Cap 86

48.8K 3.9K 593

Otro día aburrido.

Era jueves y el cumpleaños de Hermione se acercaba cada vez más. Faltaba poco, muy poco.

Ella no podía estar más emocionada. Sentía que si no llegaba su cumpleaños pronto, moriría de la angustia.

Ella estaba emocionada, pero no por el hecho de que cumpliera 19 años sino por el hecho de que al fin lo conocería.

Conocería a Dip.

Aunque ella no tenía ni la menor idea de que ya lo hacía. Ya conocía a esa persona que le enviaba mensajes, ya lo conocía demasiado.

Caminó hacia su curso con un paso rápido y seguro, entró a aula asignada y vió a Drew en el fondo del salón con la mirada en un libro. Hermione negó de manera divertida.

Eso era típico de él.

Era muy común en él estar en soledad. Parecía que Drew había nacido para estar solo en éste mundo. Nadie conocía la verdadera personalidad del rubio. Nadie. Absolutamente nadie.

Hermione era la única....y eso le gustaba.

Se sentía mal con el hecho de que dos personas distintas le hicieran sentir cosas únicas en su interior. Ella no sabía la verdad de Dip, pensaba que estaba enamorando de dos personas completamente distintas.

Hermione trataba de no tener sentimientos hacia el rubio, ya que se sentía estúpida al sentir amor por dos seres completamente diferentes. Dos personas que probablemente ni se conocerían, dos personas que parecían ser cortados con diferentes tijeras pero a la vez parecían ser cortados con la misma.

Dos personas que en realidad eran una sola.

Y ella no estaba enterada de eso.

Se sentó alado del chico y se fijó en sus facciones. Era perfecto a su manera.

No era de ese tipo de personas que se creía superior al resto, no era de ese tipo de personas que se encargaban de pisotearte de la peor manera posible, en conclusión, no era un idiota.

Drew era diferente.

Drew era amable.

Drew era divertido.

Drew era sarcástico.

Drew era comprensivo.

Drew era una caja de sorpresas.

Drew era una caja de virtudes.

Para conocer al verdadero Drew Parker, debías convivir con él.

Todo eso pensaba Hermione, y sinceramente....le aterraba.

No sabía como reaccionar ante el hecho de que su corazón empezara a acelerarse cada vez que lo veía, o el hecho de que quisiera convivir con él, ya que cada vez que lo hacía, descubría algo nuevo.

El rubio la miró y le brindó una sonrisa tímida, ella le correspondió con otra sonrisa más. Sin duda la escena era tierna.

-Ehhh...Hola- Drew agitó su mano suavemente. Ella hizo lo mismo.

-Hola ¿Qué tal?- ambos notaban la tensión en el ambiente, y eso no les gustaba para nada.

-Bien...- nadie tenía nada para decir, o eso creía la castaña.

Desconocido En Línea [DEL #1] ¡Lee esta historia GRATIS!