana y su noviecito aprovecharon que mis padres se fueron un fin de semana a mi casa de veraneo, para fornicar Como animales y no dejarme dormir – contesto para luego bostezar, Patrick rio divertido con la situación-

-Por que no te les unes – Dijo mi amigo burlón, Liz le golpeo el brazo con cara de asco-

-No te pases Deiton- lo miro de mala gana-

-No tienes derecho a usar mi apellido como ataque- Dijo el morocho todavia con su tipico tono risueño, Liz se recosto arriba de su mochila- 

-Si necesitas una casa para dormir tienes la mía – dije apoyando mi cabeza en mi mano, ella levanto la suya mirandome-

-Oh gracias Abby eso es un amiga de verdad –Dijo mirando de mala gana nuevamente a Patrick quien sonrió perezoso- Pero lamentablemente me lo ofreciste tarde iré a la casa de mi primo Michelle – levante mi rostro para mirarla –

-Michelle es nombre de mujer, Liz- la mire como si fuera obvio-

-¡Oye¡ mis tíos esperaban una niña, no iban a cambiarle el nombre.- Dijo sonriendo- Ahora con 26 años es todo un hombre

-Me imagino lo machote que debe ser- Patrick revoleo los ojos mientras hablaba, reí-

------------------------------ 

Me recosté en la cama ya con el pijama puesto, estaba completamente agotada. Había ido a inscribirme a el taller de cocina, serian los Lunes y los Miercoles, empezando la semana que viene. Suspire entrando entre las sabanas, era una noche calurosa pero desde chica que no podía dormirme si no tenia por lo menos una fina tela cubriéndome. Aunque haga 30 grados. Me revolví en la cama, no estaba segura si quería dormir, las ultimas noches había soñado con esos ojos verdes, no quería volver a verlo o tal vez si. En mi sueño el me aterraba, pero me daba confianza era un sentimiento extraño y raramente adictivo. Cerré mis ojos para volver a encontrarme con el.

------------------------------------------------------------------------------------------

Hasta aca!!! LO SE al final termine poniendolo hoy y no ayer (viernes) como prometi, lo que pasa es que estaba muy cansada por que tuve parciales y sali a bailar el jueves.. en fin. Decidi hacer un capitulo "Sin Harry" por que como sabran Abby tiene una vida aparte de los encuentros calurosos con el chico ruludo, tal vez ahora siga escribiendo y les suba otro capitulo... no estoy segura. 

GRACIAS por todos los comentarios y los votos realmente es muy importante para mi.... enserio. 

Tengan una linda semana!!! 

XOXO JG

Las reglas del boxeador (Incompleta)¡Lee esta historia GRATIS!