Capítulo 10

2.7K 428 107

Y Louis aprende que Harry no es como nadie que haya conocido antes.

Harry era raro, raro y loco. Esa era la conclusión a la que Louis había llegado después de 3 meses. La siguiente era que no le importaba en absoluto. Porque Harry podría subirse de nuevo a una mesa de la cafetería y gritar que todos tenemos complejos, que nadie tiene derecho a juzgar a nadie y que por supuesto no hay nada de malo en los muslos de Louis ni en que su rostro tenga rasgos suaves y dice esto solo porque alguien se ha reído de Louis y Louis solo sonreiría . Porque Harry podría pintar sus uñas de nuevo y al recibir una mala mirada, guiñar el ojo y contestar con un "ya sé que los colores pastel me favorecen", y Louis solo reiría a su lado. Porque Harry podría volver a burlarse de Liam por ser tan obvio con su enamoramiento con Zayn y Louis solo lo miraría pensando que quizá siempre ha necesitado a Harry a su lado. Y porque podría defenderle de nuevo frente a Troy y Louis sin duda le sonreiría y automáticamente entrelazaría sus dedos con los de él en forma de agradecimiento para después arrastrarlo hasta su habitación.

Porque Harry es diferente y Louis no puede estar más agradecido de que sea así.

Por lo que ahora después de tres horas de ensayo y un auditorio vacío después, Louis está tumbado junto a Harry en el gran escenario y piensa que Harry también tiene grietas y piezas rotas pero de esas grietas se filtran colores claros y brillantes y esas piezas rotas ya no se clavan en su piel, sencillamente no duelen. Piensa que Harry ha llorado, ha querido huir y aún puede que lo quiera y Louis huiría con él. Piensa que Harry un día también fue tonos grises y negros y lágrimas y versos tristes, y ahora es colores brillantes y sonrisas y no solo lágrimas y versos sobre la esperanza y poemas sobre amor que no consiguen rimar.

Y puede que ambos solo sean dos adolescentes dramáticos, torpes e inexpertos que intentan descubrir en qué consiste el mundo pero tal vez nunca lograrán hacerlo del todo.

"¿Me dirás qué te ocurre?" Preguntó Louis entrelazado sus dedos sobre su estómago, Harry permaneció callado durante unos segundos y Louis sabía que solo estaba pensando, que le gustaba poder elegir sus palabras antes de que estas fuesen emitidas, que divagaba lo suficiente como para a veces no recordar la pregunta.

Y era increíble lo mucho que había llegado a conocer a Harry en tan solo 3 meses, era casi ridículo la naturalidad con la que todo fluía entre ellos a pesar de aquel beso que ambos parecían haber olvidado. Louis se movía alrededor de Harry sin miedo, con tranquilidad y una sonrisa suave en sus labios. Y Harry lo hacia con gracia, sus hoyuelos marcados y los ojos brillantes y llenos de afecto. Y era tan natural y fácil que llegaba a asustar a Louis porque nunca había conectado tanto y tan rápido con nadie. Y jamás la presencia de alguien se había sentido tan cálida, estable y necesaria.

"He estado pensando" respondió finalmente Harry.

"Bien, iluminame" bromeó con una pequeña sonrisa y dedicando una mirada divertida a Harry, pero él no le miró.

"¿No te gustaría vestir como lo hacías antes?" carraspeo y se incorporó "Quiero decir, ¿no te gustaría vestir sin importarte lo que dijesen?"

Louis se tenso ligeramente

"Me gusta como visto" miró fugazmente a su jersey y sus pantalones holgados, tragó saliva.

"Louis, tu no eres como esa ropa negra y holgada" suspiró

"¿Qué quieres decir?"

Harry volvió a tumbarse con un amago de sonrisa en sus labios.

"Que la ropa habla de ti, y tú no eres eso, no eres color negro ni gris. Eres colores brillantes, vivos, llamativos. " explicó y Louis quiso reír por la seriedad de su expresión.

Rules of beauty ; Larry StylinsonDonde viven las historias. Descúbrelo ahora