Soltó una carcajada antes de responder.

- Rubelangeh vive. - dijo haciéndome reír fuerte.

- Vive. - respondí abrazandolo.

El trayecto al aeropuerto fue distraído con las palabras graciosas de Mangel. Iba a extrañar a todos mis amigos.

Martina, Cheeto y su novia estaban esperándome en el aeropuerto.

El nudo en mi garganta se hizo notar cuando imagine a Summer junto a ellos.

- ¿Cómo está ella? - le pregunté de inmediato a Martina.

- Tranquilo, va a estar bien. - dijo. - Y de verdad espero que estés bien. Date un tiempo para ti y comienza otra vez. Te va a hacer bien.

Le sonreí antes de darle un abrazo corto. 

- Hace vloh guays. - dijo Cheeto. - Ehtamoh en contacto, mah niggah. - dijo haciéndome sonreír.

- Claro que sí mah niggah. - le respondí y le abracé.

- Lo que sea que tengas que hacer, hazlo por ti. - dijo la novia de Cheeto y le sonreí. - Te lo mereces.

Yo no merezco nada.

Fueron mis pensamientos, pero le agradecí de todas formas.

Nos quedamos hablando un rato los cuatro cuando la llamada para abordar sonó en el autoparlante.

- ¿Vas a volver? - preguntó Martina.

- Claro que sí, no van a deshacerse de mi tan rápido. - dije sonriendo.

- Vamoh a ehtar hablando por Skype como en loh viejoh tiempoh. - dijo Mangel y yo asentí. - Cuidateh muchoh y saludameh a tu familia.

Me despedí de todos por última vez y caminé a abordar.

Antes de perder a mis amigos de vista me di vuelta y les regalé una última sonrisa 

Todo ocurrió sin problemas y tomé asiento sin problemas. Cerré los ojos y suspiré.

Adiós, PeliAzulEnana.

Sonreí hasta que el golpe de un bolso pequeño cayó en mis pies, haciéndome abrir los ojos.

Me giré para ver quien había sido el culpable de ese golpe cuando vi a la persona que menos me hubiera esperado. 

- ¿Qué estás haciendo aquí? - pregunté sorprendido.

- Jo, lo mismo pregunto. - respondió Marta sentándose en el asiento del pasillo.

- Me voy a vivir a Noruega por un tiempo. - dije.

- ¿Me estás tomando el pelo? - dijo ella. - Yo voy a hacer mi Post grado a Noruega.

_________________________

SUMMER P.O.V.

Habían pasado dos semanas desde que todo había acabado. La primera fue la más difícil.

No dejé de pensar en él.

Sentía como si todo lo que había hecho, se hubiera caído por la borda. Dejándome otra vez sin nada.

Sin casa. Sin bebé. Sin amor.

No tenía ganas de nada y me perdí una semana de universidad. Solo tenía ganas de llorar y así lo hice.

Lloré mucho. Lloré todo lo que debía y más.

Cuando sentí que ya todo lo había hecho mal, Alex me informó que se iba de Madrid por seis meses. Dijo que YouTube le hizo una oferta de trabajo con un equipo de video juegos de allí.

Dos personas se habían ido del país, solo por mi culpa. Me sentía miserable y asqueada conmigo misma.

Martina por otro lado, no me dejó sola. Literalmente yo no hubiera podido levantarme de esa cama sin su ayuda.

Como todo había cambiado en mi vida, un cambio por fuera era necesario, o eso me dijo Laura, la novia de Cheeto a la cual habíamos estado viendo bastante.

Así que me levantaron de la cama e hicieron el trabajo. En un abrir y cerrar de ojos mi cabello azul había desaparecido.

Había sido sustituido por un castaño oscuro que se iba aclarando en las puntas. Y para tener la guinda de la torta, Laura me hizo un flequillo que le aseguré que no me gustaría. Opinión que fue cambiada al verme al espejo.

Me sentía nueva, distinta. Ya era otra persona y estaba lista para comenzar de cero.

La semana en la que me reincorporé en la univerdad, me dieron noticias. Una chica de mi clase me dio el dato de un bar en el que estaban buscando meseras.

Yo, con experiencia en aquel restorant en Barcelona, accedí a ir y me aceptaron.

Debía aportar con los gastos de la casa de Martina y mi nuevo jefe no tuvo problemas con darme un horario flexible que pude convinar con el estudio.

El vienes se hizo notar en el bar. La gente no dejaba de llegar, las mesas estaban llenas y las propinas eran buenas.

Eran cerca de las nueve de la noche y mi horario estaba a punto de acabar.

- ¡Summer! - me llamó uno de mis compañeros. - Mi madre está llamandome, cubreme con la mesa 6 por favor. - me rogó. - Sólo dos minutos.

- Claro, no hay problema. - dije.

- Bien, aquí está la cuenta, ellos solo van a pagar. - dijo antes de escabullirse en los baños con su movil en la oreja.

Tomé la cuenta y caminé a la mesa.

- Buenas noches, les traigo su cuenta. - dije al llegar a la mesa donde habían tres chicos.

- ¿Summer? - preguntó uno de los chicos mirándome. - ¿Eres tú?

Mis ojos se abrieron debido a la sorpresa y el rostro de aquella persona lo recordé de inmediato.

- ¿Nicolás?

____________________________

OK, ES EL FIN, NO HAY MÁS, LO SIENTO.

Bueeeeeeeeeno.... Pues yo creo que es claro lo que pasó aquí.

NUEVOS COMIENZOS PARA AMBOS.

Es lo mejor. Creo yo.

LO SIENTO POR DEMORARME TANTO PERO EL EPILOGO QUE TENIA ESCRITO NO ME GUSTÓ DEL TODO Y LO BORRÉ UNAS TRES VECES PARA DEJAR ESTE.

Espero que les guste :(

No olviden que habrá tercera temporada amores míos.

PREGUNTAAAAAAS:

- ¿Qué les pareció el final?

- ¿Alguien se acordaba de Nicolás? ¿Qué piensan de él?

Espero que hayan disfrutado la segunda temporada tanto como yo disfrute escribiendola y leyendo sus comentarios.

MILES DE GRACIAS a cada una de ustedes. No estaría en ninguna parte sin ustedes. 

Ya no me alargo más. Mañana subiré los Avisos y Agradecimientos que suelo hacer para algo mas personal.

Se los debo todo y más.

Pau.

*Si quieren hacerme preguntas está mi tablero, los mensajes privados y si quieren ver las cosas que hago; está la historia de Instagram (@lapaulypo)*

¿Quién dijo que sería fácil? - 2ª Temp. ¡No Te Soporto! ElRubiusOMG¡Lee esta historia GRATIS!