09

4.1K 210 33

Jessica salió corriendo de la habitación de Lydia, aún tenía lágrimas en los ojos, y aún seguía llorando más y más, las pocas personas que había en el Instituto la miraban raro, y a ella no le importaba.

Jessica quería abrazar a Jace, y llorar con él como lo había hecho cuando su amiga Seelie murió, quería abrazar a Izzy y que ella le recordara lo hermosa que era y lo idiota que era Alec, quería abrazar a Chris y que él la aconsejara.

Pero ninguno estaba ahí, sólo ella y su maldita tristeza, podía sentir los pasos de Alec atrás de ella, la voz de Alec gritando su nombre, pero no se detenía, no lo iba a hacer. Entró a su habitación, y cuando quiso cerrar la puerta, el pie de Alec se lo impidió, Jessica de acostó en su cama a llorar, sabía que Alec estaba ahí, pero tampoco le importó.

—Jessica... —Alec se sentó en la cama y acarició el cabello de Jessica con cuidado, ésta se levantó alterada.

—¡LÁRGATE DE AQUÍ! —gritó empujándolo—¡VETE CON TU PROMETIDA! —le pegó en el pecho.

—¡LÁRGATE DE AQUÍ! —gritó empujándolo—¡VETE CON TU PROMETIDA! —le pegó en el pecho

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

—Jessica, deja que te explique... —Jessica indignada se secó las lágrimas.

—No tienes que explicarme nada —lo miró con enojo—. No eres nada para mi, no significas nada para mi —Alec bajo la mirada—. Así como yo no significo nada para ti, lárgate —estiró su brazo a la puerta.

—Jessica no me hagas esto —susurró tocando sus hombros—. Sólo escúchame —suplicó.

—No tengo nada que oír que venga de ti —suspiró cerrando los ojos, llenos de rabia—. Ahora lárgate —volvió a señalar la puerta.

—Claro que sí —Alec cerró la puerta.

—¡LÁRGATE YA! —Jessica volvió a estallar, y volvieron a salir lágrimas de sus ojos—. Sólo hazlo.

—Quiero hablar sobre nosotros —Alec susurró.

—No hay nosotros, tú mataste lo nuestro, eso es todo —Alec la ignoró.

—No es verdad —acarició su hombro—. Eres sobrina de Valentine, la Clave no lo aprobaría, me gustas, y mucho pero... —Alec suspiró—. Esto es peligroso, podrían matarnos, los sentimientos son una distra... —no pudo continuar porque la oji-verde lo había besado.

—Esto es el fin de cualquier cosa que tú y yo tenemos o teníamos —y dicho esto, salió enojada sin saber a dónde iba, aún triste, con la mirada baja, agachándola cada que veía a alguien.

—Esto es el fin de cualquier cosa que tú y yo tenemos o teníamos —y dicho esto, salió enojada sin saber a dónde iba, aún triste, con la mirada baja, agachándola cada que veía a alguien

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Dangerous | Alec Lightwood ➰ (Editando)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora