Capítulo 1

3.7K 317 22

Todo empezó cuando parecía haber acabado, al menos para el hombre más fuerte de la humanidad, la sentencia de Eren fue clara, fue sentenciado a muerte, y para meter más el dedo en la yaga, el encargado de eso, debía ser él, su amante en secreto.
Se acercó a su celda, había robado la llave solo para verle por última vez, antes de tener que matarle, abrió la celda y entró, allí estaba él, su amor, su vida, y al amanecer tendría que matarlo con sus propias manos. Estaba tapado con la sabana hasta la cabeza, ni siquiera notó su presencia, cuando sintió que alguien estaba a su lado se asustó, pero se relajó al ver a Levi, éste le acarició el rostro, con sus pequeñas pero fuertes manos, se acercó y le dio un tierno beso en los labios antes de disculparse, Eren sonrió y eso solo hizo que se sintiera peor.
"Tranquilo, no es culpa tuya, no me importa que tengas que matarme, siempre te amaré."
El chico de cabellos castaños alargó la mano para recoger un mechón de pelo del contrario y después de jugar un rato con él, lo colocó tras su oreja, Levi solo sonrió con preocupación, daba igual que su joven amante le perdonara todo, él mismo nunca dejaría de arrepentirse, incluso antes de hacerlo, Eren notó su preocupación y le acarició la mejilla, para después depositar un suave beso en sus labios, haciendo que el corazón del mayor se rompiera un poco más.
"No voy a poder hacerlo Eren, no puedo."
Dijo el mayor, su voz era seria, pero se notaba que estaba haciendo el mayor esfuerzo para no llorar, el joven le abrazó y lloró en silencio, sabía que si se hacía el fuerte, a Levi le dolería menos, pero no podía, no aguantaba el dolor en su pecho, el resentimiento hacia la humanidad, incluso después de haberlos ayudado, deciden acabar con su vida, y tampoco podía soportar la idea de dejar a Levi solo, sabía que podría seguir adelante, y eso era lo que más dolía de todo.
Levi, al darse cuenta, levantó la cabeza y le miró a los ojos, esos ojos que le cautivaron desde el primer momento en el que los vio, repartió pequeños besos por su cara, secando sus lágrimas en el proceso, no se permitiría llorar delante de otra persona, fuera quien fuera, pero se lo estaba poniendo muy difícil.
Sabía que debía irse pronto, o sino, les verían, y eso era lo último que necesitaba, le volvió a mirar a los ojos, y esa vez no pudo evitar que sus ojos se cristalizaran y soltara un par de lágrimas, se levantó de la cama del menor antes de que este le viera, le miró de reojo, se secó las lágrimas que salían sin su permiso y habló lo más sereno y serio posible.
"Eren, realmente lo siento, pero no hay nada que hacer, te veré mañana a las siete de la mañana, no te atrases o tendré que venir a por ti."
Eren solo asintió, sabía que el mayor solo lo dijo para auto convencerse de lo que pasaría al día siguiente.
Se fue de allí, y deseó no separarse nunca de Eren, y que cuando pasara a otra vida, él estuviera ahi.

Siempre A Tu Lado [Yaoi]{Riren}¡Lee esta historia GRATIS!